Con estos truquitos conseguirás una segunda erección

Con estos "truquitos" conseguirás una segunda erección

¿Cómo hacer... ?

Cómo conseguir una erección después de haber eyaculado

Conseguir una erección después de haber eyaculado es difícil en la mayoría de los hombres, pero se puede conseguir si sigues estas recomendaciones.

En las películas para adultos, se puede ver cómo después de haber tenido un orgasmo, los actores siguen con los penes erectos. Ese es el objetivo de muchos hombres, aunque estamos hablando de una película, no es imposible, hay hombres que requieren de poco tiempo de descanso para tener una erección o incluso mantenerla. El hecho de que haya un tiempo de descanso hasta una nueva erección es normal. Se llama periodo refractario y a algunos hombres les cuesta más y a otros menos.

En otras ocasiones, puede darse el caso de que tras haber eyaculado siguen con el pene erecto. Depende de la excitación, del tiempo que se haya estado sin sexo, del nivel de hormonas, etc., pero es posible.

Si nuestros problemas van más allá y ocurre que tenemos problemas de erección esporádicas, no quiere decir que se tenga algún problema médico. En ocasiones puede tratarse de estrés, problemas y preocupaciones, cansancio, etc. Cuando se hace frecuente, hay que tomar medidas y ponerse en manos de profesionales. Lo mismo que sucede con alguien que sea eyaculador precoz. La atención médica es muy importante y puede acabar con las preocupaciones de más de un hombre.

Ejercicios que ayudarán a conseguir una erección o mantenerla tras eyacular

Con la realización de ejercicios de Kegel se puede conseguir fortalecer los músculos para controlar la erección. Lo importante para conseguirlo es tener constancia y practicar de forma periódica, sin desanimarse. Los resultados de los ejercicios que realicemos siempre dependerán tanto de la salud como de la edad del hombre. Normalmente, no se notan resultados en personas que tengan problemas de disfunción eréctil o que tengan una avanzada edad.

Una propuesta para comenzar a hacer los ejercicios es cuando se vaya a orinar. Se debe aguantar lo máximo posible y cuando se va orinando se pueden ir apretando los músculos del ano. De esta forma se conseguirá cortar la micción e ir fortaleciendo poco a poco los músculos. Los expertos en psicología aseguran que con estos ejercicios no solamente se tonifican los músculos. También se trabaja en conjunto con el cerebro y se consigue ir aprendiendo a dominar el cuerpo. Esto es algo de gran importancia para el objetivo que se busca conseguir.

Otra alternativa es complementar estos ejercicios con la práctica de ejercicio físico diario, al menos durante una hora. Llevar una alimentación sana también es otra interesante propuesta, sobre todo si se incorporan alimentos con testosterona. La testosterona ayudará a que las erecciones sean más fuertes, firmes y haya menos periodo refractario. Eso sí, hay que controlar la ingesta de esta sustancia dado que si se consume en exceso puede producir impotencia permanente.

Tips para conseguir una buena erección tras haber eyaculado

Se recomienda el consumo de alimentos ricos en proteínas y también intentar reducir los niveles de prolactina. Cada medio año, es bueno hacerse exámenes de sangre que detecten cualquier clase de cambio en la prolactina. Asimismo, se aconseja consumir licuados para que aporten energía y así tener un mejor rendimiento. Es importante que si se es promiscuo se abandone esa práctica porque produce presión sexual. Intentar satisfacer a dos o más parejas puede producir mucho estrés. Esto puede hacer que no se pueda conseguir una eyaculación o algo peor, una buena erección.

Se aconseja reducir el consumo de alcohol porque puede reducir la libido. Además, hace que el cuerpo se relaje demasiado y no se logre conseguir el objetivo.
En cuanto a actividad física, hay que practicarla de bajo impacto. Se recomienda hacer ejercicios cardiovasculares al menos una hora al día. De esta forma se tendrá el cuerpo en un buen estado de forma o mejorando poco a poco.

Para finalizar, no hay que olvidarse que un aspecto a tener en cuenta es el psicológico. Hay que procurar que los problemas no acaben por agobiar, lo que seguramente hará que el deseo sexual se vea reducido. Si se tiene un trabajo muy estresante, es importante realizar actividades que ayuden a reducir ese estrés. Relajación, masajes, ejercicio físico, etc., son buenas alternativas para dejar de lado el estrés. De lo contrario, la erección no será tan firme como siempre y el periodo refractario podría llegar a ser demasiado largo.

No hay que preocuparse si en lugar de 10 minutos se tarda un poco más de tiempo. Si se quiere tener de nuevo una relación, mientras pasa el periodo refractario, nos podemos dedicar de nuevo a ella. Juegos, caricias, nuevas posturas, cumplir algunas fantasías, etc., son propuestas que harán que la excitación vuelva a aparecer. Por otro lado, no hay que olvidarse que en una relación sexual, hay que dejar de lado las preocupaciones. Estando tranquilos y centrados en lo que hay que estar, todo saldrá como se espera.

Si con todos estos consejos hemos logrado subir tu autoestima, enhorabuena, tus relaciones de pareja y el sexo que practiques serán mas eficientes, te sentirás con una imagen personal más segura y en general tu sexualidad aumentará.