Dani Ceballos celebra uno de sus dos goles al Alavés.

Dani Ceballos celebra uno de sus dos goles al Alavés. REUTERS

1ª División SEXTA JORNADA DE LIGA

Dani Ceballos ejerce de bombero en Mendizorroza y regala tres puntos al Madrid

El andaluz, en su primer partido como titular con los blancos, marcó los dos goles del equipo de Zidane en un partido trampa ante el Alavés (1-2). 

Solo diez minutos tardó Dani Ceballos en demostrar su valía como jugador del Real Madrid. Fue el tiempo que tardó en marcar su primer gol con el club blanco. Lo hacía en su primer partido como titular. Y, lejos de conformarse con ello, marcó otro más tarde. Fue la tarde del sevillano en un partido más complicado para el Madrid de lo que podía parecer. [Narración y estadísticas: Alavés 1-2 Real Madrid] [Resultados de fútbol]

El joven jugador andaluz aprovechó al máximo su oportunidad. Condenado ya por muchos críticos, que le veían como un futbolista desaprovechado por los pocos minutos que va a tener, lo que hizo Ceballos fue callar a unos y otros. También Zidane, que le sacó en Vitoria dándole el papel de Modric, tan imposible de igualar. Y el mago Dani, sensación de la sub-21 veraniega, no solo cumplió: brilló. 

Además de jugar un muy buen partido, presentándose en sociedad con su ya conocida mezcla de esfuerzo y calidad y buscando el balón en todo el momento, sin esconderse, Ceballos se desató como goleador. Él marcó los dos tantos blancos y evitó otro tropiezo. Porque el Madrid, claramente superior, no quiso evitar esos sustos que tan habituales suele tener. El Alavés llegó a rematar dos veces al palo, ambas ocasiones de Pedraza, en el tramo final del partido. Bien es verdad que Cristiano también se había golpeado otras dos veces con la madera.

Ante el problema del gol (el Madrid tuvo otra vez muchísimas ocasiones y falló todas menos dos), irrumpió Ceballos, que en 43 minutos marcó los mismos goles que todo el año pasado con el Betis. No es que la mayor característica del andaluz sea el gol, pero en Mendizorroza se emborrachó.

Y sus goles, además, fueron vitales. Y con el aire en contra. Ceballos apareció cuando más lo necesitaba el Madrid. Primero, en el inicio del encuentro, dejando sin opción los sustos que después llegaron. Luchando en el área cogió un balón y disparó raso entre tanta pierna, sorprendiendo incluso a compañeros.

Más tarde, y después de un empate previo de Manu García con un portentoso cabezazo a pase de Munir, reapareció Dani Ceballos para apagar el fuego que se podía crear. El exbético no dio tiempo ni a que se propagaran las llamas. Fue también bombero. Aprovechó un mal despeje de Pacheco y también de forma precisa colocó el balón en la portería entre tanto defensa.

Fue mejor el Madrid, pero volvió a dejar una sensación intermedia. El Alavés, que no había marcado en toda la Liga, le marcó un gol. Los blancos volvieron a crear ocasiones y se chocaron otra vez ante sus fallos de cara a la portería. Dejaron abierto el partido y cerca estuvieron los vascos de crear un susto.

Lo importante para los de Zidane es que se llevaron los tres puntos de un encuentro que acabó por ser más trampa de lo que podía parecer. Estos partidos también se encuentran en una Liga y lo mejor para los blancos es que salieron con vida. La victoria fue, casi al 100%, gracias a Ceballos, que fue el que hizo lo que más se busca en el fútbol: el gol que tanto se le resiste al Madrid.

Ficha Técnica

Deportivo Alavés: Pacheco, Vigaray (Alexis Ruano), Maripán, Ely, Duarte, Daniel Torres, Manu García, Medrán, Burgui (Pedraza), Ibai Gómez (Rubén Sobrino) y Munir. 

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Ramos, Nacho, Casemiro, Ceballos (Marcos Llorente), Isco (Borja Mayoral), Lucas Vázquez, Marco Asensio y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1 Dani Ceballos (10'). 1-1 Manu García (40'). 1-2 Dani Ceballos (43'). 

Árbitro: Undiano Mallenco (comité navarro). Amonestó a Vigaray, Ely, Medrán, Manu García y Daniel Torres (Alavés) y Carvajal y Nacho (Real Madrid). 

Estadio de Mendizorroza. Sexta jornada de Liga. 19.159 espectadores.