Judit Romano con su recién nacida

Judit Romano con su recién nacida

Fútbol FÚTBOL FEMENINO

Judit Romano da una lección de conciliación: cómo ser árbitra y madre a la vez

La colegiada se encuentra en la Ciudad del fútbol de Las Rozas con su recién nacida de menos de tres meses.

Noticias relacionadas

La árbitra asistente Judit Romano de Segunda División se ha convertido en todo un ejemplo de conciliación. Hace apenas tres meses, dio a luz a su hija, un hecho que dificultaba su presencia en seminario de pretemporada del Comité Técnico de Árbitros (CTA).

No obstante, la colegiada ha tomado la decisión de lidiar con ambos y asistir con la recién nacida. Por ello, estos días se encuentra concentrada en la Ciudad del fútbol de Las Rozas. Romano ha explicado su vuelta al trabajo tras el parto: "A los dos meses ya estaba realizando entrenamiento específico, duro y dirigido a volver a la competición cuanto antes".

Además, reconoce la ayuda que ha recibido por parte del Comité: "Todo lo que han hecho el CTA desde el día 1 que les dije que estaba embarazada ha sido excelente, incluso mejor de lo que esperaba".

"He tenido la gratísima sorpresa de que me invitaran a traer mi bebé al seminario, porque son conscientes de que es un bebé muy pequeñito de menos de tres meses y necesita el contacto con su madre y la lactancia materna", agregó.

Cambio de mentalidad

Por último, Judit Romano aseguró que la sociedad "ha cambiado" y "lo que antes era raro ahora es más natural y normal". "El cambio de mentalidad no va a ser de la noche a la mañana, pero poco a poco, si todos somos iguales y si hacemos las cosas bien, el que trabaje bien llegará. Independientemente de otras diferencias de género que no tienen cabida en el arbitraje", concluyó.

[Más información en: Megan Rapinoe: "Hay que trabajar para que las niñas sepan que ser jugadora es una opción"]