Morata, en rueda de prensa.

Morata, en rueda de prensa. EFE

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

Morata, el gran olvidado de Luis Enrique en la Selección pese a su vuelta

El pasado mes de junio, cuando Julen Lopetegui dio la lista de los 23 convocados para disputar el Mundial de Rusia, Álvaro Morata fue una de las grandes ausencias. El delantero del Chelsea no vivió su mejor temporada y eso le privó de estar en la cita mundialista. Con la marcha del técnico vasco, el parche circunstancial de Hierro y la llegada definitiva de Luis Enrique, Morata parecía tenerlas de nuevo todas consigo, más aún tras ser convocado para los dos partidos ante Inglaterra y Croacia, dos encuentros que acabaron con victoria para la Selección pero que el delantero español vio desde el banquillo.

Morata no disfrutó de ningún minuto ni en el 1-2 ante el conjunto de Southgate ni de la goleada (6-0) ante la reciente subcampeona del mundo. ¿El motivo? Desde su llegada Luis Enrique ha apostado por una revolución en la que los más noveles están cogiendo galones. Pasó con Saúl, desaparecido en Rusia y protagonista esta semana con dos goles. También con Ceballos, secundario en el Real Madrid y que busca redimirse de la mano de Luis Enrique. Y pasó con Rodrigo, que fue titular en Londres, donde marcó, y Elche y que, por ahora, le ha ganado la partida a Morata en la punta de ataque.

La competencia no termina ahí, ya que Iago Aspas también ha contado con el beneplácito de Luis Enrique. El gallego jugó más de una hora ante Inglaterra y también podría ser una competencia directa de Morata como jugador más adelantado. Además está Diego Costa, que se ausentó de la convocatoria a última hora por su reciente paternidad y que en el pasado Mundial alcanzó su mejor nivel con la Selección.

Casi un año sin jugar con España

Morata se enfrenta pues a un nuevo bache con el equipo nacional. El del Chelsea no sabe lo que es vestirse de corto con España desde noviembre de 2017, cuando el entonces equipo de Lopetegui se enfrentó a Costa Rica en un amistoso, en una victoria (5-0) en la que contribuyó el propio Morata con el 2-0.

Aun así Morata se muestra esperanzado, y pese a vivir un "verano jodido" tras no ser convocado para el Mundial, espera que con Luis Enrique la historia cambie y vuelva a ganar protagonismo con la camiseta rojigualda.