Los jugadores del Sevilla celebran el gol ante el Valladolid

Los jugadores del Sevilla celebran el gol ante el Valladolid EFE

Fútbol VALLADOLID 0-1 SEVILLA

El Sevilla gana al Valladolid y supera en la clasificación al Atlético de Madrid

Banega le dio a su equipo los tres puntos con un penalti que tuvo que ser repetido en la primera parte. 

El Sevilla ganó en el estadio José Zorrilla (0-1) con un penalti que obligó a repetir el árbitro y que en primera instancia fue detenido por Jordi Masip, pero, en el segundo lanzamiento, el argentino Éver Banega no perdonó con un gran tiro a una escuadra totalmente imparable. [Narración y estadísticas: Valladolid 0-1 Sevilla]

El Real Valladolid salió con la intención de mantener su condición de invicto en casa y buscó el área visitante desde el primer minuto, pero el Sevilla no se dejó amedrentar y mostró empuje, lo que no solo frenó las ganas de los locales, sino que les concedió el control del esférico.

En el minuto 9, Nolito logró internarse en el área blanquivioleta y, si bien su disparo fue detenido por Masip, el VAR determinó que se cometió penalti sobre el jugador del cuadro andaluz, que se encargó de lanzar Benega. Su disparo fue detenido por Masip.

Pero de nuevo entró el VAR en acción y, al comprobar que el portero del Real Valladolid se había adelantado, el colegiado ordenó repetir el lanzamiento y entonces Banega no falló, con un disparo a una escuadra imposible de detener que significó el 0-1 en el minuto 12.

Ese tanto derivó en un mayor control por parte del Sevilla, que se mostró más compacto en defensa y más organizado en ataque, lo que no solo impedía que los locales se encontraran cómodos en su propio campo, sino que evidenciaba la claridad de ideas del conjunto andaluz.

Los de Sergio González no renunciaron a sorprender al Sevilla y, en una buena jugada, Guardiola estuvo a punto de equilibrar el resultado, pero, tras hacer un recorte, su disparo fue desviado por Jordán. Sólo un minuto después fue Sandro el que, tras un centro de Hervías, estrelló el balón en un palo.

Pero los de Lopetegui llegaban siempre con peligro al área blanquivioleta y, al borde del descanso, Nolito disfrutó de una clarísima ocasión, que desaprovechó, de manera inexplicable, con un mal disparo en el uno contra uno ante Masip.

Tras el descanso, el Sevilla dejó claro su objetivo de amarrar la victoria, pero fue Hervías, en un saque de falta, el que a punto estuvo de anotar para el Real Valladolid con un potente disparo que fue despejado por Vaclik.

El cuadro blanquivioleta lo intentaba, pero se topaba con un rival perfectamente plantado y muy sabio en el control del balón.

Sergio González y Julen Lopetegu comenzaron a mover el banquillo, pero el guión no cambió y ninguno de los dos equipos fue capaz de modificar el resultado, por lo que el Sevilla pudo amarrar el triunfo para seguir manteniéndose en la parte alta de la clasificación.