El fútbol femenino español va a la huelga

El fútbol femenino español va a la huelga EFE

Fútbol FÚTBOL FEMENINO

El derecho a ser madre: el protocolo de embarazo, clave en la huelga del fútbol femenino

La maternidad es uno de los puntos calientes en la negociación que ahora está roto, así como la cláusula de parcialidad y el salario mínimo.

Ángela Castañeda Paula Villafranca

Noticias relacionadas

La Primera Iberdrola afronta la sexta huelga de la historia del fútbol español. En la reunión en la que han estado presentes 250 jugadoras y 218 de ellas se han mostrado a favor del parón en señal de protesta. Un 93% de apoyo a la huelga indefinida después de un año de negociaciones y de hasta 18 reuniones con la patronal (los clubes).

Hay dos claros bandos. Por un lado, los sindicatos (UGT, Futbolistas ON y AFE) y por el otro, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

La AFE ya ha iniciado todos los trámites tras anunciar su decisión al SIMA (Servicio Interestatal de Mediación y Arbitraje). Después, llegará el anuncio oficial de la huelga tras informar al CSD y al Ministerio. Este proceso podría alargarse hasta un total de quince días, por lo que se espere que esta semana y la próxima se juegue con normalidad.

El fútbol femenino español, en huelga

Negociaciones frustradas

Un año de conversaciones entre las partes, 18 reuniones y un desenlace traumático después de no poder llegar a un acuerdo. Las distintas posiciones se tradujeron en irreconciliables luego de la cumbre que tuvo lugar la pasada semana. "Teníamos que tomar medidas más drásticas, solo con negociar no ha sido suficiente. En este momento del fútbol femenino debemos buscar un futuro mejor", dijo la jugadora del Athletic, y portavoz de las futbolistas, Ainhoa Tirapu.

"Hemos rebajado algunas líneas rojas. Ya no podemos ser inactivas y no luchar por nuestros derechos", añadió Tirapu tras anunciar la convocatoria de la huelga. Este parón llega precisamente en el mejor momento del fútbol femenino en España. El Mundial de Francia fue todo un éxito y la actuación de las pupilas de Jorge Vilda enganchó a todo el país. Un seguimiento brutal que llegó después de que se batiesen récords de asistencia en estadios como San Mamés o el Wanda Metropolitano en la 2018/2019.

Sin embargo, tal y como ha dicho el presidente de la AFE David Aganzo, hay que abogar por un convenio colectivo lo antes posible "digno de igualdad". "A todos se nos llena la boca con las cosas positivas, muchas están disputando Mundiales, pero hace falta también una mejora en sus condiciones, que se les reconozca lo que hacen. En el siglo XXI, la mujer se merece un respeto", señaló.

David Aganzo, presidente de la AFE

David Aganzo, presidente de la AFE EFE

"Llevamos 18 reuniones con idas y venidas, pero la realidad es que las futbolistas necesitan un convenio digno para que se reconozcan sus derechos laborales. Son futbolistas las 24 horas del día", afirmó un David Aganzo que dejó claro una de las máximas de la Constitución Española en cuanto a las obligaciones, pero también los derechos que gozan los ciudadanos: "Llevan muchos años jugando y llevan uno o dos años cotizando. Deben tener derechos igual que obligaciones".

¿Qué buscan las futbolistas?

Hay varios puntos calientes en la negociación del convenio colectivo. Del salario mínimo a las vacaciones, pasando por el embarazo o el protocolo contra el acoso. La primera petición es la de la duración de la jornada. Los clubes ofrecen una jornada mínima de 20 horas a la semana, esto es media jornada, mientras que los sindicatos rebajaron ya su solicitud inicial a las 30 horas.

Las jugadoras se quejan, con razón, de que ellas son futbolistas a tiempo completo. "Aceptamos un 75% de parcialidad para llegar a un acuerdo. Entendimos que podíamos rebajarnos en ese aspecto, pero el acuerdo no ha sido posible. Solo nos ofrecen el 50%", dijo Tirapu.

La cláusula de parcialidad, que incluye tanto la jornada laboral como el salario, es una de las líneas rojas que han roto las negociaciones. Las jugadoras piden cobrar 20.000 euros brutos al año para una jornada de 40 horas a la semana. Pero la patronal tan solo ofrece 13.000. 

Las futbolistas de Primera División

Las futbolistas de Primera División

Esto también incluye a las profesionales con contrato a media jornada, para las que se solicitan 12.000 euros anuales asegurados, estos es un 75% del salario mínimo a tiempo completo sobre el que pueden llegar a un acuerdo, 16.000. En relación con el salario se encuentra su revisión. Las futbolistas quieren pactar un incremento para todas las retribuciones y conceptos salariales equivalente a un 10 por ciento anual.

Otros de los puntos que preocupa a las jugadoras son la inclusión del protocolo para la prevención y actuación contra el acoso, así como en el protocolo de embarazo, maternidad y lactancia aportado por AFE. Se exige que se incluyan ayudas a la maternidad de 600 euros.

Protocolo de embarazo

Este protocolo de embarazo fue presentado por la AFE el pasado mes de febrero. Desde el organismo se recomienda en primer lugar la "adaptación de las condiciones y/o del tiempo de entrenamientos y cualquier otra actividad que desarrolle en el club habitualmente". En segundo término: "La realización temporal de funciones compatibles con su estado dentro del mismo club".

El procedimiento a seguir será que el club informe a su plantilla al completo de la existencia de estos pasos a seguir que sirven para velar por su seguridad y bienestar en caso de embarazo y lactancia.

Otras propuestas

Vigencia: se propone que sea de un año, con carácter retroactivo, desde el 1 de julio de 2019 al 30 de junio de 2020.

Plus de antigüedad: por cada dos años que una futbolista permanezca en un mismo club y con importe equivalente al 5% del salario mínimo fijado en este convenio o el fijado en su caso en contrato.

Complemento salarial por Incapacidad Temporal, sea cual sea la contingencia, al cien por cien del salario durante todo el periodo de baja.

Vacaciones: 30 días naturales de los cuales 21 días de vacaciones de verano serían consecutivos, manteniendo los días de descanso adicionales en Navidad igual, que en el convenio colectivo masculino.

Cobertura a través de una póliza de seguros de las contingencias de muerte o incapacidad permanente que le impida desarrollar la actividad de futbolista por importe de 60.000 euros en caso de muerte y 90.000 en caso de incapacidad permanente en sus grados de total, absoluta o gran invalidez.

[Más información: Las futbolistas españolas amenazan con llevar la huelga "hasta el final": no harán más concesiones]