.

.

Cultura

El segundo patinazo de Pedro Sánchez en su libro: confunde a Einstein con Hemingway

La cita "solo hay una forma de saber si puedes confiar en una persona: confiar", atribuida por el autor a Einstein, es en realidad de Hemingway. 

En el capítulo seis del Manual de resistencia (Península) de Pedro Sánchez, llamado El cambio mató al cambio, el presidente del Gobierno, o bien su escriba, Irene Lozano, vuelven a patinar culturalmente en una cita -tras confundir en la página 48 a San Juan de la Cruz con Fray Luis de León al respecto de la frase “Como decíamos ayer...”-. 

Aquí, en la página 140, Sánchez se refiere a su relación naciente con Pablo Iglesias. “Por encima de todos los obstáculos, era consciente de que nuestras responsabilidades respectivas nos obligaban a tratar de construir una relación personal, y, como dijo Einstein, solo hay una forma de saber si puedes confiar en una persona: confiar”. Error. El científico jamás verbalizó esa frase acerca de la confianza, pero se le atribuye tradicionalmente otra: “Aquel que es descuidado con la verdad en asuntos pequeños, no puede ser confiable en asuntos importantes”.

El extracto del libro en el que Sánchez cita a Einstein.

El extracto del libro en el que Sánchez cita a Einstein.

Fue Ernest Hemingway quien dijo la cita que Sánchez atribuye a Einstein, pero también ha sido contaminada y modificada popularmente: en realidad, la frase correcta es "la manera de hacer que las personas sean dignas de confianza es confiar en ellas". Puede encontrarse en el libro Ernest Hemingway Selected Letters 1917-1961, editado por Carlos Baker, que está basada en la correspondencia que fue encontrada en la casa del escritor en Cuba, después de su muerte.

La cita se localiza en una carta a Dorothy Connable: en la misiva, Hemingway la advierte sobre un sujeto llamado Charles Fenton: "Él es de los que piensan que la literatura histórica o el secreto de la escritura creativa se encuentra en las listas de la lavandería. Por favor, no cooperes con él de ninguna manera. Él ha estado invadiendo mi privacidad durante dos años (...) Dorothy, es algo miserable que haya gente escribiendo sobre tu vida privada mientras tú todavía estás vivo. He intentado detenerlo todo, pero ha habido muchos abusos por parte de personas en las que confié. Aunque no se puede dejar de confiar, he aprendido a ser un poco cuidadoso. La forma de hacer que las personas sean dignas de tu confianza es confiar en ellas".