El pasado domingo 2 de mayo. Plaza de Las Ventas, Madrid. Vuelven los toros al coso madrileño después de 448 días de inactividad debido a la crisis sanitaria de la Covid-19, y lo hicieron en una fecha tan emblemática como el día de la región. 6.000 espectadores y un cartel de lujo: Diego Ventura (38 años), El Juli (38), José María Manzanares, Guillermo García y Enrique Ponce (48), entre otros. La expectación sobre este último era máxima y especial, pues muchos se preguntaban si estaría arropado en tan insigne día por su pareja sentimental, la almeriense Ana Soria (22). 

Noticias relacionadas

Sin embargo, entre la algarabía y la expectación, muy pocos se percataron de otro detalle, esta vez en la indumentaria de Ponce: solo una cámara avezada. El diestro toreó con una chaquetilla cuyos botones eran efigies del dictador Francisco Franco, y en ellos se podía leer, con ecos de reminiscencia: "Francisco Franco, caudillo de España por la gracia de Dios". Según se aprecia en las fotografías que se le hicieron antes del festejo en el patio de caballos de Las Ventas, Ponce lucía un traje campero, compuesto de una chaquetilla de terciopelo gris con una botonadura de plata que imitaba a las monedas de 50 pesetas de la época de Franco, con la efigie del dictador y los lemas correspondientes que se acuñaban en ellas.

Enrique Ponce toreando en Las Ventas con la botonadura de Francisco Franco.

Tras el detalle que casi nadie vio, JALEOS intentó confirmar la noticia, y la identidad de las monedas, tanto con Ponce como con su apoderado. No obstante, ha sido este miércoles cuando su apoderado, Juan Ruiz, ha respondido al detalle de su traje, restado importancia a la botonadura que lució el diestro valenciano. "No hay mayor historia al respecto", ha asegurado para la agencia Efe. "Enrique tiene ese traje campero, como tiene otros con otro tipo de monedas, desde hace mucho tiempo. Y se lo ha puesto ya unas cuantas veces en varias plazas sin que se arme tanto revuelo. A él le gusta poner monedas como botones, da igual las que sean, así que no creo que haya que sacar mayores conclusiones del asunto", insistió el joven apoderado del torero. 

También el propio torero se ha mostrado sorprendido porque esta circunstancia trascienda y haya podido molestar a alguien, en tanto que, afirma, no tiene "nada que ver con esa etapa" de la historia de España. "Simplemente, me gusta utilizar monedas antiguas en mis trajes, y las tengo de Isabel II, Alfonso XIII, el rey emérito, el Monarca actual y también de Franco (...) Me hice esa chaquetilla no por Franco, sino por la moneda en sí. La chaquetilla que me puse el domingo en Las Ventas me la hice hace 15 años, y la he vestido en distintas ocasiones", ha expresado en las últimas horas para El País

Sin Ana Soria y con evento familiar

Más allá de este detalle en su chaquetilla, lo cierto es que Ana Soria no acompañó a Enrique Ponce en su gran día en Las Ventas de Madrid. Tampoco lo acompañará, según las informaciones que pudo conocer hace unos días JALEOS, a la Primera Comunión de su hija Bianca, que tendrá lugar en los próximos días. "No será una decisión fácil porque si de él solo dependiera te digo que allí estaría Ana a su lado", aseguró a este medio un amigo suyo. Y añadió: "Enrique solo quiere paz y llevarse bien con todo el mundo. Ir ese día acompañado solo puede generar más polémica o interés en los medios. Irá solo". 

En todo momento, Ana Soria se mantiene al margen de esta decisiones, como se deslizó: "Ella hará lo que quiera Enrique, entiende que sus posturas y circunstancias son diferentes". Esta fuente consultada lo tuvo claro hace unos días: "Enrique irá solo, estoy casi convencido, y eso que, según me cuentan, Ana ya ha tenido un acercamiento con las hijas de Enrique". Pero una cosa son las menores; la otra, Paloma Cuevas, es muy distinta.

Puestos en contacto con dos personas del entorno de Soria, se aseguró que la joven "deja hacer" a su pareja y no se interesa en exceso por nada que tenga que ver con su matrimonio: otra cosa es la familia, "a la que le gustaría que lo de Ana y Enrique se formalizara. Están encantados con él, dicen que es el yerno perfecto". Y se deslizó tímidamente: "Se entiende que ya es un buen momento para cerrar una etapa y abrir otra".

[Más información: El millonario que está detrás de las 'clases' de equitación de la hija de Paloma Cuevas y Enrique Ponce]