Khimki Moscú vs. Kirolbet Baskonia

Khimki Moscú vs. Kirolbet Baskonia SERGEI ILNITSKY Agencia EFE

Baloncesto KHIMKI 77-85 BASKONIA

El Baskonia toma Moscú tras ganar al Khimki y se acerca a puestos de playoff

El equipo de Velimir Perasovic ganó al Khimki de Moscú y ve los playoff cada vez más cerca.

El Baskonia ha vuelto a la senda de la victoria. Al conjunto vasco le ha valido dos buenos cuartos- con defensas asfixiantes- y un gran acierto desde el triple para alzarse con el triunfo. El 55% de tiros de tres cuentan la gran parte de la historia del encuentro, pero la dureza defensiva en la zona también ayudó. [Narración y estadísticas: Khimki 77-85 Baskonia]

El Kirolbet Baskonia reaccionó en el último cuarto ante el Khimki y venció en Moscú por 77-85, tras recuperar sensaciones en último cuarto, para lograr su séptima victoria en la Euroliga de baloncesto.

Los baskonistas regresaron a la senda del triunfo en un duelo en el que se repusieron de una mal tercer período y consiguieron de esta forma su cuarta victoria en cinco partidos que les mantiene en la pugna por entrar entre los mejores equipos europeos.

Hasta cinco jugadores baskonistas superaron los dobles dígitos en anotación y entre el argentino Luca Vidoza, el brasileño Marcelinho Huertas y el alemán Johannes Voigtmann repartieron 21 asistencias.

Por el lado local, el serbio Stefan Markovic y el estadounidense Jordan Mickey con 23 y 27 puntos de valoración, respectivamente, no lograron hacer olvidar a los lesionados Anthony Gill y Alexey Shved.

El Baskonia llevó a cabo una gran puesta en escena con un parcial de 3-12, producto de un baloncesto ordenado y una defensa agresiva que le lanzó en el marcador en los primeros compases del duelo.

El acierto exterior mantuvo a los locales en partido que devolvieron el parcial con un 9-2, al aprovecharse del bajón defensivo de una confiada escuadra vasca que tuvo problemas en las acciones de uno contra uno.

Shavon Shields lideró, con 13 puntos, el primer periodo en el que los azulgranas se fueron por delante, 19-27, tras reaccionar a la respuesta del conjunto ruso.

Un estratosférico triple del argentino Luca Vildoza abrió el segundo acto, en el que el juego se ralentizó y los dos equipos tuvieron más problemas en sus acciones ofensivas, repletas de fallos y pérdidas de balón.

La inspiración del serbio Stefan Markovic, que lideró a su equipo con 12 puntos ante la ausencia del ruso Alexey Shved, hizo reaccionar al Khimki al filo del descanso, aunque el Baskonia se fue por delante con un 36-43 a favor.

En las primeras jugadas de la segunda mitad, el partido se detuvo durante varios minutos después de que el georgiano Tornike Shengelia rompiera el cristal de uno de los tableros en un intento de mate.

El parón favoreció a los locales que acecharon a los baskonistas con tres triples que empataron el choque, 48-48, y abrieron un choque que parecía controlado por los vascos.

Las tornas cambiaron, los moscovitas imprimieron más energía y pusieron en problemas a un Kirolbet que dejó de mandar en el rebote, al tiempo que echó de menos la anotación de su juego interior, ante la confianza de los rusos que se pusieron por delante, 54-52, en el minuto 28.

Un triple del argentino Luca Vildoza dio aire al Baskonia, pero el veterano Sergey Monia respondió con otro lejano para dejar al Khimki por delante, 58-57, a 10 minutos del final.

Los de Velimir Perasovic despertaron en el arranque del último capítulo con un parcial de 0-7 que le permitió abrir una brecha importante y recuperar el control del partido.

Los vitorianos revivieron las buenas sensaciones de los primeros 15 minutos del envite, ampliaron la diferencia hasta los 15 puntos y cerraron un partido que se les había puesto cuesta arriba.

Marcelinho Huertas lideró, desde la dirección, a la escuadra azulgrana que certificó el triunfo por 77-85, a pesar de la reacción local encabezada por un activo Jordan Mickey.