Peter Sagan al cruzar la línea de meta de la Kuurne-Bruselas-Kuurne.

Peter Sagan al cruzar la línea de meta de la Kuurne-Bruselas-Kuurne. JULIEN WARNAND EFE

Ciclismo CICLISMO

Peter Sagan se lleva la Kuurne-Bruselas-Kuurne, segunda clásica del año

El ciclista eslovaco ganó la prueba con holgura al esprint, acabando con su racha de cuatro segundos puestos en lo que va de año.

El eslovaco Peter Sagan, campeón mundial de fondo, consiguió al fin su primer triunfo del año al batir a sus compañeros de fuga en un reducido esprint de cinco corredores que remató la clásica belga Kuurne-Bruselas-Kuurne, un recorrido de 200,7 kilómetros prácticamente plano con doce pequeños muros intercalados. Sagan invirtió un tiempo de 4h37:56 y esta vez no se dejó sorprender. El belga Jasper Stuyven, compañero del español Alberto Contador en el equipo Treg Segafredo y vencedor aquí el pasado año, hubo de conformarse con el segundo puesto.

Faltó a la cita, por problemas estomacales, el belga Tom Boonen, tres veces ganador de la carrera, que sufrió una caída este sábado en la Omloop Het Nieuwsblad, la primera prueba del calendario belga de clásicas con adoquines. El vencedor de esta última, el belga Greg Van Avermaet (BMC), tenía la oportunidad de convertirse en el primer corredor que hacía doblete Omloop-Kuurne, pero sabía lo difícil que era: "Lo intentaré, pero la historia demuestra lo duro que es", comentó.

En el kilómetro 70 saltaron nueve corredores que llegaron a tener una ventaja cercana a los seis minutos. En su busca partió un pequeño grupo de ilustres con Greg Van Avermaet (BMC), Arnaud Demare (FDJ), Tony Martin (Katusha), Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), Tiesj Benoot (Lotto Soudal) y Zdenek Stybar (QuickStep).

A los últimos 25 kilómetros llegó destacado un quinteto formado por Peter Sagan, Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Tiesj Benoot, Matteo Trentin (Quick-Step) y Luke Rowe (Sky), que escuchó el toque de campana indicador de la última vuelta (15 km) con 30 segundos de ventaja sobre un primer pelotón que cedía cada vez más tiempo.

Sagan, séptimo el año pasado en esta clásica, continuaba persiguiendo su primer triunfo del año, después de cuatro segundos puestos, incluido el de este sábado en Omloop. Sus compañeros de fuga le dejaron toda la responsabilidad al campeón del mundo, que atacó a 220 metros y batió con gran holgura a sus compañeros de escapada.