Así fue la fiesta loca en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

Así fue la fiesta loca en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

Baloncesto MUNDIAL DE CHINA

Así fue la locura en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

El equipo albiceleste ha eliminado a una de las grandes favoritas para ganar el Mundial (97-87) y tendrá, previsiblemente, a EEUU como rival en las semifinales.

Noticias relacionadas

Argentina es la primera semifinalista del Mundial de China 2019 después de superar a Serbia (97-87) con una tormenta de triples (12 aciertos de 27, 44%) y de carácter que sobrepasó al conjunto balcánico, con un fantástico Facundo Campazzo, que anotó 18 puntos y dio 12 asistencias.

Todo lo hizo bien el conjunto argentino, que no solo vio el aro amplio como una piscina, sino que robó balones, forzó errores serbios y supo aprovecharse también del poderío interior de Luis Scola (20 puntos y 5 rebotes) cuando el conjunto balcánico atacó por el exterior.

Locura en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

A través de las redes sociales se ha podido conocer desde dentro la increíble fiesta en el vestuario argentina tras finalizar el partido. Cubos volando, golpes a la televisión y otros elementos del mobiliario y muchos muchos cánticos.

Así fue la fiesta loca en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

Así fue la fiesta loca en el vestuario de Argentina tras eliminar a Serbia

Golpe al Mundial

Un hito más para una generación albiceleste a la que no le pesa la sombra de la 'Generación Dorada' -con la que convive por medio de un impresionante Scola, a sus 39 años-, que venía a este partido con el billete a los Juegos de Tokio 2020 ya asegurado, y que seguirá soñando tras dejar por el camino a una Serbia hoy desorientada, que desperdició su innegable talento esta tarde, pese a los 21 puntos de Bogdan Bogdanovic y al 'doble-doble' de Nikola Jovic (16 y 10 rebotes).

El inicio fue una pista del plan de Argentina, que acogotó a Serbia con su defensa y con la creatividad de Facu Campazzo, hasta el punto de irse ocho tantos arriba (12-4, min. 3) con un triple de Scola. Serbia siguió insistiendo en su superioridad por el interior, sacó dos faltas a Marcos Delía y tres a Tayavek Gallizzi en 5 minutos, e igualó el encuentro de esa manera (16-16, min. 6).

El 97-87 final, una venganza alegórica de la final del Mundial de Indianápolis 2002 -donde Argentina cayó 84-77 ante la antigua Yugoslavia, también con Scola entonces-, permitirá al combinado albiceleste seguir soñando en China, donde ya espera a su rival en semifinales, que saldrá del Estados Unidos-Francia del miércoles.

[Más información: Así quedan los cuartos del Mundial de baloncesto: el camino y el doble objetivo de España]