Los jugadores del Reus en un entrenamiento. Foto: Twitter (@cfreusdeportiu)

Los jugadores del Reus en un entrenamiento. Foto: Twitter (@cfreusdeportiu)

Fútbol SEGUNDA DIVISIÓN

El filial del Reus amenaza con tomar medidas drásticas si no cobran en dos días

A pesar de la llegada de los nuevos dueños, los jugadores del B llevan casi seis meses sin cobrar y ponen el 22 de febrero como fecha límite.

Noticias relacionadas

Los integrantes de la plantilla del CF Reus B Cambrils -filial del Reus de Segunda División- ante la gravísima situación que llevan viviendo varios meses, a través de la AFE han dado un comunicado en el que expresan su malestar. En dicho escrito hay 16 puntos en los que explican de forma clara las mentiras de Joan Oliver y de los nuevos propietarios.

Comenzaron expresando su "malestar con el antiguo accionista por su lamentable gestión del club". Hasta este comunicado "la plantilla no ha querido hacer público su malestar", pero creen que se ha llegado a "una situación insostenible", ya que llevan varios meses de mentiras en los que solo han tenido una reunión con Joan Oliver que les aseguró que el club estaba vendido y que pronto estarían todos al corriente de pago. Esto ocurrió antes de acabar el año 2018 y "era totalmente mentira".

Han afirmado que con la nueva propiedad están "en la misma situación". Se han reunido en más de una ocasión con Clifton Onolfo y ante la falta de soluciones, muchos jugadores pidieron salir en el pasado mercado invernal, ante lo que recibieron una respuesta negativa. En otra reunión, el día 6 de febrero, alegaron "problemas de documentación" como motivo para no pagarles y se acordó que se haría la siguiente semana.

Todavía no hay soluciones

A día 14 de febrero revelaron que tenían ya las cuentas bancarias en su poder, pero se sigue en la misma situación y los jugadores y el cuerpo técnico no han cobrado. Han querido expresar la mala situación que ha vivido un equipo que en muchas ocasiones ha tenido que entrenar con 8 futbolistas algo que hace "imposible preparar un partido". A pesar de ello han seguido compitiendo y se encuentran séptimos en la clasificación de su grupo.

Ante todos estos hechos han tomado la decisión junto al cuerpo técnico de que si el 22 de febrero no tienen "constancia justificada" de que se "han ingresado todas las nóminas pendientes", la plantilla "no descarta tomar cualquier medida drástica" en defensa de sus intereses.

[Más información: Los trabajadores del Reus se pronuncian: "Llevamos cinco meses sin cobrar"]