Simon Yates también supo competir bien contra el crono.

Simon Yates también supo competir bien contra el crono. Giro de Italia

Ciclismo

Yates sobrevive a Dumoulin en la contrarreloj y ve más cerca el Giro

El líder sólo cedió 01'15” en relación al campeón del mundo de la especialidad y tiene su primera grande al alcance si sigue brillando en la montaña.

Todavía quedan cinco etapas para que este Giro de Italia finalice, pero Simon Yates no ceja en su empeño de demostrar que quiere ganarlo más que nadie. El líder de la carrera ya ha solventado el examen más duro que le quedaba por realizar en la Corsa Rosa: la contrarreloj entre Trento y Rovereto. Además, lo ha hecho con nota, ya que ha mantenido la maglia rosa a pesar del buen hacer de Tom Dumoulin, su más inmediato perseguidor en la general, este martes [Así te hemos contado la decimosexta etapa del Giro de Italia].

El vigente campeón, tanto del Giro como contra el crono a nivel mundial, sabía que tenía que darlo todo esta jornada. Pero, aunque lo hizo, no fue suficiente. En primer lugar, no fue el mejor, ya que la victoria del día le correspondió a Rohan Dennis (que se resarció así de su derrota ante Dumoulin en el prólogo de Jerusalén). El australiano fue 22 segundos mejor que el holandés, al que también superó otro gran especialista como Tony Martin (a 14” de Dennis).

En segundo lugar, y lo que es más importante, Dumoulin se encontró con un Yates tan sólido como durante el resto del Giro. Al británico se le veía igual de tranquilo con la 'cabra' que en su faceta de escalador. Con calma y sin arriesgar, su faceta conservadora le dio unos réditos magníficos: al cruzar la meta, sólo cedió un minuto y 15 segundos con respecto a su adversario más peliagudo en busca de la maglia rosa definitiva [Así está la clasificación general del Giro de Italia].

Esto se traduce en 56 segundos favorables a Yates en la general. Todo un pequeño triunfo para él de cara a afrontar el tríptico montañoso con el que concluirá la ronda italiana. El líder del Mitchelton-Scott ha ido mejor que el del Sunweb siempre que la carretera se ha empinado en estas dos últimas semanas. Es de esperar que siga en esa línea durante la traca final de la carrera. Y, por supuesto, ese será su objetivo.

Quedó claro que la meta que tiene presente Chris Froome esta semana es asaltar el podio de Roma. Tras protagonizar su segundo gran momento en este Giro al realizar una buena contrarreloj, el gran referente del Sky se ha colocado cuarto en la general. Con Pozzovivo a tiro de piedra (39”) y la oportunidad de quedarse con un sabor de boca, al menos, decente.

Quien se quitó la amargura, de forma parcial, fue un Fabio Aru que posiblemente realizó la mejor contrarreloj de su trayectoria. Después de lo mal que le han ido las cosas en esta edición del Giro, el corredor local pudo resarcirse de alguna manera ante su público. Aunque ya no es la gran esperanza italiana de la prueba (ni mucho menos), por fin se reencontró con el optimismo. Es el consuelo que le queda.

Ojalá estuviese metido en la pelea por llevarse la general, que encara su tramo más espectacular. Tras el alto el fuego del miércoles, en el que los sprinters serán los protagonistas, llega lo bueno: Prato Nevoso, Bardonecchia y Cervinia. Y, de momento, Yates respira tranquilo. La peor tormenta ha pasado.