Cuando se dio a conocer la separación de Enrique Ponce (48 años) y Paloma Cuevas (48) a finales de junio del año pasado, los protagonistas primeramente no quisieron confirmar la noticia para que sus dos mayores tesoros, sus hijas, no sufrieran. Sin embargo, enseguida su ruptura se hizo evidente. Pese al distanciamiento íntimo, siguieron manteniendo una cordial relación hasta el punto de que pasaron en confinamiento en la misma finca por el bien de sus pequeñas. Meses más tarde, sus vidas son ya muy distintas -el torero vive con Ana Soria (22) en un ático en Almería-, pero su pasión e implicación por sus hijas no ha cambiado y se desviven por hacerlas felices.

Noticias relacionadas

En ese sentido, además de cuidar de que a sus queridas Paloma (13) y Bianca (9) no les falte lo necesario para crecer en las etapas vitales, como es formarse en el colegio, las menores también asisten a extraescolares muy especiales que acentúan sus gustos y cuáles podrían ser sus sueños para un futuro. Así ocurre con la pequeña Bianca que se presenta como una gran apasionada de los caballos y de los deportes ecuestres.

La hija de Paloma Cuevas y Enrique Ponce ha comenzado a mostrar interés por los deportes ecuestres. RRSS

Paloma Cuevas presume del talento de su hija sobre los equinos y da muestras de ello en sus redes sociales donde comparte imágenes de las jornadas que su pequeña pasa rodeada de un entorno agrario de lujo. Y es que Bianca no entrena con cualquier raza de caballos ni bajo el aval de ninguna empresa de corte mediocre, todo lo contrario. La joven Ponce Cuevas practica su deporte favorito gracias al poderoso imperio que heredará una íntima amiga de su madre.

Margarita Vargas (37) es la mujer que más confidencias conoce de Paloma Cuevas. La esposa de Luis Alfonso de Borbón (46) tiene gran parte de la culpa de que Bianca haya quedado deslumbrada por los corceles. El padre de la venezolana es el multimillonario empresario Víctor Vargas, propietario del holding venezolano Grupo Financiero B.O.D., cuyo buque insignia es el Banco Occidental de Descuento, el sexto banco de Venezuela y posee el Lechuza Caracas, un club de polo que tiene presencia en competiciones ecuestres en todo el mundo y que ha ganado algunos de los más importantes galardones del sector.

En 2015, Vargas trasladó la sede de su club de Inglaterra a España por un tema meteorológico y sus caballos se encuentran, entre otros lugares, en Sotogrande, municipio andaluz al que son muy asiduos Paloma Cuevas y Enrique Ponce, y por supuesto, Margarita y Luis Alfonso, ya que los cuatro forman un círculo personal inquebrantable desde hace años.

Margarita Vargas junto a sus hijos y su padre, el poderoso empresario Víctor Vargas, en Sotogrande. Gtres

Tal es su unión que tras conocerse la separación entre la socialité y el torero, sus amigos invitaron a Paloma a pasar las vacaciones de verano con ellos mientras Ponce disfrutaba de su primer periodo estival a solas con Ana Soria. Pero además, su vínculo va más allá y juegan papeles esenciales en los eventos familiares de unos y de otros. En 2017, en la Primera Comunión de Paloma, la primogénita de Ponce y Cuevas, estuvieron en primera línea, casi como padrinos, lo que demuestra la fuerte implicación que existe entre ambas familias. Ahora, en 2021, es la segunda hija del exmatrimonio la que celebrará su primer sacramento y para ello -teniendo en cuenta las dificultades de la pandemia- el bisnieto de Franco y su mujer han ofrecido su gran mansión para que tenga lugar el festejo en la más absoluta intimidad y sin miedo a los posibles contagios.

La Comunión más esperada

Enrique Ponce reapareció hace unos días y se pronunció por primera vez sobre su estado actual después de largos meses sin dirigirse en ningún momento a los medios que le preguntaban por su divorcio y/o sus circunstancias personales. Aunque aseguró querer "seguir adelante" no entró a valorar nada de su separación ni de su relación con Ana Soria. Tampoco quiso hablar sobre un evento familiar que tendrá lugar en las próximas semanas y que supondrá toda una encrucijada para él: la Primera Comunión de su hija menor, Bianca.

Enrique y Paloma en la Primera Comunión de su hija mayor, Paloma. RRSS

Según ha podido conocer JALEOS por parte del entorno del torero, "no será una decisión fácil porque si de él solo dependiera te digo que allí estaría Ana a su lado". Pero el escenario todavía es complicado, cuando no tenso. Tardará un tiempo en que todo se recoloque. Un buen amigo suyo, que suma cerca de 20 años de amistad, confía a este medio que "Enrique solo quiere paz y llevarse bien con todo el mundo.Ir ese día acompañado solo puede generar más polémica o interés en los medios".

Por su parte, Paloma ya se encuentra "ultimando los detalles y cerrando cosas" de la esperada cita de su pequeña. Mientras, en todo momento, Ana Soria se mantiene al margen: "Ella hará lo que quiera Enrique, entiende que sus posturas y circunstancias son diferentes". Esta primera fuente consultada lo tiene claro: "Enrique irá solo, estoy casi convencido, y eso que, según me cuentan, Ana ya ha tenido un acercamiento con las hijas de Enrique". Pero una cosa son las menores; la otra, Paloma Cuevas, es muy distinta. Puestos en contacto con dos personas del entorno de Soria, se asegura que la joven "deja hacer" a su pareja y no se interesa en exceso por nada que tenga que ver con su matrimonio y mucho menos hará nada que perjudique a las dos hijas que la expareja tiene en común.

[Más información: La encrucijada de Enrique Ponce en la Primera Comunión de su hija: su decisión sobre Ana Soria]