Semedo, jugador del Villarreal.

Semedo, jugador del Villarreal.

1ª División

La víctima de Semedo: “Me puso la pistola en la sien, la montó y me dijo: ‘Te voy a matar’”

El jugador del Villarreal, que fue detenido el martes, lo amenazó y estuvo a punto de cortarle un meñique. El agredido huyó en un descuido y reconoce que le llegaron a disparar. 

La víctima de Rubén Semedo le ha contado a la Policía todo lo ocurrido en la noche del 11 de febrero, cuando fue secuestrado y amenazado de muerte por el futbolista, un primo de este y un tercero que aún no ha sido localizado. El jugador del Villarreal fue detenido por presuntamente atar, golpear y retener a un individuo, y ha sido acusado de un intento de homicidio, lesiones, amenazas, tenencia ilícita de armas y robo con violencia.

La víctima, según ha contado a la Policía, acudió con el coche del futbolista al chalé para el cumpleaños de su hija. Pero, en realidad, fue citado allí para otra cosa. Tras dejar el coche, el futbolista lo recibió con un palo de golf y su primo y un tercero con bates de béisbol. Le golpearon, lo ataron de pies y manos y, mientras le seguían haciendo daño, Semedo le habría enseñado unas balas diciéndole que “tenían su nombre”. Después de eso montó el arma, se la colocó en la cabeza y le dijo: “Te voy a matar”.

Pero la cosa no quedó ahí. Poco después, le colocó un dedo meñique en un plástico y situó ahí un cuchillo. Entonces, le dijo a la víctima que le dijera dónde vivía la persona que le había robado los 5.000 euros. En teoría, ese sería el motivo del secuestro. Después, fue metido en un cuarto sin luz atado de manos y piernas.

La víctima le entregó a Semedo y a sus acompañantes las llaves de su casa y les dijo que les llevaría al lugar donde se encontraba la persona que le debía el dinero. Improvisó una dirección y se dirigió allí. Entonces, escapó y llegó a oír cómo lo disparaban. Después cogió un segundo juego de llaves de su casa y acudió a ella. Vio que le habían robado una fuerte suma de cantidad de dinero y su colección de relojes de lujo.

La Guardia civil encontró en casa de Semedo los bates de béisbol, el palo de golf y las cuerdas con las que lo ataron. También la pistola y sangre en en garaje.

El jugador, tras este incidente, se ha metido un lío con consecuencias todavía por dilucidarse. Llegó al Villarreal este verano por 15 millones de euros procedente del Sporting de Lisboa y tan solo ha jugado cinco en el ‘Submarino amarillo’ presuntamente por una lesión. A pesar de reunir todas las condiciones para ser un gran jugador, ha tenido numerosos problemas fuera de los terrenos de juego.

El 27 de enero, el jugador fue detenido por la Policía presuntamente por un delito de amenazas. Entonces, le habría puesto una pistola a un individuo en una discoteca a altas horas de la madrugada. La Fiscalía pidió dos años de prisión para el futbolista por encañonar la pistola a las 8:30 horas de la mañana y por resistirse a abandonar el local.

Su otro incidente fue romperle presuntamente una botella a otro individuo a las 7:30 horas de la mañana. En esa ocasión, le habría dicho a la persona que lo acompañara a su coche para darle una camiseta del Villarreal y, en ese momento, le habría golpeado con la botella en la cabeza. ¿Qué será lo próximo? Eso está por ver. Lo cierto es que Semedo no ha dejado de meterse en jaleos desde que llegó desde el Sporting de Lisboa.

Semedo, presentación y revisión médica con el Villarreal