El secretario general de la UEFA es la alternativa europea a Michel Platini.

El secretario general de la UEFA es la alternativa europea a Michel Platini. Denis Balibouse Reuters

Fútbol ELECCIONES FIFA

Infantino, el candidato sorpresa

Congelada la candidatura de Platini, la UEFA se pone en manos de su secretario general por si el francés no resulta exculpado.

Diego González

La FIFA, organismo rector del fútbol mundial, cerró este lunes el plazo para presentar candidatos a su presidencia. Hubo presentaciones de última hora. Gianni Infantino será el aspirante que represente a la UEFA, el máximo ente del fútbol en Europa. El secretario general de la organización es conocido por presentar los torneos de la Champions League y aspira ahora a ser el que dirija este deporte a escala global. Infantino, al que la UEFA presta su apoyo tras consultar a “federaciones de todo el mundo”, según el comunicado de la asociación, “posee todas las cualidades necesarias” para “en un momento crucial que afecta al juego y a la propia FIFA, afrontar los cambios para restaurar la credibilidad e integridad de la FIFA”.

Este apoyo se produce tras la congelación de la candidatura de Michel Platini, presidente de la entidad. El francés se encuentra en un periodo de suspensión de 90 días mientras se estudia si recibió fraudulentamente, como defiende el comité de ética de la FIFA, 1,8 millones de euros por parte del ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter. Éste renunció a su puesto tras el caso FIFA Gate, en el que fue acusado de recibir sobornos. Issa Hayatou se convirtió en presidente provisorio a la espera del definitivo en las elecciones el próximo 26 de febrero.

El propio Platini aún podría convertirse en el candidato de la UEFA una vez finalice la suspensión de 90 días a finales de enero. La sanción es susceptible también de alargarse 45 días más y por tanto Platini quedaría definitivamente descartado. A la espera de ello, la UEFA ha otorgado su apoyo a Infantino, el plan B, que ahora debe ser la cara del organismo. Según el rotativo francés L' équipe, Infantino se habría reunido ya con miembros de la Federación Asiática (AFC) en Doha para abordar su candidatura. Una del total de nueve presentadas.

Gianni Infantino. Suiza.

El abogado de origen italiano es especialista en derecho deportivo además de políglota. Habla español, italiano, inglés, francés y alemán. Con 45 años tiene estudios de economía y una gran memoria. Trabajó como secretario general del Centro Internacional para Estudio del Deporte (CIES). También ha sido consultor en distintos organismos del fútbol Europeo pertenecientes a países como España, Italia o Suiza.

Más tarde llegó a la UEFA en 2004 como director del comité de asuntos legales y licencias de clubes. Se convirtió en secretario general de la UEFA en 2009 y ha participado en campañas como la del fair play financiero o el apoyo a las distintas federaciones. Es conocido por ser el encargado de ejecutar los sorteos de la Champions League en sus distintas fases.

Tokio Sexwalle. Sudáfrica.

Colaborador y amigo de Nelson Mandela, fue encarcelado durante 13 años en Robben Island junto al presidente sudafricano como activista en el movimiento en contra del apartheid. En la actualidad es un empresario multimillonario, que también ha ocupado cargos políticos. Tras las elecciones de 1994 se convirtió en el primer ministro de la provincia de Gauteng. Pasó a ser en el año 2009 y hasta 20013 Ministro sudafricano de Asentamientos Humanos.

Líder carismático, con 62 años, ha recibido el apoyo de Blatter para sucederle como presidente de la FIFA. Por su repercusión histórica es uno de los candidatos más célebres de entre los que se han presentado.

David Nahkid. Trinidad y Tobago.

El ex capitán de la selección de Trinidad y Tobago desarrolló su carrera futbolística como centrocampista. Tras jugar durante su etapa universitaria al fútbol en la American University, pasó a ser profesional en diferentes países: Bélgica, Suiza, Grecia, Líbano, Trinidad y Tobago y Estados Unidos.

Jugó para su selección nacional entre 1992 y 2005 y marcó ocho goles en 35 partidos. Algunos de ellos fueron durante la fase de clasificación para el Mundial de Fútbol. Con 51 años ha decidido presentarse a presidente de la FIFA.

Musa Bility. Liberia.

El presidente de la Federación de Fútbol de Liberia ha asegurado al presentarse que África puede reconstruir el cuerpo de gobierno del fútbol mundial. Aseguró ser “un hombre feliz” cuando la FIFA aceptó su candidatura para la presidencia del máximo organismo del fútbol.

"Todos estamos de acuerdo en que el fútbol se enfrenta a un momento difícil y es en los momentos difíciles que los grandes líderes emergen", ha declarado. A pesar de haber solicitado que las elecciones se pospusieran, finalmente ha decidido sumarse a la carrera por la presidencia.

Sheikh Salman. Bahrein.

Con 49 años y a pesar de la oposición de grupos defensores de los derechos humanos, Sheikh Salman logró el apoyo de las cinco Federaciones necesarias para presentar su candidatura. Es el presidente de la Conferencia Asiática de Fútbol (AFC) y también fue presidente de la Federación de Fútbol de Bahrein.

Miembro de la familia real de su país, pertenece a un régimen que en 2011 reprendió duramente las manifestaciones a favor de la democracia. Tiene el apoyo de gran parte de Asia y cuenta entre sus aliados con Al-Ahmed Al Sabah, miembro de la familia real de Kuwait y con gran influencia en el deporte olímpico. Sheikh Salman había respaldado a Platini, hasta que fue suspendido.

Ali bin Al Hussein. Jordania.

Tiene 39 años y es medio hermano del Rey de Jordania. Es presidente de la Federación de Fútbol de Jordania. El jeque fue el único rival que tuvo Blatter este mismo año en las elecciones a presidente de la FIFA. Desde 2011 es su vicepresidente. Se ha presentado a pesar de que cuenta con la reticencia de dos confederaciones americanas, la Conmebol y la CONCACAF.

“Tenemos que recuperar el juego que nos encanta. Tenemos que volver a lo que hace del fútbol el deporte más grande en la Tierra: la esperanza, la dignidad, la excelencia y la oportunidad", dijo durante el discurso donde presentaba su candidatura.

Jerome Champagne. Francia.

El consultor de fútbol internacional fue diplomático francés de 1983 a 1998 y dirigente en la FIFA desde 1999 a 2010. Con 57 años se presenta a Presidente de la FIFA tras haber ocupado distintos cargos dentro de su organigrama a los mandos de Blatter. Algunas de sus propuestas son el acercamiento entre futbolista profesional y jugador aficionado, la mejora de la precaria relación entre jugadores y sus clubs y el equilibrar las diferencias existentes enfre el fútbol europeo y el resto del mundo.

Trabajó en la revista France Football entre 1976 y 1983 y es aficionado del Saint-Étienne. Está en contra de las decisiones a corto plazo y que beneficien individualmente dentro del mundo del fútbol, alegando que hace falta una reforma.

Segun Odegbami. Nigeria.

La Federación de Fútbol de Nigeria ha dado su apoyo al ex futbolista internacional. El nigeriano, de 63 años, es uno de los tres candidatos africanos que se presentan a la presidencia de la FIFA. “África debe jugar un rol importante en el mundo del fútbol”, aseguró cuando anunció su candidatura.

Jugó en la selección nigeriana entre 1976 y 1981 e incluso se proclamó campeón de la Copa de África. Está considerado entre los mejores futbolistas de su país de todos los tiempos. Se le conocía como El matemático por haber estudiado ingeniería. Dentro del campo destacaba por su velocidad y precisión.

Michael Platini. Francia.

Fue Balón de Oro como jugador y uno de los jugadores más célebres en la historia de la selección francesa. Como centrocampista ganó la Copa de Europa y la liga italiana con la Juventus y la Eurocopa con el combinado nacional. El gobierno francés le otorgó el título de caballero de la Legión de Honor.

Se retiró con 32 años y dos años después fue nombrado directivo de la Federación Francesa de Fútbol. Tras el Mundial de 1998 celebrado en Francia pasó a ser vicepresidente de la FIFA. En 2007 ocupa el cargo de presidente de la UEFA, apostando por la universalidad del fútbol. Ahora, acusado por cobro fraudulento, espera que se resuelva su sanción para conocer si puede optar a la presidencia de la FIFA.