Jaime Latre acude al VAR para revisar una jugada del Real Madrid - Getafe

Jaime Latre acude al VAR para revisar una jugada del Real Madrid - Getafe Reuters

Fútbol LA LIGA

El VAR cambia el modo de ver el fútbol

El VAR ya es una realidad que está cambiando el mundo del fútbol. El sistema del videoarbitraje se usa en cuatro casos: goles, penaltis, rojas directas y confusiones de identidad. Sólo interviene en errores muy claros, incontestables o en situaciones que resulten decisivas. Además, el VAR no rearbitra, solo aconseja al árbitro de turno, quien es el que tiene la última palabra. 

Con estas premisas, en España se ha comenzado a utilizar a partir de esta temporada. El primer partido en el que se usó fue en la Supercopa de España. Nada más comenzar el partido, el Sevilla marcó pero el árbitro lo anuló por fuera de juego. Enseguida, el VAR avisó al colegiado de su error. Este rectificó y dio validez al tanto.

Después de este encuentro, este sistema se ha estado utilizando en los 29 partidos de Liga que se han disputado hasta la fecha. Con el parón de selecciones el VAR descansará por lo que es un buen momento para analizar los resultados que ha cosechado.

La sala del VAR en el FC Barcelona - Alavés

La sala del VAR en el FC Barcelona - Alavés

Todo un éxito

En los 29 partidos en los que ha estado presente, los resultados del VAR han dejado 364 incidentes chequeados, diez revisiones, de las cuales tres han sido en el monitor, y otras diez rectificaciones: siete goles, dos penaltis y una confusión de identidad.

Además, desde que se utiliza el VAR, las tarjetas amarillas han disminuido: una media de 4,34 en estas tres primeras jornadas -no se registraba una media menor desde la temporada 1991/1992-. Tan solo hay que ver las decisiones que ha tomado en el comienzo liguero.

Decisiones más justas

En cada acción en la que ha entrado el VAR se ha hecho justicia. El último ejemplo fue el pasado fin de semana en el estadio Santiago Bernabéu. Benzema marcó y el colegiado lo anuló por una supuesta falta del francés. Unos instantes después, Jaime Latre fue avisado de un posible error y decidió acudir al monitor a revisar la jugada. Después de verla, corrigió su decisión y dio validez al tanto.

En esa misma jornada, en Mendizorroza se vivió un ejemplo de que el VAR puede cambiar el destino de un partido. Se usó en el penalti que propició el 0-1 de Baptistao y también en un gol de Sergio García tras el descanso que fue anulado por fuera de juego y habría supuesto el 0-2. Se hizo justicia y el equipo vasco terminó remontando el encuentro.

Así fue el gol del Valladolid al Barcelona en el descuento que anuló el VAR

Así fue el gol del Valladolid al Barcelona en el descuento que anuló el VAR

Lo mismo pasó en la segunda jornada en el José Zorrilla. El Valladolid empató el partido en los minutos finales. Mientras los pucelanos celebraban, los jugadores del Barça protestaron un posible fuera de juego y el colegiado esperó indicaciones del VAR. Finalmente, se vio que Keko estaba adelantado y se anuló el gol. Sin el VAR, el conjunto catalán habría perdido dos puntos por una injusticia.

Una visión diferente del fútbol

El uso del videoarbitraje durante las primeras tres jornadas de Liga ha dado mucho que hablar y en muchas ocasiones ha cambiado la actitud tanto de jugadores como de aficionados. Desde no protestar un gol anulado por un ajustado fuera de juego hasta no simular una agresión o un penalti que no es.

Pero aún así, el VAR tiene sus detractores. Los últimos han sido Luis Suárez y Machín. El delantero del Barça aseguró que no le gustaba esperar para celebrar un gol mientras que el técnico del Sevilla fue muy duro en la rueda de prensa después del derbi ante el Betis

"Es mejor que arbitren en el 'BAR' y tomándose unas cañas. Pensaba que el criterio del árbitro había sido correcto, pero lo acabo de ver repetido y es una clara agresión del portero. Era penalti", aseguró en referencia a la expulsión de Roque Mesa.

Pese a las quejas de unos pocos, el VAR sí que está funcionando y está convirtiendo al fútbol en un deporte más justo, como se está viendo esta temporada en la competición doméstica. Eso sí, parece difícil que la polémica termine por desaparecer.