Tiger Woods observa el trofeo

Tiger Woods observa el trofeo Reuters

Golf TOUR CHAMPIONSHIP

Tiger Woods resurge de sus cenizas: vuelve a ganar un torneo cinco años después

Tiger Woods ganó este domingo el Tour Championship, su primer torneo en cinco años, en lo que supone la confirmación del regreso desde los infiernos de uno de los mayores deportistas de todos los tiempos y el golfista más relevante de los últimos 20 años. El estadounidense vuelve a sonreír sobre un campo de golf, ya que la última vez fue en el 2013. 

Han pasado 1.897 días y 48 torneos disputados entre medias en los que el 'Tigre' peleaba por volver a ser el que fue. Un calvario de lesiones y problemas personales hicieron caer al mito a lo más profundo, pero el 2018 parece ser el año de su resurgimiento. 

Su recuperación estaba siendo larga y parecía que nunca iba a llegar. Pero tal era su deseo que lo imposible se hizo realidad en la última jornada de la temporada en el circuito estadounidense. Tiger ganó el play-off final de la FedEx Cup y el inglés Justin Rose se llevó el cheque de 10 millones de dólares al mejor de la temporada en el PGA Tour, premio que también estuvo a punto de cazar el 'Tigre'. 

Tiger Woods celebra un golpe

Tiger Woods celebra un golpe Reuters

La emoción de una leyenda del deporte

"Estoy muy emocionado. Es increíble pensar que he ganado. Ha sido un camino duro, difícil. He tenido que parar muchas veces para juntar otra vez las piezas. Ha sido un progreso constante", afirmó Woods con tono nervioso. "Me ha costado no llorar en el último putt. Los jugadores saben lo especial que es, saben por lo que he pasado", añadió tras lograr el campeonato. 

Al finalizar el último golpe, las lagrimas brotaron de los ojos del estadounidense, todos los presentes celebraron el último éxito del jugador, que ya lo celebra todo el mundo del golf. Tiger se impuso con 11 golpes bajo par, dos de ventaja sobre Billy Horschel y cuatro sobre Dustin Johnson, con Jon Rahm en undécimo lugar.