La selección española de fútbol femenino celebra el gol de Lucí García en el Mundial de Francia 2019

La selección española de fútbol femenino celebra el gol de Lucí García en el Mundial de Francia 2019 EFE

Fútbol ESPAÑA 3-1 SUDÁFRICA

España remonta ante Sudáfrica y empieza con buen pie el Mundial femenino de Francia

Jenni Hermoso por partida doble y Lucía García dieron la vuelta al marcador en la segunda parte después del tanto inicial de las africanas.

Jorge Vilda apostó por un once de gala en el que la estrella Irene Paredes destacaba en defensa, así como Vicky Losada en la medular y en punta Jenni Hermoso. El seleccionador eligió a Sandra Paños bajo los tres palos en lugar de por la portera del Atlético de Madrid, Lola Gallardo. La apuesta le salió bien al seleccionador, que movió ficha en el descanso para conseguir la victoria final. [Narración y estadísticas: España 3-1 Sudáfrica]

España tuvo la primera en el minuto 3. Volcadas en ataque desde el pitido inicial, Jenni Hermoso casi la emboca pudiendo haber significado la primera para la Selección, pero habría que esperar para ver el primer gol del partido. Mapi León tuvo la mejor minutos después. Corría el minuto 11 de partido cuando la futbolista del Barcelona cobró un lanzamiento de falta que se fue alto por muy poco. También de libre directo llegó la primera para Sudáfrica. Un toque en la barrera casi dio un disgusto a Paños.

Las españolas dominaban, pero fue Sudafrica la que se puso por delante en el marcador. Carrera prácticamente en solitario por la banda izquierda de Kgatlana, que encontró a una compañera para despistar a la defensa rival para acabar colocando el esférico en la escuadra de la portería defendida por Sandra Paños en el 25' de la primera mitad, en un tanto en el que parece que la guardameta pudo hacer mucho más. Ya en la previa del encuentro aseguraban desde el combinado nacional español que no se fiaban de la '11' de Sudáfrica y es que era desde las botas de Kgatlana cuando las africanas crearon peligro.

España - Sudáfrica

España - Sudáfrica REUTERS

La Selección continuó dominando. La iniciativa era de las pupilas de Jorge Vidal, aunque sus mejores ocasiones siempre llegaron a jugadas a balón parado. Este control del tiempo de España se contrapuso con la fuerza física, el juego más duro y la idea clara de las jugadoras de Sudáfrica. Cuando el encuentro se iba al descanso, un disparo lejano de Marta Corredera a punto estuvo de convertirse en el tanto del empate. La selección española mandó así un aviso: no habían dicho su última palabra.

Revolución al descanso

Jorge Vilda movió ficha al descanso. Amanda Sampedro y Vicky Losada dejaron su sitio a Lucía García y Aitana Bonmatí. Cambios también sobre la pizarra, con intercambio en las bandas para intentar dar la vuelta al marcador. Surtió su efecto con un trallazo a la madera de Jenni Hermoso, pero Mariona se durmió y no pudo hacer bueno el rechace. España siguió achuchando y fue Lucía García la que tuvo la siguiente, aunque su disparo se fue muy desviado.

El tiempo de descanso sentó muy bien a la selección española. Su superioridad continuó y lejos de venirse abajo por esas ocasiones desaprovechadas, continuaron yéndose arriba. Eso provocó que pasados los 20 minutos de la segunda mitad, Sudáfrica cometiese un penalti por mano que acabó transformando Jenni Hermoso. Comenzó entonces un nuevo partido con casi 25 minutos todavía por disputarse. El mejor momento de España llegó con el chute que supuso este gol desde los once metros.

Oportunidad para Nahikari. La heroína de la pasada final de la Copa de la Reina para la Real Sociedad ingresó en el terreno de juego y el efecto fue inmediato. La Selección volvió a perforar la malla rival, pero el tanto de Virgina Torrecilla fue anulado por fuera de juego, que lo era. Minutos después se confirmó la remontada otra vez desde el punto de penalti. El VAR fue ahora protagonista, desde donde avisaron a la colegiada quien tras ver las imágenes decretó la pena máxima sobre Lucí. Jenni Hermoso no falló y España se puso 2-1 en el 82'.

Hasta el final

'Jugar, luchar y ganar' es el lema de la Selección en el Mundial de Francia 2019. Una lucha hasta el final que acabó con el tercer y definitivo gol de España, obra de Lucía García. Jorge Vilda acertó con los cambios y la '17' se quedó sola para marcar a placer y dar así la primera victoria en el torneo internacional a una Selección que puede soñar con lo más alto.