Semedo entra en los juzgados.

Semedo entra en los juzgados.

1ª División

Semedo tendrá otro juicio: botellazo al salir de la discoteca

El defensa del Villarreal irá a una vista por un delito leve de lesiones en un local de ocio el 24 de abril. Está en prisión provisional por robar, retener y atar a un hombre.

Noticias relacionadas

A Rubén Semedo se le acumulan los líos fuera de los terrenos de juego. Si no tenía suficiente con estar en prisión de forma provisional, el defensa del Villarreal (23 años) tendrá que comparecer ante el juez el próximo 24 de abril por un delito leve de lesiones: propinó un botellazo a un joven a la salida de una discoteca. Así lo ha revelado Las Provincias, donde también se cuenta que la víctima agredida por el futbolista no necesitó de un tratamiento médico posterior debido al golpe.

La agresión tuvo lugar en octubre de 2017, alrededor de las seis de la mañana. No se sabe por qué el futbolista portugués reaccionó de forma agresiva. Sí que no es el primer incidente de este tipo en el que se ve involucrado, ya que la Fiscalía pide dos años de prisión para Semedo por haber amenazado con una pistola al empleado de otra discoteca. "Ahora qué, llama a los de seguridad. Como llames a la policía volveré a por ti", le habría dicho, enseñándole el arma a la salida de un local del que el jugador se habría negado a irse en un primer momento.

Semedo se encuentra en la cárcel al haber participado, supuestamente, en la retención de un hombre al que el deportista y otras dos personas habrían intimidado con una pistola, agredido y robado. Perteneciente, además, al círculo de amistades del integrante del Villarreal. Todo habría ocurrido en el chalé del propio Semedo.

Según contó la víctima de este incidente (mucho más grave a nivel judicial) a la policía, habría acudido engañado a la casa de Semedo. Pensaba que allí se celebraba un cumpleaños y lo que le esperaba allí era su anfitrión con un palo de golf. Acompañado de su primo y un tercero, armados con bates de béisbol. Todos ellos le habrían golpeado y atado de manos y pies. Además, Semedo habría amenazado al hombre con matarle, colocándole una pistola en la cabeza y diciéndole que unas balas llevaban su nombre.

El secuestro tuvo lugar para intentar averiguar la identidad de una persona que había robado 5.000 euros a Semedo. Tras ser metido en un cuarto sin luz todavía atado, la víctima entregó las llaves de su casa a sus tres captores y prometió llevarles hasta el ladrón. Así fue como pudo escapar, aunque al llegar a su casa descubrió que le habían sido sustraídos una gran cantidad de dinero y su colección de relojes de lujo.

Semedo llegó el pasado verano al Villarreal por 14 millones de euros, procedente del Sporting de Portugal. Sin embargo, sólo ha disputado cinco partidos con su equipo en lo que va de curso: las lesiones y sus problemas extradeportivos le han impedido hacerse un hueco en las filas castellonenses.