Serrano Suñer, creador del tribunal represor, Francisco Franco y Benito Mussolini.

Serrano Suñer, creador del tribunal represor, Francisco Franco y Benito Mussolini.

Cultura Memoria Histórica

Carmena pone una placa al tribunal de represión de la masonería y el comunismo

El Ayuntamiento de Madrid colocará 32 placas que "homenajean" a colectivos y personas represaliadas, perseguidas, condenadas y ejecutadas durante la Guerra Civil. Llama la atención la dedicada a esta institución represora.

El Comisionado de la Memoria Histórica, presidido por Paca Sauquillo, propuso el pasado 21 de noviembre poner en Madrid placas a 32 personas y colectivos. La propuesta amplía el catálogo de lugares dedicados a la memoria, que se aprobó el pasado enero. El Comisionado, según ha comunicado el Ayuntamiento de Madrid, “entiende que la forma adecuada para dicho reconocimiento es el espacio público y, dentro de él, aquellos lugares conectados con los homenajeados”.

De esta manera, se colocarán unas placas “cuyo diseño sea específico y singular de la memoria histórica, aunque mantenga criterios de homogeneidad estética con otros tipos de placas”. Entre los 32 homenajeados llama la atención el recuerdo que el consistorio dirigido por Manuela Carmena plantea al tribunal de represión de la masonería y el comunismo.

“El Comisionado cree que merece ser recordada con una placa la existencia de este tribunal por el que pasaron tantos españoles de modo irregular y casi clandestino, o al menos poco conocido por el resto, entre 1940 y 1963”, indica el Ayuntamiento. Este periódico se ha puesto en contacto con Paca Sauquillo y aclara que la placa quiere recordar a todos los que sufrieron las condenas de este tribunal. Sin embargo, la redacción indica un "homenaje" al tribunal para que sea recordado y Sauquillo, que ha firmado el texto, apunta a EL ESPAÑOL que lo revisará de nuevo. 

Sin los condenados

En su texto, el Ayuntamiento no dedica la placa a los condenados y víctimas por las sentencias de este tribunal represor. Recordar a un tribunal represor parece que contradice la política llevada por el resto de las placas y de la aplicación de la Ley de memoria histórica, que prohíbe los homenajes de cualquier institución franquista. Como señala el consistorio, cada placa llevará el nombre de la persona, colectiva o institución reconocida, además de un texto que recoja “las razones del homenaje”.

La placa que homenajea a la institución represora estará colocada en la Calle del General Oráa, esquina con Núñez de Balboa. El tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo -germen del Tribunal de Orden Público- fue uno de los organismos encargados de perseguir a quienes incumplieran con la Ley para la represión de la masonería y el comunismo, de 1940.

Tal y como recoge el primer artículo de esta norma represora, cualquier conducta puede ser reprimida, en el que se dice que pertenecer a la masonería y al comunismo y a las demás asociaciones clandestinas es delito. Las penas iban desde la incautación de bienes hasta la reclusión mayor. Entre 1941 y 1953, se incoaron 27.085 expedientes y el Tribunal condenó a 8.918 personas en 940 sesiones secretas. Su primera ubicación fue en el desaparecido palacio madrileño de la familia Muguiro, en el número 18 del paseo de la Castellana.

Ramón Serrano Súñer, ministro de la Gobernación, Marcelino Ulibarri, jefe de la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos (DERD), y el catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca, Isaías Sánchez Tejerina, dieron forma a la ley, al Tribunal y a los juzgados que veían las causas.

Otros represaliados

El mismo texto firmado por el Comisionado sí reconoce a otros colectivos perseguidos, condenados y ejecutados, como el de los represaliados por su orientación sexual. La placa dedicada a este colectivo estará ubicada en Carabanchel: “La cárcel de Carabanchel, emblema de la represión franquista, llegó a contar con alto número de homosexuales y transexuales, razón por la que se propone colocar la placa de homenaje a estos represaliados en el memorial que se construya en los terrenos donde se ubicó dicho establecimiento penitenciario”.

El Comisionado quiere elaborar el borrador de los textos que se incluyan en cada placa. En el caso del tribunal de represión deberá aclarar por qué el homenaje. El organismo que trabaja la aplicación de la memoria histórica en la ciudad “entiende que reúnen merecimientos suficientes para ser reconocidas las siguientes personas y colectivos”:

Arturo Ruiz (estudiante que fue asesinado en un atentado el 23 de enero de 1977, cuando participaba en Madrid en una manifestación a favor de la amnistía). Lugar de la placa: Calle de Silva, esquina con la de Estrella.

Doctor Norman Bethune (cirujano canadiense (1890 -1939), que llegó al Madrid el 3 de noviembre de 1936, a fin de poner sus conocimientos al servicio de la causa republicana y fundó el Servicio Canadiense de Transfusión de Sangre, la primera unidad móvil que se crea en el mundo). Su lugar: Calle del Príncipe de Vergara, 28.

Lázaro Cárdenas (presidente de México entre 1934 y 1940, que al término de la Guerra Civil promovió la generosa acogida en su país de más de 30.000 republicanos españoles exiliados). Lugar: Calle de Alberto Aguilera, 20.

Andrés Saborit (tipógrafo, periodista y una figura relevante del socialismo madrileño, que tras 39 años en el exilio, volvió a España en 1977). Lugar: Jardines de Andrés Saborit en Chamberí.

Fernando de los Ríos (político socialista y catedrático de universidad, formó parte del Gobierno de la República española en el exilio). Lugar: Calle de Diego de León, 25.

Luis Jiménez de Asúa (profesor de Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid, embajador de España en Praga desde 1936 hasta 1939, y presidente de la República Española en el exilio hasta su muerte, el 16 de noviembre de 1970). Lugar: Calle de Goya, 20.

Vicente Rojo (se opuso al golpe de Estado contra la República. A finales de octubre se convirtió en jefe del Estado Mayor de Miaja y paralizó el ataque en la carretera de A Coruña, el Comisionado considera que merece ser homenajeado como ejemplo de militar profesional leal a la legalidad republicana en 1936). Lugar: Calle de Ríos Rosas, 48.

José Miaja (militar africanista, jefe de la Junta de Defensa de Madrid republicano, cuya acción “fue un éxito, pues la capital sería la última de las ciudades españolas en las que entraron los sublevados”). Lugar: Búnker de El Capricho.

Julián Grimau (miembro del Partido Comunista de España desde 1936, ingresó en los cuerpos de seguridad de la República como jefe de la Brigada de Investigación Criminal, condenado a muerte y ejecutado). Lugar: Paseo del Rey, 14.

Alfonso Ponce de León (pintor vanguardista, jefe de prensa y propaganda franquista, asesinado en Vicálvaro el 29 de septiembre de 1936). Lugar: Paseo de la Castellana, 2.

Colectivo de periodistas. El comunicado dice lo siguiente: “En una Guerra Civil como la española, en la que la propaganda fue casi tan importante como la actividad bélica, el destacado papel de la prensa es fácil de comprender. Los periódicos eran en aquel momento la fuente principal de información política. El Comisionado de Memoria Histórica considera especialmente justificado un homenaje en forma de placa en recuerdo de las injusticias sufridas por quienes se dedicaban a esta profesión”. Lugar: Calle de Larra, 14.

Colectivo de corresponsales de guerra. Lugar: Edificio Telefónica en la Gran Vía.

Humoristas en la guerra y la dictadura. El Comisionado asegura: “Una generación de  humoristas, que, tras la guerra, pudieron decir de modo sesgado todo aquello que no se podía decir de otro modo, manteniendo vivo el espíritu de concordia y reconciliación que apenas se encontraba en ninguna otra instancia”. Lugar: Antiguo Bar La Flor, en la Puerta del Sol.

Represaliados de la dictadura franquista por su orientación sexual. Lugar: Carabanchel, memorial de la cárcel.

Alianza de Intelectuales Antifascistas (“fue el núcleo que aglutinó a la mayoría de trabajadores de la cultura agrupados en torno a la república y al Gobierno democrático, con sus luces y sus sombras, por lo que el Comisionado sostiene que este reconocimiento es merecido”). Lugar: Calle Marqués del Duero, 7.

También serán homenajeados con placa la Embajada de Chile, Embajada de Noruega, Fundación Gota de Leche, Hospital de Sangre de Jornaleros u Hospital Obrero, Hospital de Sangre de Carabineros, Hospital de Sangre Hotel Palace, Hospital Hotel Ritz, Iglesia El Carmen y San Luis, Colegio Público José Calvo Sotelo, Colegio Público Isabel la Católica, Instituto de Enseñanza Superior Jaime Vera, Colegio Público Padre Poveda, Colegio Público Nuestra Señora de la Almudena, Colegio Público Rufino Blanco, Colegio Público Ermita del Santo y Centro Cultural San José de Calasanz.