Iniesta celebra un gol con sus compañeros.

Iniesta celebra un gol con sus compañeros. EFE

Mundial

¿Cómo desatascar el conflicto para que España vaya al Mundial?

Una reunión a tres partes entre el Gobierno, la FIFA y la Federación tras las Navidades podría resolver el conflicto. La otra posibilidad es que Juan Luis Larrea, actual presidente en funciones, llegue a un acuerdo con el Ejecutivo.

Noticias relacionadas

La FIFA ha amenazado a España con dejarla sin ir al Mundial de Rusia por injerencias del Gobierno en el ‘caso Villar’. Esa es la noticia, lo básico, lo que el máximo organismo regidor del fútbol internacional le comunicó a la Real Federación Española de Fútbol en una carta. ¿La razón? La repetición de elecciones promovida por el CSD (Consejo Superior de Deportes) y la resolución favorable del TAD (Tribunal de Arbitraje Deportivo) a que se celebren dichos comicios supone, según ellos, la intromisión de terceros.


Que estos dos organismos (CSD y TAD) hayan intervenido está prohibido según el artículo 13 de los estatutos de la FIFA: “Cada miembro debe administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en estos asuntos”. Y, esta vez, la convocatoria de elecciones, que permite acabar definitivamente con la etapa de Ángel María Villar, ha sido promovida desde fuera de la Federación.

Ángel M. Villar

Ángel M. Villar Moeh Atitar


Juan Luis Larrea, actual presidente en funciones, tenía pensado cumplir su mandato hasta 2020, pero desde el CSD se ha presionado para que se repitieran las elecciones. Una situación anómala de la que tuvo conocimiento la FIFA durante el sorteo del Mundial de Rusia 2018. Entonces, tanto la FIFA como la UEFA “mostraron su preocupación por la situación (…) y manifestaron su más firme interés en desplazarse a España y mantener, lo antes posible, una reunión con las más altas instancias deportivas” para conocer ampliamente el tema, según reconoce la propia Federación en un comunicado.


Desde la Federación, tras aquellas conversaciones, informaron al Gobierno de la preocupación del máximo organismo del fútbol mundial y, este viernes, le recordaron que su intención es que todo vuelva a la normalidad y que la selección acuda al Mundial. Eso sí, el organismo presidido por Juan Luis Larrea le recuerda al ejecutivo que el ente “ha aceptado los estatutos de la FIFA y la UEFA y que está obligado a cumplirlos”.


¿CÓMO SE SOLUCIONA EL PROBLEMA?


La primera y más factible forma de que se desatasque la situación es una reunión entre las tres partes que podría tener lugar después de Navidades, según confirmó el CSD este viernes. La FIFA ya comunicó su intención y su disposición para hablar con la Federación Española de Fútbol y el Gobierno para entender el conflicto en toda su amplitud. Por tanto, ambos podrían sentarse y llegar a un acuerdo para que España acuda al Mundial y el ‘caso Villar’ siga su curso tal y como lo ha hecho hasta ahora.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA.


La otra opción también pasa por una reunión entre la Federación y el Gobierno. En este caso, el ejecutivo tendría que ceder para que la RFEF decidiera su futuro de forma autónoma. Que decidiera si finalmente celebra elecciones y que fijara los plazos, o bien que optara por otra opción. En cualquiera de los casos, desde el Gobierno han insistido en que la selección acudirá a Rusia 2018. El propio Rajoy, desde Bruselas, así lo ha ratificado: “No contemplo la expulsión, España va a estar en el Mundial y lo va a ganar”.


Esta segunda manera de solucionar el conflicto se asemeja a lo que ocurrió en 2008. Entonces, una orden ministerial de 2007 establecía que las federaciones que no se clasificaran para los Juegos Olímpicos de Pekín (como le ocurrió a la selección de fútbol) tendrían que celebrar elecciones antes de agosto. Sin embargo, Ángel María Villar decidió convocarlas tras el verano. La FIFA amenazó entonces también a España con dejarla fuera de la Euro de 2008 si no dejaba al presidente de la Federación elegir su calendario y el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero cedió ante las exigencias de Joseph Blatter (expresidente del organismo internacional).


De una u otra forma, nadie en la Federación cree que España se vaya a quedar fuera del Mundial, según fuentes consultadas por EL ESPAÑOL. El conflicto, no obstante, está por resolverse. Algo que es bastante común, pues en noviembre, la FIFA también atentó con dejar a Perú fuera de la cita de este verano si el proyecto de ley impulsado por la fujimorista Paloma Noceda se hacía con el control de la Federación peruana (esto podría haber metido a Italia en el Mundial). Finalmente, aquello no salió adelante y Perú estará en Rusia. ¿Y España? Dependerá de lo rápido con que se resuelva el conflicto. Pero lo hará, seguro.