Hace justo 90 años, La Monumental de Las Ventas daba la bienvenida a 23.000 aficionados entre los que destacó Alcalá Zamora, el presidente republicano que desde el Palco Real fue testigo del primer cartel de la corrida benéfica formado por Nicanor Villalta, Fortuna, Luis Fuentes Bejarano, Armillita Chico, Vicente Barrera, Marcial Lalanda, Fausto Barajas y Manuel Mejías Bienvenida. Aquel 17 de junio, Diego Mazquirán 'Fortuna' realizó el primer estoque contra el 'Hortelano', de la ganadería de Juan Pedro Domecq.

Noticias relacionadas

Por aquel entonces, el coso taurino más grande del mundo en estilo neomudéjar con cerámica talaverana y ladrillo visto estaba predestinado a hacer historia. A lo largo de estas nueve décadas, en sus tendidos han disfrutado los personajes más importantes del siglo XX que dieron diferentes tonalidades a las crónicas sociales y la prensa del corazón.

El premio Nobel Ernest Hemingway, que también idolatró los Sanfermines, acudía a menudo a ver a su gran amigo Antonio Ordóñez -padre de la reina de corazones, Carmina Ordóñez, y abuelo de Francisco (47 años) y Cayetano Rivera (44)-, cuyas andanzas y rivalidades con su entonces cuñado, Luis Miguel Dominguín, reflejó en tres números consecutivos de la revista Life en El verano peligroso (1959), que después se convertiría en libro. Los dos astros no se llevaban bien, ambos eran maestros de maestros, pero Dominguín le ganaba en cuanto a ligues.

Antonio Ordoñez, en una corrida en Las Ventas. Gtres

El padre de Miguel Bosé (65) era un macho made in Spain que había deshecho en innumerables ocasiones las camas de los hoteles en brazos de Lana Turner, Lauren Bacall, Ava Gardner, Miroslava Stern, María Félix o Rita Hayworth. Algunas de esas amantes le vieron en plena faena -la profesional-. Sobre todo, Ava Gardner, quien no dudó en posar junto a él y su hermana Bappie el 1 de mayo de 1954 mientras la protagonista de Pandora y el holandés errante -durante el rodaje se lio con el extorero reconvertido en actor Mario Cabré- seguía casada con Frank Sinatra. Después en el Castellana Hilton libraban su propia batalla de cuernos porque el diestro ya ronroneaba a Lucía Bosé, musa del neorrealismo italiano. En la Feria de San Isidro de 1959, la Bacall también asistió a una novillada.

Pero Ordóñez también tenía amigos influyentes, como Orson Welles, que sentía admiración por su arte, por lo que no dudó en acudir a la primera corrida de la Feria de San Isidro en 1961. Hasta tal punto llegó su amistad que las cenizas del prestigioso director y exmarido de Rita Hayworth reposan desde 1987 en un pozo ciego cubierto de flores en la finca rondeña de El Recreo de San Cayetano, que en la actualidad alquilan sus nietos Francisco y Cayetano.

El rey Juan Carlos, en una imagen captada en Las Ventas en 2002. Gtres

Esta plaza ha vivido momentos auténticamente históricos. En 1947, Franco invitó al presidente argentino Juan Domingo Perón con un fin estratégico-comercial ya que nuestro país había quedado fuera del Plan Marshall. El mandamás no vino, pero envió a su astuta mujer Evita, que el 12 de junio de ese año se le rindió un homenaje en Las Ventas junto al dictador mientras se firmaban acuerdos vitales por los que Argentina proveería de trigo a España y esta enviaría plomo, motores y maquinaria para la industrialización del país andino. Una década más tarde, Fernando Botán fue el único fotógrafo en dejar constancia de la visita del Che Guevara ataviado con su boina negra y el uniforme militar verde olivo observando desde la barrera el espectáculo del 3 de septiembre de 1959.

En una época en la que Madrid se había convertido en un apéndice del Hollywood clásico, por Las Ventas pasaron Grace Kelly, Gina Lollobrigida (93), Sofía Loren (86), Anita Ekberg, Audrey Hepburn y su marido Mel Ferrer, Charlton Heston -a quien fotografiaron toreando de salón en una clase práctica del maestro Domingo Ortega en 1961- y Marlene Dietrich, que acudió para ofrecer su único concierto en nuestro país en la sala Pavillion. Entre los patrios destacaban Lola Flores, Marisol (73), Joaquín Sabina (72), Carmen Posadas (67), Paz Vega (45), Sergio Ramos (35), María José Campanario (42) y Pedro Piqueras (66), entre otros.

Cayetano Rivera, durante la corrida de toros en la Feria de San Isidro 2018. Gtres

Uno de los (últimos) momentos públicos más tiernos entre Juan Carlos I (83) y Adolfo Suárez tuvo lugar el 3 de junio de 1998 en pleno San Isidro, donde estos dos grandes amigos compartieron confidencias con la camaradería que les caracterizaba. El emérito ha sido siempre un forofo de la fiesta, pasión heredada por la infanta Elena (57), a quien se la vio con su hija Victoria Federica (20) a principios de mayo tras un año y medio sin corridas debido a la pandemia. En Zarzuela también existe el bando antitaurino, capitaneado por la reina Sofía (82), cuyas últimas imágenes en el coso datan de los años 60, y la reina Letizia (48). Entre otros espectadores de excepción en el festival organizado por el Centro de Asuntos Taurinos (CAT) acudieron Jaime Ostos (90) -una de las últimas figuras clásicas vivas, Ortega Cano (67) y su hija Gloria Camila (25), y Cayetana Rivera (21), bisnieta del gran Ordóñez y nieta de la duquesa de Alba. En la arena, El Juli (38), José Mari Manzanares y Enrique Ponce (49), que volvió locos a los paparazzi para sonsacarle por qué no firma el divorcio de Paloma Cuevas (48).

Entre los pintores, Picasso y Dalí siempre mostraron su apoyo a la Fiesta. De hecho, el cartel de la corrida de la Cultura del próximo 4 de julio está protagonizado por un retrato del artista catalán realizado por Tomás Pérez Indiano con acuarela, grafito, acrílico, café y lejía. El maestro Picasso también protagonizó la cartelería con su serie Tauromaquia y consideraba a su íntimo Luis Miguel Dominguín como el arte en sí mismo. A raíz de la crisis provocada por la Covid-19, el futuro de Las Ventas es un tanto incierto.

[Más información: Luis Miguel Dominguín y sus amores: el suicidio de Miroslava Stern, las noches locas con Ava Gardner...]