Willy, Andrea y Juancho Hernangómez

Willy, Andrea y Juancho Hernangómez Foto: Instagram: @andreahernangomez

Baloncesto BALONCESTO

Andrea, la pequeña de los Hernangómez brilla en EEUU: "¿Willy y Juancho? No es una presión"

La benjamina de la familia está disputando su primera temporada con la Universidad de Fairfield (Connecticut), por la que fichó el pasado verano.

Juancho y Willy Hernangómez ya no son los únicos abanderados de este ilustre apellido por Estados Unidos. Los jugadores de Denver Nuggets y Charlotte Hornets, respectivamente, tienen desde el pasado verano una nueva acompañante en su aventura americana: su hermana pequeña.

Andrea Hernangómez (Madrid, 2000) ha heredado de sus progenitores la genética -mide 1,85 metros- y la pasión por el baloncesto. Su madre, Margarita Geuer 'Wonny' fue una de las mejores jugadoras del baloncesto español del siglo pasado. Su padre, Guillermo Hernangómez, también hizo carrera como pívot a nivel profesional. Por ello, Andrea reconoce a EL ESPAÑOL que el consejo que le dan en casa tanto ellos como sus hermanos "es disfrutar. Así las cosas son mejores".

Andrea Hernangómez, la hermana de Juancho y Willy

El pasado mes de agosto, Andrea abandonó el Estudiantes -equipo en el que se ha formado desde las categorías inferiores- e hizo las maletas rumbo a Estados Unidos, al estado de Connecticut, para jugar en el equipo de la Universidad de Fairfield, en la Metro Athlantic Athletic Conference (MAAC). "El juego es totalmente distinto. Aquí no hay ni un segundo de descanso. Tienes que estar todo el rato activa y preparada para darlo todo. No solo en los partidos sino en los entrenamientos también. La verdad es que en cuanto a mi etapa en el Estudiantes hay bastantes diferencias", comenta.

Willy Juancho como ejemplo

Sus hermanos son el ejemplo más cercano que tiene de que es posible triunfar en la NBA. El mediano de la saga, Juancho, está cuajando su mejor temporada con los Denver Nuggets, segundos de la conferencia Oeste con 31 victorias. Willy, por su parte, marcha octavo con los Hornets, que luchan por entrar en los playoffs para conseguir el anillo. 

Viendo la prometedora carrera de sus hermanos, Andrea quiere seguir su camino, aunque no siente ninguna presión por igualarles. "Cada uno tiene que trabajar duro para conseguir lo que quiere", afirma. 

Los hermanos Hernangomez: Juancho, Andrea y Willy.

Los hermanos Hernangomez: Juancho, Andrea y Willy.

Con la selección española ya cosecha triunfos en las categorías inferiores. Antes de instalarse en su nuevo destino, la selección sub18 femenina, de la que Andrea formó parte, conquistó la plata en el Europeo, después de vencer a grandes favoritas como Bélgica en cuartos y Hungría en semifinales, perdiendo ante el combinado alemán en la final.

En este 2019 tiene como objetivo repetir, si no mejorar, el éxito del Europeo en el Mundial sub19. "Siempre he soñado con ir y ahora tengo la oportunidad", comenta. Para ello, estará acompañada por muchas de sus compañeras que estuvieron en la cita europea de Udine (Italia), que como ella, cambian de categoría.

La aventura americana

Su estancia en Estados Unidos va acompañada de una beca de estudios, imprescindible para poder competir en una liga universitaria. Ella ha elegido estudiar business & marketing mientras lo compatibiliza con entrenamientos y partidos. Considera que ha acertado con su elección respecto el centro educativo, ya que ella al ser freshman -estudiante de primer curso- tiene que adaptarse al modelo americano.

Andrea Hernangómez posa con la plantilla del Fairfield

Andrea Hernangómez posa con la plantilla del Fairfield Foto: Twitter: @andreahernangomez

En la presente temporada, Andrea reconoce que las Stags -como se conoce a las jugadoras del equipo de Fairfield- han comenzado "con mal pie", ya que marchan en décima posición en la MAAC en la pero su objetivo a corto plazo es ganar el campeonato de la NCAA. "No hay que rendirse nunca. A ver qué nos depara el futuro", indica.

Con el equipo universitario firmó hasta el año 2022, para posteriormente intentar ser elegida en el Draft. Pese a su progresión, ella huye de futuros destinos y prefiere centrarse en el presente. "Acabo de empezar, soy una freshman, y hasta que no termine de formarme al completo como jugadora, no tendré esa opción", comenta, y aunque no tiene un destino preferido al que ir, si pudiese elegir le encantaría fichar por "Atlanta Dream o Minnesota Lynx, ya que soy muy fan de Maya Moore".

La pequeña de la familia Hernángomez está convencida de que su éxito viene por el esfuerzo que le ha dedicado estos años al baloncesto. Anima a otras jugadoras que quieren dar el salto a la liga americana a "que no se rindan, se esfuercen y no se dejen influenciar por nadie para conseguir lo que ellas mismas quieren", concluye.

[Más información: Los Hernangómez, en el selecto club de los mejores novatos]