José Ramón Lete, en el CSD.

José Ramón Lete, en el CSD.

Mundial

El CSD busca fecha para reunirse con la FIFA y la Federación

El Consejo Superior de Deportes quiere solucionar el problema y que España pueda ir al Mundial. 

Noticias relacionadas

La reunión entre representantes de la FIFA y de la UEFA con el gobierno español para abordar la situación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para la que todavía no hay fecha concreta, se celebrará probablemente después de las fiestas navideñas.



El Consejo Superior de Deportes (CSD) estudia cuándo podrá reunirse con los delegados de ambos organismos, después de haber recibido una carta de Juan Luis Larrea -presidente de la RFEF por la suspensión temporal de Ángel María Villar-, en la que el primero trasladó al secretario de Estado, José Ramón Lete, el interés de ambas federaciones por tratar el tema con el gobierno español.



La carta de Larrea llegó hace dos días al CSD, organismo que confirmó a EFE la disposición del Ejecutivo de dialogar con los representantes de la FIFA y de la UEFA, organizaciones con las que "comparte la línea de buen gobierno haciendo cumplir la ley".



La RFEF confirmó este viernes el deseo de la FIFA y de la UEFA de dialogar con el gobierno español sobre la RFEF, ya que durante las últimas elecciones, en las que Villar fue reelegido el pasado 22 de mayo, la Federación recurrió judicialmente la orden ministerial que regula los procesos electorales de todas las federaciones y ha obtenido un fallo favorable parcialmente.



Las discrepancias también entre ambos organismos sobre el reglamento electoral, en aspectos como la representación de los estamentos en la Asamblea y la moción de censura, que es el punto estimado parcialmente por la Audiencia Nacional, retrasaron la elección del presidente hasta la pasada primavera.



Según la normativa del ministerio de Educación, Cultura y Deporte español debía haber sido antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, ya que el fútbol no clasificó ningún equipo para éstos.



La FIFA determina en sus Estatutos que sus federaciones miembros deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no haya injerencia de terceros en sus asuntos, y este incumplimiento ha acarreado suspensiones como las que dictó el año pasado sobre Kuwait y Benín y anteriormente sobre países como El Salvador, Nigeria, Belice o Togo.



La RFEF lleva desde el 25 de julio con Ángel Villar suspendido temporalmente como presidente después de que éste fuera detenido en las diligencias previas de la "Operación Soule", acusado por la Audiencia Nacional de los delitos de administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.



La suspensión de Villar fue decidida de forma unánime por la Comisión Directiva del CSD, cuyo presidente también pidió al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que revisara su decisión de archivar las denuncias sobre posibles irregularidades en las últimas elecciones, denunciadas con los nuevos datos desvelados en el sumario del caso.



El TAD admitió el recurso de Lete y consideró que las elecciones deberían repetirse, aunque pidió un dictamen al Consejo de Estado, que todavía no se ha pronunciado.



Durante este proceso, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, ha promovido una moción de censura contra Villar, cuya votación está prevista para el 16 de enero.



Rubiales ha recurrido a la Comisión Electoral esta fecha con la pretensión de que se adelante la votación, mientras que Villar ha pedido que se suspenda, igual que ha hecho con su suspensión temporal en la justicia ordinaria, de momento rechazada como medida cautelar.