Iniesta marca en el último minuto en Stamford Bridge y clasifica a su equipo para la final de la Champions.

Iniesta marca en el último minuto en Stamford Bridge y clasifica a su equipo para la final de la Champions.

Fútbol

Iniesta, un gol en el Bridge y otros nueve momentos inolvidables en el Barcelona

El centrocampista manchego ha anunciado su adiós en una rueda de prensa tras ganar la Copa del Rey y antes de levantar la Liga. Repasamos su carrera como azulgrana. 

Noticias relacionadas

Al final del camino, cuando el recorrido llega a su fin, desaparecen los momentos, pierden nitidez, pero los pasos siguen sepultados ahí para que sirvan de guía. Una pisada, otra y otra más. Nada acaba con lo vivido durante el trayecto. Y Andrés. O Don Andrés. O, simplemente, Iniesta. Él, en definitiva, lo sabe. Deja Barcelona, cambia de ciudad, de fútbol y de camiseta. Cierra una etapa para iniciar otra. Pero los fogonazos perduran. O, mejor dicho, lo harán. En EL ESPAÑOL repasamos los 10 momentos que nunca nadie podrá borrar.

DEBUT

Iniesta se estrenó con el Barcelona en el Infantil B el 6 de octubre de 1996, pero su debut en el primer equipo fue en 2002. El conjunto azulgrana ya había conseguido la clasificación matemática para octavos de final de la Champions League y Louis Van Gaal, entonces entrenador culé, decidió dar la alternativa a varios canteranos. Entre ellos, Tortolero, Sergio García, David Sánchez y Andrés. El manchego compareció en la quinta jornada de la Copa de Europa con el '34' a la espalda frente al Brujas (0-1) y a sus 18 años. “Me encontré muy cómodo ese día. Viajamos muchos del B. Es el sueño de cualquiera y le doy las gracias al míster. Entrenaba con ellos desde el principio de temporada y creo que jugué un buen partido”, reconoció posteriormente en una entrevista.

Iniesta debuta con el Barcelona contra el Brujas en el quinto partido de la fase de grupos de la Champions.

Iniesta debuta con el Barcelona contra el Brujas en el quinto partido de la fase de grupos de la Champions.


SU PRIMERA LIGA


El manchego firmó su primer contrato como azulgrana el 18 de noviembre de 2004 con una cláusula de 60 millones de euros. Entonces, Joan Laporta era el presidente culé. Pues bien, el 14 de mayo de 2005, con Frank Rijkaard en el banquillo, se proclamó campeón de Liga tras un empate entre Levante y Barcelona (1-1). Aquella temporada, jugó un total de 46 partidos entre todas las competiciones (37 de ellos en el torneo nacional), marcó dos goles y dio cinco asistencias. Ya era importante. Acababa de llegar, pero su influencia en el juego del equipo era total y absoluta.


SU PRIMERA CHAMPIONS LEAGUE


Aquel día, Andrés merecía ser titular. Sin embargo, Rijkaard decidió dejarlo en el banquillo. Y él se enfadó, como cuenta en su biografía. No le sentó bien. Sin embargo, saltó al césped en la segunda mitad y junto a otros dos suplentes (Larsson y Belletti) le dieron la vuelta al encuentro. De hecho, el brasileño marcó el gol del triunfo sobre el Arsenal (1-2). Fue la primera vez que levantó la Copa de Europa. Después lo haría en otras tres ocasiones.

Iniesta levanta la Champions junto a Puyol.

Iniesta levanta la Champions junto a Puyol.

CAPITÁN DEL BARCELONA

Iniesta se puso por primera vez el brazalete de capitán el día de Reyes de 2009. Aquella noche, el Barcelona se impuso al Atlético de Madrid en la Copa del Rey (1-3) con un hat-trick de Messi. Antes, ya había debutado con la selección (el 27 de mayo de 2006 contra Rusia en la preparación del Mundial de Alemania). Lo convocó Luis Aragonés. El ‘Sabio’ tuvo buen ojo. A la postre, Andrés se convertiría en uno de los jugadores más determinantes en el conjunto azulgrana y también en la selección.


GOLEADA EN EL BERNABÉU


Fue uno de los grandes días de Iniesta. “El partido perfecto”, según reconoció Xavi. El Barcelona, en la primera temporada de Guardiola, llegó al Bernabéu necesitado. Tenía que ganar. Estaba a cuatro puntos del Real Madrid a falta de cinco jornadas para el final del campeonato. Es decir, una victoria lo llevaría a 7 y una derrota a 1. El conjunto culé, por tanto, tenía que ganar. ¡Y vaya si lo hizo! Henry y Puyol remontaron el gol previo del Madrid. Después, los blancos volverían a nivelar el encuentro hasta el 2-2 y desde entonces los azulgrana fueron una apisonadora hasta terminar el choque 2-6.


‘INIESTAZO’ EN STAMFORD BRIDGE


6 de mayo de 2009. Ese día ha quedado grabado en letras de oro en la biografía de Iniesta y también en la del fútbol. Último minuto. Stamford Bridge. Messi la pone atrás, aparece Andrés y le pega directa a la escuadra. “Le di con mi alma”, reconoció posteriormente. El balón se cuela y el Barcelona se mete en la final de la Champions (1-1). A la postre, acabarían ganando la Copa de Europa. Ahí estaba él. Cuando nadie quería tirar, cuando las piernas temblaban, cuando los nervios no cedían territorio a la calma, apareció él.

Andrés Iniesta marca en Stamford Bridge en la Champions contra el Chelsea


SEXTETE


Iniesta, junto a Xavi y Busquets, fue el el arquitecto del mejor Barcelona de la historia, del equipo que consiguió ganar seis títulos el 19 de diciembre de 2009. Al triplete de la temporada 2008/09 se le unieron la Supercopa de Europa y de España, y el Mundial de Clubes. Aquel día, incluso, con remontada y prórrogas incluidas. Se adelantó el conjunto argentino con un tanto de Mauro Boselli en el minuto 36. Después, Pedro forzó el tiempo extra a dos minutos del final y Messi anotó el tanto de la victoria en el 109. El Barça deslumbró al planeta fútbol. Y él, sí, él estaba allí.

Iniesta, junto a Messi y Xavi con las seis copas del Sextete.

Iniesta, junto a Messi y Xavi con las seis copas del Sextete.


A UN ESCALÓN DEL BALÓN DE ORO


Es, quizás, una de las mayores injusticias de la historia del fútbol -de hecho, esta misma semana France Football ha pedido perdón-. Xavi e Iniesta tuvieron que llevarse aquel Balón de Oro. Habían ganado el Mundial. Sin embargo, se lo llevó Messi. Pero el manchego fue segundo. Estuvo sólo a un paso de ser, después de Luis Suárez, el segundo español en ganar tan prestigioso trofeo. No pudo hacerlo. No dependía de él. Pero se retira tras haberlo ganado todo y ser condecorado como el mejor de Europa por la UEFA con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo (2011), como Premio Princesa de Asturias a la selección española tras el Mundial e hijo predilecto de Fuentealbilla (2009) y adoptivo de Albacete (2010).

Iniesta, nombrado segundo mejor jugador del mundo, posa junto a Messi (ganador del Balón de Oro) y Xavi (tercero).

Iniesta, nombrado segundo mejor jugador del mundo, posa junto a Messi (ganador del Balón de Oro) y Xavi (tercero).


SU ÚLTIMA CHAMPIONS LEAGUE


El manchego se irá del Barcelona sin haber ganado la que creía que iba a ser su última Champions League. La eliminación contra la Roma le dolió especialmente. Por eso, su último gran recuerdo en Europa fue la final contra la Juventus de 2015 (1-3). Allí, levantó la ‘Orejona’. Rakitic marcó al inicio del partido, Morata lo hizo posteriormente y Suárez y Neymar sentenciaron el encuentro, que fue a parar a manos culés. Pero a rueda de prensa, tras el partido, salió él. El capitán del Barcelona compareció tranquilo, contento y esperando que llegara otra más. Finalmente, se marcha sin haberlo conseguido.

Iniesta posa junto a Xavi. Gana su cuarta Champions y última con el Barcelona.  Su equipo gana (1-3) a la Juventus.

Iniesta posa junto a Xavi. Gana su cuarta Champions y última con el Barcelona. Su equipo gana (1-3) a la Juventus.


DESPEDIDA

El adiós definitivo se podría situar en la sala de prensa del Camp Nou. Allí, Iniesta anunció su decisión de marcharse del club esta temporada, de dejar el fútbol de élite. Sin embargo, su despedida tendrá (y ha tenido) varios escenarios. El pasado fin de semana, en la final de la Copa del Rey, entre lágrimas, sentado en el banquillo tras recibir la ovación de su respetable (y del 'enemigo', el Sevilla). Este domingo, cuando podría ganar la Liga frente al Deportivo, y su última tarde en el Camp Nou contra la Real Sociedad. Ese día será el último de la era de Don Andrés. Suerte, hasta siempre y gracias.