Cristiano Ronaldo, en un partido con Portugal.

Cristiano Ronaldo, en un partido con Portugal.

Mundial QUEDAN 15 DÍAS PARA RUSIA 2018

Análisis de Portugal, rival de España en la primera fase: Cristiano, ante la repetición de otro milagro

Aquél gol de Éder en Saint Denis... La gloria, en el fútbol, llega a menudo por caminos inesperados. Que se lo digan a Portugal, cuyo héroe fue un jugador menor, más protagonista por los memes que protagonizaba que por sus actuaciones futbolísticas, y que además no estará ni en este Mundial. La selección lusa, actual campeona de Europa, llega con el mismo cartel, lejos de las favoritas, con el que se presentó en Francia 2016. Allí ganó, pero los milagros en el fútbol es muy difícil que se mantengan en el tiempo.

Con Cristiano Ronaldo a la cabeza (el jugador del Real Madrid disputará su cuarto Mundial), Portugal busca en Rusia no atropellar su corona de campeón continental y luchar hasta, al menos, cuartos de final. El sorteo y los cruces animan a pensar que a esa ronda se puede llegar, pese a que el equipo del que dispone no está entre los ocho mejores del mundo. Su plantilla se basa en jugadores que no ayudan al optimismo, venidos a menos, acompañados por experimentados ya en este torneo (Rui Patricio, Pepe, Moutinho o Quaresma) y jóvenes con muy buena pinta (Bernardo Silva o Gonzalo Guedes). Por supuesto, al frente de todo ello está Cristiano, santo y seña de la selección.

El bloque que ganó la Eurocopa tiene algún cambio, pero varias ausencias fueron aún más notorias que las nuevas entradas. Además del mencionado Éder, al Mundial no van André Gomes, que paga su pésimo nivel en Barcelona, y Nani, un clásico de la Portugal de la última década. Cancelo, ex del Valencia, y Nélson Semedo, del Barcelona, también lo verán por la televisión. 

Fernando Santos, seleccionador de Portugal, manteado en la Eurocopa 2016.

Fernando Santos, seleccionador de Portugal, manteado en la Eurocopa 2016. Reuters

Además, nota Portugal el descalabro del Sporting de Lisboa este año, que se estrelló en todas las competiciones con una importante brecha dentro del club. Este equipo fue el que más jugadores aportaba a la Portugal campeona de Europa 2016 y ahora se limita a llevar a cuatro. De los 23 de Fernando Santos, el técnico con el que se alcanzó la gloria, solo seis militan en la liga portuguesa. 

El trabajo de Portugal ya está hecho. Esta selección consiguió algo histórico hace dos años al ganar la Eurocopa y lograr así un título que no consiguió ni la Portugal de Eusebio ni la de Futre ni la de Figo. Con su debut en el Mundial ante España (15 de junio), los lusos deben obligatoriamente quedar en segunda posición, porque ser eliminados a la primera de cambio por detrás de Marruecos (20 de junio) e Irán (25 de junio) sí sería un fracaso mayúsculo. En octavos, el duelo puede ser ante Uruguay, Egipto o Rusia, tampoco selecciones a su nivel.

PUNTOS DÉBILES Y FUERTES

Portugal tiene una clara descompensación de líneas, con un portero, Rui Patricio, impecable en la última Eurocopa, pero ya lejos del primer nivel; una defensa que sigue comandada por Pepe, y eso dice mucho; un centro del campo al que le falta coger galones; y un ataque que depende mucho de Cristiano Ronaldo, que en principio jugará de '9'. En la parte positiva, la posición de no ser favorita, igual que en Francia 2016, y una experiencia en este tipo de torneos, que se vio muy bien en la última Eurocopa, superando cualquier adversidad, siendo un equipo indestructible.

ESTRELLA: CRISTIANO RONALDO

Con el jugador del Real Madrid, en otro verano más pendiente de su futuro, Portugal es imprevisible, porque dependerá del estado del mejor jugador del mundo para mostrar un nivel aceptable. Si Cristiano está como en los últimos tiempos en el Madrid, la selección lusa puede llegar lejos. Pero eso resulta ahora muy difícil y más viendo un equipo limitado a su alrededor. Si Portugal llegara a, por ejemplo, unas semifinales, será porque Ronaldo está bien, lo que le convertiría en un jugador aún más legendario.

Cristiano Ronaldo besa el trofeo de la Eurocopa.

Cristiano Ronaldo besa el trofeo de la Eurocopa. REUTERS

Cristiano no solo lidera a Portugal como equipo futbolístico. Es un líder en la concentración, capaz de superar momentos adversos. Portugal es él. Y así se entiende que este país ganara la Eurocopa y Cristiano consiguiera lo que todavía no logra Messi: ser decisivo en su país, empujar a un equipo entero que, además de pelear contra selecciones más difíciles de las que lo hace Argentina, es capaz de ganar algo con su país.

CONVOCATORIA

Porteros: Rui Patrício (Sporting), Anthony Lopes (Lyon) y Beto (Goztepe).

Defensas: Bruno Alves (Rangers), Cédric Soares (Southampton), José Fonte (Dalian Yifang), Mário Rui (Nápoles), Pepe (Besiktas), Raphael Guerreiro (Dortmund), Ricardo Pereira (Oporto) y Rúben Dias (Benfica).

Centrocampistas: Adrien Silva (Leicester), Bruno Fernandes (Sporting), João Mário (West Ham), João Moutinho (Mónaco), Manuel Fernandes (Lokomotiv) y William Carvalho (Sporting).

Delanteros: André Silva (Milan), Bernardo Silva (Manchester City), Cristiano Ronaldo (Real Madrid), Gelson Martins (Sporting), Gonçalo Guedes (Valencia) y Ricardo Quaresma (Besiktas).