La máquina de protonterapia.

La máquina de protonterapia. Quironsalud

Salud Innovación terapéutica

Llega a España la terapia que salvó a Ashya King, el niño 'secuestrado' de la sanidad inglesa

En agosto de 2014, la policía de todo el mundo se movilizaba tras conocer un caso aparentemente muy inquietante. Los padres de un niño con un tumor cerebral habían sacado al pequeño, llamado Ashya King, del hospital de Southampton donde estaba ingresado y lo habían trasladado a una casa familiar en Málaga, donde fue localizado por las fuerzas de seguridad españolas

Se supo entonces que los padres de Ashya eran testigos de Jehová y se sospechó lo peor: que querían evitar para su hijo la única medicina que podía salvarle la vida. Sin embargo, esto resultó no ser así. Lo que Brett y Naghemeh King pretendían era que su hijo se tratara en el Centro de Terapia de Protones de Praga, uno de los pocos lugares entonces donde administraban protonterapia, una forma avanzada de radioterapia con muchos menos efectos secundarios que la convencional, lo que hace de ella una alternativa ideal para tumores pediátricos. 

Finalmente, tras un paso de 24 horas por la cárcel de Soto del Real, los padres pudieron trasladar a su hijo a la capital de la República Checa, donde recibió el innovador tratamiento que, cinco años después, llegará por fin también a España. El grupo Quironsalud está construyendo el que será el primer centro de protonterapia de España, que estará situado en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y que empezará a tratar pacientes -tanto de la sanidad privada como de la pública, ya que la entidad gestiona diversos hospitales de titularidad autonómica- en 2019

Así funciona la protonterapia.

Sólo 20 centros en Europa

España se suma así a otros 57 centros ubicados en países como Francia, Alemania, Italia, Japón o EEUU, sólo una veintena de ellos situados en Europa. Desde el grupo hospitalario han explicado que las nuevas instalaciones han requerido de una inversión de 40 millones de euros

Desde que el tratamiento saltó a la palestra en los medios de comunicación, diversos estudios científicos lo han confirmado como una alternativa ideal para ciertos tumores. En 2016, The Lancet Oncology publicaba un estudio sobre su eficacia a largo plazo en el meduloblastoma. 

Entre los beneficios de la terapia con haz de protones destacan la mínima –incluso nula- radiación en los alrededores del tumor, una menor dosis total de radiación por tratamiento, ausencia de tumores secundarios a la radiación y mejora de la calidad de vida del paciente.

Aplicados en dosis específicas, los protones pueden actuar con precisión en el interior de los tejidos, consiguiendo una mayor actividad antitumoral y generando un menor daño en el tejido sano, lo que hace de este tipo de terapia especialmente indicada en pacientes pediátricos, aunque sólo en algunos tipos de cáncer.

En concreto, los tumores más indicados para este tipo de tratamiento son  el cordoma y el condrosarcoma -dos tipos de tumores óseos-, melanomas intraoculares no adecuados para la braquiterapia de placa y tumores en niños y adolescentes: craneoespinal, glioma de bajo grado, ependimoma, craneofaringioma, tumores de células germinales, tumores de hipófisis y tumores pineales, rabdomiosarcoma, sarcoma de Ewing, sarcomas de pelvis y linfoma mediastino, entre otros tipos de cáncer.

El sistema de terapia de protones que se podrá utilizar en España se llama Proteous One y reúne en una sola sala multifuncional toda la tecnología necesaria para la aplicación de la protonterapia en un centro oncológico.

Este equipamiento incorpora un sistema de escaneado del tumor para facilitar al médico la aplicación de la dosis más adecuada en cada área a tratar, y cuenta con los sistemas más avanzados para la toma de imágenes. Además, la máquina puede girar 360 grados sobre el paciente, aplicando el haz de protones desde cualquier ángulo, según informan desde el grupo hospitalario. "La apuesta de Quirónsalud por la protonterapia es fruto de nuestra preocupación por la calidad y la seguridad en la atención a nuestros pacientes y un ejemplo de nuestra continua innovación en los tratamientos y técnicas utilizados para mejorar la calidad de vida de las personas", concluye Leticia Moral, directora general de Asistencia y Calidad de Quirónsalud.