etorres69 iStockPhoto

Postres

Bizcocho light: Receta rápida y con menos calorías

Si te mueres por algo dulce en estos días de aislamiento, te proponemos este bizcocho light de chocolate (o no) para que te des el capricho sin remordimientos.

31 marzo, 2020 19:33

Llevas días intentando no caer en la tentación de ponerte a hornear bizcochos como si no hubiera un mañana y sientes que ya no vas a resistir mucho más. No te preocupes, para que puedas darte un capricho sin remordimientos hoy te traemos una receta de bizcocho light, bizcocho fitness o fitcocho, o lo que es lo mismo, un bizcocho que no lleva grasas, ni azúcares ni muchas harinas, pero es perfecto para dejarse llevar y caer en la tentación.

Ingredientes

Para un molde de 25x25 centímetros

  • Harina de avena o copos de avena, 75 g
  • Cacao en polvo desgrasado, 2 cucharadas soperas y un poco más para encamisar el molde (Ver notas)
  • Claras de huevo, 8
  • Huevos M, 2
  • Edulcorante líquido o en polvo termoestable, equivalente a 125 g de azúcar (ver Notas finales)
  • Aceite o mantequilla, lo justo para engrasar el molde

Cómo hacer un bizcocho light o fitcocho

Muchos de los bizcochos de este tipo que circulan por la red están hechos con harinas de avena micronizadas y saborizadas, que ya vienen con edulcorantes incorporados, pero también tienen muchos saborizantes y aromatizantes artificiales y no son nada baratas, por eso en esta receta os proponemos harina de avena normal que se puede encontrar en muchos herbolarios, pero si no la encontráis podéis hacer vuestra propia harina de avena triturando copos de avena de los que se venden en cualquier supermercado con cualquier robot de cocina. procesador de alimentos. o mismo un molinillo de los que se usan para moler café.

Paso 1

En un bol mezclamos los ingredientes secos (harina de avena, cacao en polvo, impulsor químico y el edulcorante si es en polvo). Si en vez de harina de avena vamos a usar copos, recuerda que hay que triturarlos antes hasta conseguir una harina.

Paso 2

En otro bol limpio y seco echamos las claras de los dos huevos más las ocho claras restantes. Reservamos las yemas aparte.

Añadimos una pizca de sal a las claras y las montamos a punto de nieve con ayuda de unas varillas -será más fácil si son eléctricas-. Cuando estén a punto de nieve firme, batimos las yemas que tenemos aparte con el edulcorante si usamos edulcorante líquido y las incorporamos con delicadeza a las claras para que éstas no se bajen demasiado.

Paso 3

Tamizamos la mezcla de ingredientes secos sobre los huevos y la integramos con suavidad con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes.

Paso 4

Engrasamos un molde cuadrado de 25x25 centímetros, lo espolvoreamos con cacao en polvo y sacudimos para que caiga el exceso. Echamos la mezcla del bizcocho y horneamos durante unos 25 minutos en el horno precalentado a una temperatura de 180ºC.

Paso 5

Comprobamos que el bizcocho light esté listo pinchando con un palillo y cuando esté lo sacamos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Notas

Se puede utilizar cualquier edulcorante líquido o en polvo siempre y cuando sea termoestable, como puede, ser los sobres de estevia granulados si buscáis uno completamente acalórico, o el sirope de ágave si preferís algo más natural. Pero no se pueden usar edulcorante como el aspartamo, pues cuando se calienta por encima de una temperatura determinada, se degrada y se vuelve amargo.

La mejor forma de saber si un edulcorante es apto para hornear o no, es fijarse en que la etiqueta no ponga nada de que no se pueda usar en caliente. La etiqueta también nos indicará la equivalencia con el azúcar que nos servirá para saber cuánto edulcorante tenemos que usar. Algunos edulcorantes líquidos, en vez de indicar esto en la etiqueta, suelen traer un tapón dosificador con dos escalas, una en ml y otra que indica el peso equivalente en azúcar.

Si no te gusta el chocolate, puedes substituir el cacao en polvo por dos cucharadas más de harina de avena. También podéis aromatizarlo con lo que más os guste, ralladura de limón, esencia de vainilla, etc.