Remedios Cervantes en imagen de archivo.

Remedios Cervantes en imagen de archivo. Gtres

Famosos ALEJADA DE LA TELEVISIÓN

La nueva vida de Remedios Cervantes: la persona detrás de las 'influencers' del momento

La que un día fuera uno de los rostros más conocidos del panorama nacional dirige una de las agencias de modelos más conocidas del país. JALEOS conoce los detalles del fichaje de la hija de Terelu Campos, su última estrella. 

Noticias relacionadas

Un buen día Remedios Cervantes (54 años) decidió abandonar el rutilante mundo de la televisión y los focos para dedicarse en cuerpo y alma a su empresa de marketing digital: R Medios Marketing. En los últimos años ha visto un filón profesional en la era de las influencers y a día de hoy Cervantes puede jactarse de capitanear una de las agencias más reconocidas del país. En los últimos días, el nombre de su ocupación laboral ha sonado con más fuerza que nunca después de que Alejandra Rubio (18), la hija de Terelu Campos (53), se sumara a su amplia cartera de clientes. 

La noticia saltó la pasada semana: la nieta de María Teresa Campos (77) abandonaba sus estudios de moda para protagonizar un reality show en el canal MTMAD. Un proyecto en el que grabará sus andanzas diarias, y por el que se embolsará cerca de 4.000 euros al mes, y cuyo contrato ha cerrado la propia Cervantes a través de su agencia.

Remedios Cervantes.

Remedios Cervantes. Gtres

Según ha podido conocer JALEOS, fue Terelu quien, "después de que su hija le comunicara su intención de ponerse bajo las cámaras", se puso en contacto con Remedios, gran amiga de la familia: "Las Campos y Remedios son íntimas y Terelu quería que su hija estuviera en buenas manos". Así las cosas, Alejandra "está encantada" bajo la directriz de Cervantes. Así, ahora la agencia de Remedios será la intermediaria entre Alejandra y las marcas que quieren publicitarse a través de las redes sociales de la joven. Fue hace unos años cuando Remedios optó por dar carpetazo a su vida profesional como actriz y presentadora de televisión. De hecho, el último año en el que trabajó en televisión fue, para la memoria colectiva, en 2011, cuando acudió al programa Atrapa un millón y, tras una metedura de pata, hizo perder todo el dinero a un concursante. Desde aquel momentazo que hizo historia, Cervantes se volcó de lleno en su empresa de modelos y canceló su vida anterior. Alejada de la televisión, y sin querer hablar de su vida privada, la que un día fuera una de las actrices más reconocidas por papeles como el que encarnó en la serie Arrayán de Canal Sur, en la actualidad vive parapetada en su labor de empresaria. 

Tanto, que reconoce que no ve televisión y que su vínculo con los refractores de la fama es cada día más lejano y desdibujado. "La verdad es que nunca me hubiera imaginado que fuera a decir esto pero veo las cosas de otra manera y creo que en la vida hay que reinventarse y en un momento de crisis como hemos sufrido y hemos vivido en el teatro, creo que es bueno dar un giro en la vida. Soy una mujer que siempre le ha gustado girar para un lado o para otro y estoy contenta", aseguró en una entrevista en 2016.

En concreto, reconoció que fue la muerte de su madre la que la empujó a dar un golpe de timón a su existencia. Por no hablar, ni siquiera rompe su silencio para aclarar cómo está su relación con rostros que antaño formaban parte de su entorno más íntimo, como el caso de Rocío Carrasco (41): "Si yo os digo que no veo la tele de verdad, creerme. Trabajo más de quince horas al día y no tengo tiempo para nada más. Además yo soy una persona tan respetuosa que nunca diría un comentario sobre esto". Remedios ha decidido resetear su vida. 

Los otros rostros en la cartera de Remedios

Lydia Bosh, Nieves Álvarez y Alba Díaz en montaje JALEOS.

Lydia Bosh, Nieves Álvarez y Alba Díaz en montaje JALEOS.

La exmodelo ha reconducido su carrera al mundo de la comunicación y el marketing con esta pequeña agencia creada hace tres años que se dedica, tal como reza, al "desarrollo y explotación de nuevo negocio de marcas y personalidades". El contacto con celebridades parece una de las parcelas fundamentales de R Medios, como se llama la agencia, pues se enorgullecen de "representar a un selecto grupo de clientes, entre los que se encuentran algunas de las celebridades más importantes de nuestro país, así como algunas de las empresas más relevantes". Algunos de los vips a los que hace referencia son Lydia Bosch (55), Sara Baras (47) o Nieves Álvarez (44). Y, ahora, como representación de la nueva ola de estrellas surgidas al amparo de likes y filtros, ahí está Alejandra, el futuro de las celebs.

Remedios, una mujer discreta con su vida privada 

Esta malagueña es el claro ejemplo de que se puede ser una de las artistas más célebre de una época en televisión y cine y, a la vez, mantener a raya su parcela privada e íntima. Remedios nunca ha dado que hablar por sus relaciones sentimentales y, a lo sumo, ha reconocido que el amor le ha roto el corazón en más de una ocasión. "El corazón puede romperse por mil razones, la que tiene que ver con el amor o desamor es una de ellas. En esas situaciones, como en toda experiencia dolorosa, hay que saber encontrar la parte positiva. Entender que es necesario, a veces, que sucedan unas cosas que no entendemos para que puedan surgir otras que ya no cambiarías por nada del mundo", reconocía a Ciudad con Alma. Más allá, silencio. 

[Más información: La vida en cifras de Alejandra Rubio que mostrará en su nuevo 'reality']