Albert Solá, en una de sus últimas apariciones públicas.

Albert Solá, en una de sus últimas apariciones públicas.

Famosos NUEVOS DOCUMENTOS

Salen a la luz las pruebas de ADN del supuesto hijo ilegítimo de Juan Carlos I

Albert Solà ha desvelado a JALEOS los detalles de los resultados. Ha anunciado que el excomisario José Manuel Villarejo podría publicar las pruebas de ADN del rey emérito.

Noticias relacionadas

Albert Solà (62 años), el supuesto primogénito del rey emérito de España, ha asegurado que el excomisario José Manuel Villarejo podría publicar las pruebas de ADN de Juan Carlos de Borbón (81). El medio Elcierredigital.com ha presentado las del catalán, realizadas en 2007, a petición del CNI en un laboratorio de Lérida, donde la coincidencia con el monarca es del 99,9%

El supuesto hijo del emérito ya había publicado El monarca de La Bisbal, un libro en el que aborda su compleja historia. Ahora, JALEOS se ha puesto en contacto con el supuesto hermano mayor de Felipe VI (51) con el fin de esclarecer los hechos y comprobar en qué situación se encuentra. El supuesto vástago cree que si Villarejo tiene los documentos no dudará en sacarlos. "Teniendo en cuenta que en 2007 Villarejo tenía mucho poder puede que sea verdad el rumor ese porque el director general de Barcelona para qué quiere el ADN", ha confesado.  

"Yo ya tenía las pruebas. A mi me llegó la información de un periodista independiente de Madrid, que me llamó hará unos diez días. Me dijo 'Alberto se rumorea que Villarejo podría sacar las pruebas de ADN'", ha comentado Albert Solá. 

Albert Solà ha publicado el libro 'El monarca de la Bisbal'.

Albert Solà ha publicado el libro 'El monarca de la Bisbal'. Albert Balaguer

En 2007, el director general del CNI de Barcelona (cuyo nombre no ha querido desvelar) le propuso realizar esos análisis a través de Antonio Rodríguez, un exmiembro del CNI con el que tenía contacto: "Delante mía, el director general de Barcelona llamó a Madrid a sus colegas y pidió que en la mayor brevedad de lo posible le mandaran algo con lo que ingiriese el rey. En ese caso, fue un vaso". 

Albert Solà no ha dudado de la procedencia de tal objeto ya que "el CNI va codo con codo con el Rey. Son los que van de paisanos". De hecho, cuando él dio a conocer los resultados del análisis, el rey emérito pidió que cada vez que ingiriera algo que pudiera contener su ADN lo retiraran inmediatamente.  "El director, que luego siguió en activo, no iba a perder el tiempo conmigo. Además estuvieron cinco años detrás de mí", ha añadido el vástago. 

El rey emérito, en uno de sus últimas apariciones públicas.

El rey emérito, en uno de sus últimas apariciones públicas. Gtres

Tras el análisis, al supuesto hijo ilegítimo del rey emérito le hicieron renunciar a la corona, tal y como él mismo ha señalado: "Eso se hizo en Barcelona. Fue grabado en un bar que ellos conocían y tenían una amistad fuerte con el dueño". Un encuentro en el que no firmó ningún documento, únicamente fue grabado. Un material que no le llegó nunca a sus manos. 

Durante varios años, Albert escribió a Juan Carlos I hasta que decidió demandarlo y dar por concluida toda comunicación. Tiene en su dominio unas 90 misivas. "Él me respondió a una. Las cartas eran de hijo a padre. Yo había pedido una ayuda para mi madre adoptiva para que pudiera entrar en un geriátrico porque había mucha cola. Y probé y le pedí el favor. Y curiosamente me llegó una carta con paquete azul, de la Casa de su majestad el Rey con el escudo y todo. Y ponía: 'respuesta a la carta del 27 de abril de 2007, despachado por su majestad'. Un papel oficial con un papel grueso. Si tú no quieres reconocerlo, no contestas. Ordenaba que lo vieran los servicios sociales de la Generalitat de Cataluña. Y estaba firmado por Saénz de Heredia, la número dos de Zarzuela. Cumplió".

El rey emérito con el ojo morado, en una de sus últimas apariciones.

El rey emérito con el ojo morado, en una de sus últimas apariciones. Gtres

Cuando llegó de México, desde la Casa Real le llamaron diez veces pero ahora no tiene noticia de ellos. Eso sí, se siente observado: "Algunas veces hay coches dando vueltas por mi casa". También tiene constancia que Juan Carlos se interesa por él: "Lo que sí que puedo confirmar es que al Rey le pasan información de mí".

El catalán ha llegado incluso a conocer a familiares del rey. "Un familiar del rey que vive en Bélgica, que creo que se llama Vicente Montpellier, me localizó y me llamó primo desde el primer momento. Inclusive, yo tengo fotos de él de la casa real y él está ahí", ha asegurado. 

[Más información: El 'hijo ilegítimo' de Juan Carlos I: "Mi padre ha abusado demasiado de la Corona"]