Semedo entra en los juzgados.

Semedo entra en los juzgados.

Fútbol

Rubén Semedo, futbolista del Villarreal, seguirá en la cárcel por su "peligrosidad"

Está investigado por tentativa de homicidio, lesiones, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, robo con violencia y amenazas.

La Audiencia de Valencia ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el futbolista portugués Rubén Semedo y ha confirmado su situación de prisión provisional sin fianza en un auto en el que se destaca la "peligrosidad" del jugador y el riesgo de que atente contra los bienes jurídicos de la víctima.

El futbolista del Villarreal, de 23 años, es investigado por tentativa de homicidio, lesiones, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, robo con violencia y amenazas por los hechos sucedidos el 11 de febrero cuando, acompañado por otras dos personas, agredieron a un conocido suyo en su domicilio.

En los fundamentos jurídicos el auto, hecho público este lunes por el Tribunal Superior de Justicia valenciano, recoge que para adoptar esta resolución se tiene en cuenta, además de la declaración de la víctima, las imágenes captadas por las cámaras de dos estaciones de servicio, las de la comunidad de propietarios de la vivienda del denunciante o el informe de urgencias del Hospital Clínico en relación con las lesiones padecidas por el denunciante.

Igualmente, se ha tenido en cuenta el hecho de que en el registro domiciliario de la vivienda del investigado se interviniera la pistola y tramos de cuerda con rastros de sangre así como un bate de béisbol y un palo de golf similares a los descritos por el perjudicado en su declaración policial.

Además de los indicios de criminalidad y los fines perseguidos por el acusado que aprecia el tribunal, unido al testimonio de particulares, la Audiencia agrega que desestima el recurso contra la prisión provisional del jugador para evitar que este pueda atentar nuevamente contra bienes jurídicos de la víctima.

Semedo, encarcelado desde el pasado mes de febrero por esos hechos, también se vio inmerso en otras causas judiciales por las que fue arrestado por un presunto delito de amenazas y maltrato en una discoteca en noviembre del año pasado y que se resolvió con un acuerdo extrajudicial.