Lance Armstrong tras ganar su séptimo y último Tour de Francia.

Lance Armstrong tras ganar su séptimo y último Tour de Francia.

Ciclismo LANCE ARMSTRONG

Armstrong recupera su fortuna perdida tras su confesión de doping gracias a Uber

Lance Armstrong vio como su vida cambiaba de la noche a la mañana cuando en 2012 la UCI le suspendió de por vida y le quitó los siete Tours de Francia que había conquistado. El excorredor tuvo que hacer frente a una gran cantidad de demandas millonarias que le hicieron tener problemas económicos, que se agrandarían con la pérdida de grandes patrocinios como el de Nike.

En una entrevista en la cadena CNBC ha revelado cómo ha podido superar esos problemas. El estadounidense invirtió en Uber en el año 2009, en los inicios de la compañía, cuando Chris Sacca se lo pidió. La valoración actual de la empresa está en torno a los 120.000 millones de dólares.

El excorredor afirmó que "no sabía ni lo que era Uber" y que él pensaba que invertía "para comprar acciones de Twitter, pero la mayor parte fue a un fondo minúsculo" y con los 100.000 dólares que aportó ahora su participación vale mucho más, aunque no reveló cuanto. 

La salvación de su familia

Armstrong confesó en la entrevista que dicha inversión salvó a su familia y que lo hizo porque conocía a Sacca de trabajar en Twitter y Google y que cuando le dijo que buscaba inversores lo hizo porque "sabía que era un tipo inteligente y con buenos contactos". Años después agradece que le tuviera en cuenta para la empresa y después de pasarlo mal durante muchos años se ha llevado una alegría.

La suerte ha acompañado al estadounidense, que después de perderlo todo en 2012 por el dopaje, ha vuelto a hacerse de oro gracias a una casualidad y a confiar en alguien cuando las cosas le iban bien.

[Más información: Armstrong 'ofrece' uno de sus trofeos a Geraint Thomas tras el robo del suyo]