La lluvia de peliches en el estadio del Feyenoord.

La lluvia de peliches en el estadio del Feyenoord.

Fútbol EREDIVISE

Una lluvia de peluches inunda el partido entre Feyenoord y el Excelsior

Noticias relacionadas

Estos gestos hay que aplaudirlos siempre, ya que son los que engrandecen el fútbol. El pasado domingo, en la segunda jornada de la Eredivise de Holanda, Feyenoord y Excelsior protagonizaron uno de los partidos del fin de semana. Y no por el resultado, sino por la sensacional iniciativa que tuvieron ambos equipos, un homenaje de los locales a los más pequeños y una lluvia de peluches del equipo visitante que fue una de las imágenes de la jornada en Holanda.

Durante el Día del Niño en Holanda, el Feyenoord invita cada año a los jóvenes hospitalizados en el centro de salud de Rotterdam, una entrañable tradición de la que la afición del Excelsior quiso formar parte. Lo hizo con el lanzamiento de cientos de peluches en el minuto 19 de partido a la zona donde se encontraban los más pequeños, toda una lluvia solidaria que habla de la grandeza de los dos equipos.

Ovacionados por todo el Stadion Feijenoord, los niños no pudieron ocultar su felicidad y asombro por el inesperado regalo. Y es que aunque esta escena se suela repetir año tras año siempre toca la vena sensible a cualquier aficionado.

Primera victoria del Feyenoord

En lo más puramente deportivo el Feyenoord se impuso al Excelsior en la segunda jornada de la Eredivise por un claro 3-0. El ex del Manchester United Robin Van Persie abrió el marcador en el minuto 17 tras un disparo cruzado dentro del área. Ya en la segunda mitad Jerry Juste puso el segundo tras una gran maniobra dentro del área que culminó con un fuerte disparo con la derecha. Van der Heijden cerró el marcador a pocos minutos del final con un sensacional remate de tacón.