Sergio Llull en un momento del partido ante el Manresa.

Sergio Llull en un momento del partido ante el Manresa. EFE

Baloncesto

El Real Madrid recupera el liderato de la ACB a costa de un descendido Manresa

Gana en el Nou Congost (80-91) gracias a la renta conseguida en el primer cuarto. Los blancos vuelven a ser primeros tras ganar este partido aplazado de liga. 

Noticias relacionadas

El Real Madrid consiguió una victoria cómoda en el Nou Congost, ante un ICL Manresa que fue siempre a remolque (80-91).

Los veinte puntos de ventaja que los blancos sacaron en el primer cuarto (13-33) fueron demasiado para el equipo catalán, que no se dejó ir en ningún momento y, aunque ganó los otros tres cuartos, cedió ante la superioridad del rival.

Los primeros minutos del partido fueron un paseo para el Real Madrid, que rápidamente se puso 2-14 (min 4). Thompkins, con dos triples consecutivos, y Llull ampliaron la diferencia aún más (4-21, min. 6). Tomàs rescató al Manresa de la miseria con dos canastas y un par de recuperaciones que reavivaron a los suyos.

Navarro daba entrada al joven Jordan Sakho, que sorprendió con una canasta y dos tapones consecutivos. Así el ICL conseguía un parcial 8-0, que evitaba que los locales se descolgaran (12-21, min. 9). Rápidamente el Madrid recuperó terreno con cuatro jugadas seguidas de tres puntos (13-33, min. 10). Y es que en este cuarto, el acierto de tres de los de Pablo Laso fue casi impecable (6/7).

En el segundo cuarto, apareció para el ICL un hasta el momento inédito Scott Suggs. Once puntos del norteamericano reducían la diferencia en el marcador (21-35, min. 12). Un espectacular alley-hoop de Trapani, acercaba aún más a los catalanes (30-42, min. 17).

El Madrid enfriaba el ambiente con una canasta fácil de Reyes. Otro alley-hoop, ahora de Taylor, marcaba de nuevo distancias (30-48, min. 18). Así, los visitantes llegaron al descanso, con una ventaja notable (38-55, min. 20).

A la vuelta, los triples de Thompkins y Fernández daban al Real Madrid la máxima ventaja del partido, de 25 puntos, (38-63, min. 22). El Manresa no se hundió y siguió batallando. Thompkins, con 10 puntos, fue el amo del cuarto, y permitió que el Madrid se permitiera bajar un grado la intensidad y dosificar fuerzas. Así, una canasta de espaldas de Aranitovic cerró el cuarto en 60-75 (min. 30).

A la vuelta, Llull anotó de tres, pero los cuatro puntos de Costa y Tomàs ponían al Manresa a 12 (66-78, min. 32), con lo que la esperanza de dar la campanada afloraba en la pista del Nou Congost.

Pese a los errores del rival, la gran ventaja inicial, hizo inútiles los esfuerzos del ICL, que a falta de menos de 2 minutos para el final llegó a ponerse a 10 puntos (79-89, min. 39). No hubo más peligro y el Real Madrid se llevó la victoria por 80-91 (min. 40).