Tyler Honeycutt, jugador del Khimki.

Tyler Honeycutt, jugador del Khimki.

Deportes BALONCESTO

La Policía muestra el vídeo del tiroteo mortal de Tyler Honeycutt

Noticias relacionadas

La policía de Los Ángeles ha subido un vídeo a su cuenta oficial de Youtube en donde muestra las secuencias previas a la muerte del jugador de baloncesto Tyler Honeycutt, quién se vio en medio de un tiroteo con oficiales estadounidenses. El vídeo, además, incluye la llamada de la madre del jugador al servicio de emergencias, quejándose de un comportamiento extraño de su hijo y pidiendo por favor la rápida llegada de profesionales.

"Necesito que alguien venga rápido: la policía, una ambulancia... lo que sea. Mi hijo está teniendo un brote psicótico y hay armas en casa. Estoy muy preocupada, realmente preocupada. Cree que estoy conspirando contra él. Me ha quitado el teléfono de las manos", aseguraba.

Poco después, les cuenta que ya había llamado a un hospital psiquiátrico, los cuales habían recomendado esperar a ver si el comportamiento violento disminuía o en caso contrario pedir protección. Asimismo, confesó que Tyler llevaba meses consumiendo "gas de la risa", el cual le había "estropeado el cerebro", impidiéndole "comer o dormir" de una forma normal. 

Intenso tiroteo

Al llegar los agentes a la casa, la madre les avisó de que el jugador portaba una pistola de 10 milímetros y una escopeta, aunque esta última no contaba con munición. Tras intentar mantener una conversación con él, se escucha un disparo que rompe unos cristales, los cuales son inmediatamente respondidos por los oficiales. Según la versión oficial, Honeycutt se había suicidado, aunque su madre sigue defendiendo otras versiones que apuntan a un asesinato.

De 27 años, el jugador del baloncesto, que salió de la Univesidad de UCLA, jugó tan solo 24 partidos en la NBA con los Sacramento Kings, y desde ahí partió hacía Europa, donde también estuvo en el Anadolu Efes de Turquía. A pesar de que el Khimki quería que renovase, no pasaba por un buen momento, llegando a especularse que podría sufrir una depresión.