Colegiados del videoarbitraje frente a televisiones.

Colegiados del videoarbitraje frente a televisiones.

Fútbol Internacional

De gol anulado a penalti pitado: el videoarbitraje ya es decisivo en finales

Ocurrió en la Supercopa holandesa. El árbitro se 'comió' un penalti en favor del Vitesse y en la jugada siguiente marcó el Feyenoord. Al usar el VAR, marcó la pena máxima, anulando todo lo que había pasado después.

Noticias relacionadas

El fútbol se debe acostumbrar ya a los nuevos tiempos. El videoarbitraje (VAR) llegó para quedarse y todos los equipos deben saber que será un elemento más de un partido. O, por lo menos, aquellos conjuntos que disputan competiciones que ya instauraron el VAR. En España tendremos que seguir esperando, ya que ni Liga ni Copa lo tendrán, pero en otros países lo usan. Y resulta decisivo.

Es lo que ocurrió en la Supercopa holandesa que este sábado disputaron el Feyenoord (campeón de Liga) y el Vitesse (campeón de Copa) en el campo del primero en Rotterdam. Los locales iban ganando por 1-0 esta final a partido único gracias a un tempranero gol de Toornstra. El encuentro transcurría con total normalidad hasta que llegaron los minutos claves.

En el 54', El Ahmadi, del Feyenoord, cometía un penalti sobre Matavz, del Vitesse. El colegiado entendió que no lo era y dejó seguir el juego. El equipo local organizó un contraataque y 20 segundos después de la posible pena máxima, el Feyenoord marcaba gracias a un gol de Jorgensen.

Pero todo lo que había ocurrido en ese pequeño espacio de tiempo no había valido para nada. El árbitro anuló el tanto de Jorgensen al considerar que estaba en fuera de juego y tuvo que tirar de VAR para aclarar sus dudas. ¿Cuál fue la sorpresa? El colegiado rectificó y pitó el penalti que había ocurrido al principio. En resumen, se pasó de un penalti no pitado a un gol anulado a, finalmente, la pena máxima. Todo gracias al VAR.

Esto era al fin y al cabo lo que aportaba el videoarbitraje: una modificación de las reglas hasta ahora conocidas. Muchas veces el fútbol ha vivido momentos en los que había varias polémicas juntas. Ahora, con el VAR, se va al inicio de la duda y, aunque hayan pasado minutos y ocurrieran cosas relevantes (como un gol) entre medias, se hace justicia.

Esta decisión tan importante, ya que se pasa de un teórico 2-0 a un 1-1 (el Vitesse marcó el penalti), es la primera que ocurre en un gran partido de fútbol, una final, aunque la Supercopa holandesa sea un trofeo menor. Finalmente, el título se lo llevó el Feyenoord tras ganar en la tanda de penaltis (4-2) después de que el encuentro acabara 1-1.