Modelo de la estructura de piedra.

Modelo de la estructura de piedra. Universidad de Leicester

Cultura Descubrimiento arqueológico

Descubren un nuevo 'Stonehenge' (y esta vez es cuadrado)

  • La tecnología radar ha detectado una estructura interna de piedra que se hizo para conmemorar un edificio neolítico del año 3.500 a. C. 
  •  

Un grupo de arqueólogos ha descubierto una formación neolítica en Avebury, gracias a la tecnología radar. Se trata de una de las primeras estructuras que se hicieron en la zona y se cree que conmemora un edificio del año 3.500 a.C.

El último trabajo sugiere que se construyeron series consecutivas de estructuras de piedra alrededor de un edificio humilde de madera que fue el punto central para la comunidad neolítica. Mark Gillings, arqueólogo de la Universidad de Leicester, y director de la obra, en declaraciones a The Guardian ha afirmado que “la interpretación que se hace de la casa es que fue el punto central de la comunidad. Al destruirse construyeron la estructura de piedras en forma de cuadrado alrededor que después rodearon con una estructura circular”. El grupo de arqueólogos, encabezado por Gillings, descubrieron las estructuras prehistóricas junto a otras destruidas durante lo siglos XVII y XVIII. 

La casa fue el punto central de la comunidad. Al destruirse construyeron la estructura de piedra en forma de cuadrado

Una estructura diferente

Los monumentos henge, como Stonehenge, son formaciones redondas, sin embargo, este nuevo descubrimiento es de forma cuadrada y cada lado mide 30 metros de longitud. La estructura ha estado bajo tierra durante cientos de años, algo inusual y que explica por qué el significado de las piedras se había pasado por alto hasta ahora.

El arqueólogo realiza el trabajo de resistencia sobre la tierra.

El arqueólogo realiza el trabajo de resistencia sobre la tierra. Doctor Mark Gillings

Los indicios de que existía esta estructura cuadrada los descubrió Alexander Keiller, arqueólogo que llevó a cabo una excavación en el mismo lugar en 1939. Esto reveló un conjunto de pequeñas piedras colocadas en una línea cerca de una piedra de seis metros de altura conocido como el Obelisco.

La excavación de Keiler también reveló acantilados y ranuras en el suelo, lo que indica que fue un terreno sobre el que se construyeron edificios. Las siguientes investigaciones determinaron que se trataba de un extraño bastión medieval de ganado.

Al comparar la información descubierta con las notas de Keiler se han dado cuenta de que las piedras estaban centradas y alineadas con el edificio, lo que afirma que es de origen neolítico. Pero no es el único descubrimiento de esta época en la zona, los arqueólogos creen que actuó como un punto central para las comunidades, aunque se desconoce si fue un lugar de vivienda, sí se celebraron reuniones y rituales.