Chester Bennington durante un concierto.

Chester Bennington durante un concierto.

Música Adiós a Chester

Habla Linkin Park: "Nuestros corazones están rotos"

Linkin Park, la banda del Chester Bennington, publica un comunicado en el que anuncian que no dejarán la música. En la carta, dedicada al vocalista, hablan sobre su vida y su profesión. 

Edurne Pujol

Hace cuatro días el rock se quedaba sin una de sus voces. El jueves Chester Bennington se suicidó en su casa de Palos Verdes en Los Ángeles. Un día después la banda Linkin Park cancelaba la gira americana -tenía previsto actuar el 22 de octubre-, pero no decía qué iba a ocurrir con el futuro del grupo. 

Linkin Park, los grandes exponentes del nu metal, han hablado por primera vez de la muerte de su compañero en un comunicado que han publicado en Facebook y Twitter. Es una carta para Chester, un homenaje a su carrera, un elogio a cómo se sinceró en sus canciones y un mensaje sobre el futuro de la banda.

Superó las adicciones y fue capaz de convertirse en una estrella con Linkin Park pero nunca pudo borrar el recuerdo de una infancia atormentada. Bennington luchó por olvidar los abusos sexuales que sufrió de joven, quiso hacerlo a través de las letras y la música, pero el recuerdo fue más fuerte. 

La carta

Nuestros corazones están rotos. Las olas de tristeza y de negación siguen barriendo a nuestra familia mientras procesamos lo que ha pasado. Has tocado tantas vidas, tal vez, incluso más de las que te diste cuenta. En los últimos días, hemos visto muestras de amor y apoyo, públicas y privadas, en todo el mundo. Talinda y su familia lo agradecen, y quieren que el mundo sepa que fuiste el mejor marido, hijo y padre; la familia nunca estará entera sin ti. 

Era la forma en la que cantabas sobre esos demonios la que hizo que todos se enamoraran de ti en primer lugar. Sin temor los exhibiste, y al hacerlo, nos llevaste junto a ti 

Hablar contigo sobre los años que venían por delante, tu emoción era contagiosa. Tu ausencia deja un vacío que nunca podrá llenarse -hace falta una voz bulliciosa, graciosa, ambiciosa, creativa, amable, generosa en la habitación. Tratamos de recordar a nosotros mismos que los demonios que te llevaron lejos siempre fueron parte del trato. 

Después de todo, era la forma en la que cantabas sobre esos demonios la que hizo que todos se enamoraran de ti en primer lugar. Sin temor los exhibiste, y al hacerlo, nos llevaste junto a ti y nos enseñaste a ser más humanos. Tenías el corazón más grande y lo usaste para conectar. 

Nuestro amor por hacer y tocar música no se extinguirá. No sabemos qué camino puede tomar nuestro futuro, sabemos que cada una de nuestras vidas fue mejor por ti. Gracias por ese regalo. Te queremos y te echamos mucho de menos. 

Hasta que te vemos de nuevo.

LP”