EL ESPAÑOL

Golpe de efecto para provocar la dimisión de Joseph Blatter. Coca-Cola y McDonald´s, dos de las multinacionales más poderosas del planeta han pedido la 'cabeza' del presidente de la FIFA. La cadena de comida rápida y la popular bebida han emitido este viernes dos comunicados en los que alertan del grave daño a la reputación de la FIFA tras la apertura de una investigación criminal en Suiza a Blatter.

Las dos compañías desembolsan grandes sumas de dinero para patrocinar las competiciones de la FIFA.