Willy Hernangómez atiende a EL ESPAÑOL en la sede de la NBA en España

Willy Hernangómez atiende a EL ESPAÑOL en la sede de la NBA en España Carmen Suárez / EL ESPAÑOL

Baloncesto ENTREVISTA

Willy Hernangómez: "¿El Real Madrid? Nunca se puede decir que no, pero solo pienso en la NBA"

"Me gustaría jugar más minutos y tener un rol más claro en Charlotte" / "No hay opción de volver a Europa en este momento" / "Me quedé con la espinita de no ganar la Euroliga" / "¿El Mundial? España siempre aspira a lo máximo".

Noticias relacionadas

Willy Hernangómez (Madrid, 27 de mayo de 1994) pasa en España la primera parte de unas merecidas vacaciones tras concluir su tercera temporada en la NBA. El pívot hace balance de la campaña de los Hornets, que han estado cerca de clasificarse para los playoffs, y cuenta en EL ESPAÑOL sus planes de futuro. 

Willy Hernangómez en 9 preguntas

Ahora admite que su objetivo es realizar un gran trabajo este verano que le permita regresar más fuerte a EEUU, ya que confiesa que descarta un regreso a Europa aunque no cierra la puerta a volver a vestir la camiseta del Real Madrid a lo largo de su carrera. 

El internacional español también valora las opciones de la Selección en el Mundial de China y la reconstrucción que sufrirá el combinado entrenado por Sergio Scariolo cuando se cierre la etapa de Pau Gasol. Centrado en esa cita y pendiente de la decisión que tomarán los Hornets sobre su futuro, Willy Hernangómez recibe a EL ESPAÑOL en la sede de la NBA en España para hacer balance y hablar sin tapujos de Jordan, de su rol en Charlotte... y someterse a su test más personal. 

¿Cómo valoras la temporada que has realizado en la NBA?

Estoy muy contento con la temporada que he tenido. Obviamente, ha habido momentos buenos y malos, pero me quedo con los buenos. Me quedo con los momentos en los que he aprovechado cada minuto y cada oportunidad. He vuelto a jugar a buen nivel otra vez y, sobre todo, he estado sano. La última parte de la temporada he jugado muy bien, muchos minutos y me he sentido muy bien físicamente. Ha sido un año bastante bueno. 

Había momentos en los que salías y entrabas en la rotación sin una gran explicación. ¿Merecías haber jugado más minutos?

Como jugador competitivo y ambicioso que soy siempre quieres jugar más. Al final no juego al tenis, sino al baloncesto y es un deporte de equipo. Tienes que aceptar tu rol y estar preparado para jugar más o menos. Cuando ves que el equipo pierde y no juegas es difícil porque te da más rabia. El entrenador tiene sus decisiones y en la NBA hay muchas cosas que no puedes controlar. Al final, solo puedes decidir y aprovechar los minutos que estás en la pista. 

¿Los Hornets han cumplido el objetivo en cuanto a victorias e imagen o se esperaba un poco más del equipo?

El objetivo eran los playoffs y hemos estado muy cerca, pero en líneas generales creo que hemos hecho un gran año después de haber reconstruido el equipo el año pasado. Ha habido nuevo entrenador, nuevo General Manager y nuevos jugadores. Si hubiéramos competido como el último mes y medio un poco antes, ahora estaríamos en los playoffs seguro. 

¿De cara a la próxima temporada qué esperas?

Charlotte Hornets tiene opción de equipo y veremos si la ejecuta o soy agente libre. Hablando con el entrenador y el General Manager me han dicho que cuentan conmigo. Lo que sí es verdad es que me gustaría un papel más importante, jugar más minutos y tener un rol más claro. Veremos dónde está mi futuro porque la NBA al final es un negocio y nunca sabes dónde vas a estar. 

Que sea el equipo el que tiene la opción de extender o no tu contrato un año, ¿cómo se lleva? ¿Cómo se vive esa incertidumbre?

Es muy emocionante, me gustaría seguir en Charlotte. Me encanta la ciudad, la franquicia y los fans. Si escogen la opción, me gustaría estar un año más allí aunque luego te pueden traspasar también. Si soy agente libre también sería bonito tener la oportunidad de elegir lo mejor para ti. 

¿Es muy distinta la vida en Charlotte a la que llevabas en Nueva York?

Sí, sí, muy distinto. Todo el mundo quiere jugar en los Knicks y he tenido la suerte de tener esa oportunidad. Me quedo con Charlotte porque es una ciudad perfecta para mí, mucho más tranquila, pequeña y cómoda. También es más callada a nivel mediático. En calidad de vida es mucho mejor. Además, en los Hornets los aficionados apoyan siempre al equipo. 

¿Cómo es la relación con Michael Jordan? ¿Cómo es tener al mejor jugador de todos los tiempos como propietario del equipo?

Es algo especial decir que tu dueño es Michael Jordan. Verle en el vestuario, en la sesión de vídeo o incluso algún día que se pone a entrenar con nosotros... es algo único. Al final te acostumbras, pero al principio yo estaba alucinando. Es una persona muy normal, te da consejos y le gusta hacer grupo. Nos lleva a cenar, a jugar al golf... y para mí es una persona diez. Cuando comenta el vídeo del partido anterior, te das cuenta de que sabe de baloncesto más que nadie. Todo lo que te dice tienes que hacerlo porque ha sido el mejor. 

¿Qué consejos te da Michael Jordan?

Él siempre me pide que juegue como un animal. Le encanta cuando cojo más de diez rebotes, cuando me pego en la zona... Cuando me dice que quiere que haga un doble-doble, lo hago seguro porque me está viendo él. Tengo muy buena relación con Michael, siempre me ha motivado. Haber tenido de jefes a Michael Jordan y Phil Jackson, el mejor entrenador de todos los tiempos, es algo increíble. 

Willy Hernangómez analiza su futuro en EL ESPAÑOL

Willy Hernangómez analiza su futuro en EL ESPAÑOL Carmen Suárez / EL ESPAÑOL

Desvelaste en unas declaraciones que Jordan os hizo a todos los jugadores un regalo por Navidad, pero no entraste en detalle. ¿Qué os regaló?

Ha tenido muchos detalles a lo largo de la temporada con nosotros, a parte de algunas zapatillas o algunas cosas para la casa. Ese regalo en cuestión fue un altavoz personalizado y lo puse debajo del árbol. Fue el único que tuve, ya que a Charlotte no me llegaron los regalos. Fue algo muy especial con la carta que pone de Michael para ti... 

Eres amigos de Porzingis y Doncic. Ahora los dos comparten equipo en Dallas, ¿os veremos juntos a los tres en la NBA algún día?

No lo sé, la verdad es que no te sé decir. Yo estoy muy contento porque en las diferentes etapas de mi carrera he jugado con ellos. Son dos jugadores muy talentosos y lo van a hacer muy bien en Dallas. Veremos la temporada que viene cómo se adaptan a jugar juntos, pero bueno estoy centrado ahora mismo en mi carrera en Charlotte y en disfrutar de minutos. No cierro puertas a nada, pero ahora mismo estoy más centrado en eso. 

¿Lo de volver a Europa lo descartamos completamente?

Sí, no hay opción. Tengo muchos años por delante en la NBA, tengo mucho margen de mejora y mucha guerra que dar por allí todavía. La verdad es que ni me planteo volver a Europa. 

El pasado verano tuviste una transformación física, ¿qué plan de trabajo tienes para este año?

Fue un verano muy importante porque dimos un cambio en el físico y una mejora grande en la técnica como pudo ser el tiro exterior y en movimiento. Llevo tres semanas en España trabajando. Quiero seguir dando un plus y ser más fuerte y explosivo. También quiero conseguir un tiro de tres más consistente, para que sea una parte que describa a Willy Hernangómez. El trabajo que realizaré este verano es muy importante y estoy ilusionado. 

¿Qué es lo que más has mejorado esta temporada?

La experiencia y el jugar más partidos en la NBA te ayuda a hacer lecturas más correctas. El tiro exterior también lo he mejorado, he tirado casi el triple que el pasado año. Me siento muy contento y con ganas de seguir mejorando e intentar tirar la puerta abajo para jugar más minutos. 

Al final del verano llega el Mundial de China, ¿cómo ves a España?

Veo el Mundial con mucha ilusión, jugar con la Selección es algo especial que siempre me encanta. Tengo una rabia dentro por no poder jugar las Ventanas FIBA y voy a dar todo por estar en la Selección, lograr la clasificación para los JJOO de Tokio y ganar la medalla. 

¿Cuál es el objetivo? ¿El podio?

España siempre aspira a medalla. Tenemos que aspirar a lo máximo, ganar la medalla de oro y está el plus de ser de los mejores equipos europeos para lograr plaza en los JJOO. 

¿Cómo ves el futuro de la Selección? Ahora se está en plena reconstrucción, ¿cómo será la época después de Gasol?

Llevamos unos años de añadir jugadores jóvenes al grupo como Abrines, mi hermano o yo. He tenido la suerte de poder jugar con Pau, Felipe Reyes, Navarro... y empaparme de esa esencia que es la familia. Deseo que todos los jóvenes que vengan por detrás lo hagan con ganas, está claro que el cambio va a pasar pronto y nosotros vamos a tener la misma ambición que antes y vamos a querer competir cada año por mantener el nivel y hacer lo que ellos nos han enseñado. 

Estuviste en el Palacio en la eliminatoria entre el Real Madrid y el Panathinaikos. Te pusiste la camiseta y recibiste la ovación de la afición. ¿Cómo lo viviste?

Se me puso la piel de gallina, siempre me he sentido muy querido aquí. Fue un momento muy especial, tuvieron el detalle de darme la camiseta y estuve apoyando al equipo como madridista que soy. Ojalá ganen ahora la Final Four. 

Estás centrado en la NBA, ¿pero te veremos en un futuro con la camiseta del Real Madrid?

Bueno, nunca se puede decir que no. Yo aquí lo pasé muy bien jugando con el Real Madrid. He mejorado muchísimo y sin esa etapa no sería el jugador que soy ahora. No pienso ahora mismo en volver al Real Madrid o a Europa. Es verdad que me he quedado con la espinita de la Euroliga, pero no pienso en ello. Solo pienso en la NBA, en jugar minutos y poder ganar un anillo. 

Hablabas de la Euroliga, ¿es lo que te quedó por conseguir en el baloncesto europeo?

Exactamente, gané la Liga, la Copa, la Supercopa, la Intercontinental... Al final lo que me falta es la Euroliga, pero no me importa porque sé que el Real Madrid ha ganado dos en los últimos años y es con eso con lo que me quedo. 

¿Cuál es el techo de Willy Hernangómez en la NBA?

No lo sé. Me di cuenta de que trabajando y con sacrificio puede tirar las paredes que tienes. El techo espero que sea bastante alto y que pueda llegar a mi máximo nivel. 

¿Cómo has visto a tu hermano Juancho esta temporada?

Muy bien, creo que aquí impacta el tema de los roles en la NBA pero allí estamos acostumbrados. Ha hecho una primera parte de la temporada buenísima y ha sido titular. Ha defendido muy bien y anotando cuando el equipo lo necesitaba. Él es un jugador de equipo y sabe cuál es su rol. El equipo le necesita ahora para tener refresco y él está preparado para aportar.

Este verano se organiza el segundo Campus Hernangómez. El año pasado hubo sorpresas e invitados, ¿cómo será esta edición?

El primer año los niños y las niñas salieron muy contentos del campus. Este segundo habrá más sorpresas y más regalos. Van a ser dos semanas muy intensas, quedan muy pocas plazas ya. Tenemos muchas ganas de estar con los niños y aprender entrenando con ellos. Lo van a pasar muy bien. Va a haber jugadores de nivel NBA, europeos y nacionales. También habrá jugadoras. La NBA también va a estar muy presente en este campus.

Por último, ¿con qué momento te quedas de tu carrera hasta ahora?

El mejor momento está por llegar, pero cada título que he ganado con el Real Madrid y cada medalla con la Selección han sido especiales. Pero jugar en la NBA es algo increíble. Cada día que me levanto y pienso que ese día tengo un partido contra LeBron James o Stephen Curry es algo único. Espero tener muchos años esa sensación. 

[Más información: Willy Hernangómez y Doncic, invitados de lujo en el WiZink Center para ver al Real Madrid]