Desmond Morris.

Desmond Morris.

Arte PINTURA ANIMAL

Desmond Morris, el hombre que puso a un mono a pintar y vende sus cuadros a 225.000 euros

Pablo Picasso fue uno de los primeros compradores de uno de los 400 cuadros que pintó el chimpancé Congo.

Noticias relacionadas

"El arte contemporáneo es, un aprendizaje, o una farsa", decía el escritor español Eugenio d'Ors. Lo sea no, es sabido que el conocimiento de la masa respecto a las vanguardias y neovanguardias se aleja enormemente del interés que se tiene por el arte anterior —un arte más clásico y menos abstracto—.

Este desconocimiento acerca de la pintura del siglo XX lleva incluso a criticar las representaciones pictóricas alegando que cualquiera sería capaz de realizar cuadros abstractos. Lo cierto es que hubo animales, de fama internacional, que también fueron artistas. Uno de los casos más conocidos fue el de Congo, el chimpancé que enamoró nada más y nada menos que a Picasso, quien adquirió una de sus obras. 

Ahora, hasta 55 cuadros de Congo se subastarán en diciembre en la Mayor Gallery de Londres a un precio de hasta 200.000 libras esterlinas, alrededor de 225.000 euros. El chimpancé saltó a la fama hace seis décadas cuando el Instituto de Artes Contemporáneas de Londres expuso diferentes cuadros de simios. Desmond Morris, su dueño, siempre recalcó que Congo era un chimpancé muy "inteligente". Además, a lo largo de su carrera artística, en la que pintó 400 cuadros, se aprecian patrones con los que jugaba. Hay una evidente evolución.

Cuadro pintado por Congo.

Cuadro pintado por Congo.

Como el de muchos artistas humanos, el final del simio fue trágico. Tras un brote violento volvió a convivir con los demás chimpancés. Posteriormente padeció tuberculosis y falleció a los 10 años de edad.

El zoólogo pintor

"Murió demasiado pronto", comenta Morris al periódico británico The Times. Él, no obstante, tiene 91 años y es el 'culpable' de que Congo vuelva a las galerías en 2019. "Mi mujer falleció y me mudé a Irlanda para estar con mi familia, por lo que tuve deshacerme de la colección. Solo me he quedado un Congo para mí", ha declarado.

Es conocido por haber presentado el programa Zoo Time, donde analizaba la conducta humana y animal desde una perspectiva plenamente zoológica. Asimismo, ha publicado libros como El contrato animal, donde exige a la especie humana respetar su compromiso con la naturaleza en un alegato ecologista que está muy presente en la actualidad. A su vez, también recibió críticas con Masculino y femenino y El mono desnudo, donde se le tacha de un discurso excesivamente machista.

En cuanto a su compromiso con el arte, el inglés no solo se limitó a observar cómo los chimpancés realizaban obras abstractas. Es uno de los exponentes del surrealismo en el Reino Unido, donde expuso por primera vez en 1948. De esta manera, el conocimiento en el arte abstracto le llevó a apreciar las pinturas de los chimpancés y encontró en Congo una especial vocación por crear. "Al menos esta exhibición es un elogio para él", comenta Morris.