El Real Madrid, campeón de Europa por decimotercera vez.

El Real Madrid, campeón de Europa por decimotercera vez. REUTERS

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

La revolución del fútbol: del nuevo Mundial a la Superliga

El deporte rey evoluciona y lo hace de la mano de la FIFA y de la UEFA, que miran al futuro con un movimiento continuo de modernización.

La historia del fútbol tal y como se conoce cambio en mayo de 2015. Una investigación liderada por el FBI destapaba que importantes nombres del mundo del balompié habían sobornado, cometido fraude y lavado dinero. La corrupción empañaba el nombre de este deporte y con el caso comenzaron a caer importantes personalidades hasta ese momento.

Blatter o Platini fueron solo algunas de las cabezas que rodaron en el conocido como FIFAGate. Este supuso un punto de inflexión. Savia 'nueva' en los puestos de poder del fútbol y una promesa: un paso adelante en la modernización de este deporte. ¿Cómo? Bien actualizando o bien creando novedosas competiciones tanto a nivel de selecciones como a nivel de clubes.

La FIFA fue la primera en dar un paso adelante. En febrero de 2016, Gianni Infantino se convirtió en el presidente del estamento, dejando así su cargo como Secretario General de la UEFA. El suizo tenía primero que acabar con la alargada sombra de Joseph Blatter y dar la imagen de transparencia que el organismo necesita para contar con el apoyo y confianza de todos.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en rueda de prensa tras el Congreso

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en rueda de prensa tras el Congreso Cristobal Herrera EFE

Infantino comenzó así una etapa de trabajo duro y de propuestas para dejar la etapa anterior en el pasado. Para ello planeó un cambio en el formato del Mundial. Más equipos, la idea inicial es de 40 selecciones nacionales, como ya impulsase en su día con una Eurocopa de 24 combinados. Se espera que en Catar 2022 ya se haya implantado el aumento, lo que es seguro es que será una realidad en la Copa del Mundo del 2026 (Estados Unidos - Canadá - México).

La FIFA no solo ha querido dar un nuevo impulso al fútbol a nivel de selecciones, sino también para los equipos y todo ello con el Mundial de Clubes como actor principal. Durante dos semanas y media, los 24 mejores conjuntos del planeta -mismo número que en una Eurocopa- se enfrentarán por el cetro mundial. Así se dirá adiós al actual torneo, en el que se ven las caras los mejores clubes de cada Confederación, así como un representante del país anfitrión.

Este nuevo Mundial de Clubes se disputará cada cuatro años, una fórmula para no disminuir la importancia de la Champions League. En lo que respecta a los equipos españoles, Real Madrid y Atlético ya estarían clasificados al haber ganado la máxima competición continental el primero en 2018 y el segundo la Europa League. El año previsto para su puesta de largo es el 2021.

De la Copa de Europa a la Superliga

Don Santiago Bernabéu y el prestigioso medio L'Équipe crearon una competición que reunía a los campeones de los diferentes países del Viejo Continente en 1955. Después de casi cuarenta años, en 1992, la Copa de Europa dio paso a un nuevo campeonato bajo el sobrenombre de Champions League. Con el paso del tiempo, otro cambio llega para modificar el gran torneo a nivel de clubes.

La UEFA, con Ceferin a la cabeza, está negociando una competición alternativa. Se conocería como Superliga. Con este campeonato se intenta que el fútbol al más alto nivel se ponga a la par con otras ligas como la NFL o la NBA. El gran problema es la oposición de las ligas nacionales, que ven peligrar su habitual formato. Se podría jugar los fines de semana y en ella estarían integrados los mejores 16 equipos de Europa.

La tecnología se abre paso

La primera inmersión en las nuevas tecnologías fue, precisamente, la denominada como 'tecnología del gol'. Tanto en la Confederaciones del año 2014 como en el Mundial de Brasil de 2014 se utilizó para saber cuándo el balón rebasaba la línea de gol, para así acabar con los llamados 'goles fantasmas'.

Skomina, en el VAR durante el PSG - Manchester United de la Champions

Skomina, en el VAR durante el PSG - Manchester United de la Champions Reuters

El VAR fue el siguiente paso adelante. Este ya está plenamente implantado en ligas como la española, pero también en la Copa del Rey o la Champions League. En el pasado Mundial de Rusia 2018 fue todo un éxito, aunque en España y en Europa los resultados no siempre han sido los deseados.

La siguiente novedad está llamada a ser una pantalla que llevará el propio árbitro en su brazo mientras dirige un encuentro. Así podrá ver las diferentes acciones polémicas en primera persona cuando así lo desee y dejará también de acudir a la banda para revisar las jugadas a debate.

El fútbol también es de mujeres

El fútbol femenino ha sido dando pasos pequeños pero continuos en los últimos años. Pese a que se deberían dar de gigante, lo cierto es que el camino a la igualdad es más complicado y duro de lo que, realmente, debería ser. Las mujeres cada vez son más visibles. Futbolistas como la brasileña Marta se ha llegado a meter en las listas de las más influyentes de su país. Ella fue la primera gran estrella, pero no la última.

En EEUU, tanto los clubes como la selección tienen una legión de seguidores, mientras que en Europa la Women's Champions League reúne a algunas de las mejores futbolistas del mundo. Uno de los grandes pasos fue la entrega del Balón de Oro femenino, aunque en la última gala hubiese un capítulo para olvidar con la famosa petición del DJ a Ada Hegerberg de hacer twerking.

En lo que respecta a España. El paso adelante a nivel social es toda una realidad incuestionable. El pasado fin de semana se batió el récord de asistencia, con más de 60.000 aficionados en el Wanda Metropolitano, en un Atlético de Madrid - Barcelona. La imagen del estadio rojiblanco ha dado la vuelta al mundo, pero lo que de verdad preocupa a las futbolistas es la firma del convenio colectivo. Un convenio con el que se espera mejorar las condiciones de las jugadoras en España.

Caso español

A lo largo de la presente temporada si ha habido un tema a debate es el de jugar un partido de La Liga fuera de las fronteras españolas. El Real Madrid se negó a jugar en Miami, pero Barcelona y Girona creyeron que era una gran oportunidad y aceptaron la propuesta de Javier Tebas. Aunque finalmente, el encuentro no se disputó y el presidente de LaLiga sigue con su empeño para la próxima temporada.

Si Tebas no ha conseguido el objetivo, quien sí lo ha hecho es Luis Rubiales. Si ya el pasado año la Supercopa de España se disputó en Marruecos, ahora la nueva propuesta es crear una especie de Final Four con los mejores equipos de la temporada -campeones y subcampeones de Liga y Copa-. La nueva Supercopa de Rubiales, con un formato más atractivo, es el particular caso de (r)evolución del fútbol español.

[Más información: De la Champions a la Superliga: los 16 equipos y el nuevo formato para 2024]