Una mujer tapa la nariz a su marido para que no ronque.

Una mujer tapa la nariz a su marido para que no ronque. Archivo

Salud Neumología

Estas son las cuatro maneras de acabar con los ronquidos para siempre

Motivados por la obstrucción de las vías respiratorias o la vibración de la lengua, pueden ser muy molestos y ser señal de problemas graves de salud. 

Manuel Oliva

Los ronquidos pueden ser tanto incómodos como embarazosos. Las personas que roncan tienen sensación de sequedad en la garganta a levantarse, además, esto supone un suplicio para sus parejas. Más aún si el que duerme con un roncador no es su pareja, sino un compañero de habitación.

Según datos de la web stopronquidos.com, el 45% de las personas reconoce roncar habitualmente, y el 30% de manera esporádica. Dentro de este grupo de población, hay tres tipos de roncadores: de nariz, de boca y de lengua.

Tiras nasales

En el caso de los roncadores de nariz, el sonido se produce por una obstrucción de las fosas nasales. Para comprobar si ese es el caso, se debe cerrar la boca, tapar un agujero y respirar profundamente. Si durante este proceso, con alguna de las dos fosas nasales taponadas, el paciente nota dificultad al tomar aire, su ronquido se debe a este motivo.

La solución para dejar de roncar puede pasar por utilizar tiras nasales. Estos productos, que se pueden comprar en cualquier farmacia o supermercado, estiran la nariz para permitir el paso del mayor aire posible al respirar.

Cinta 'sujetamentón'

El órganos que más frecuentemente provoca ronquidos en un sujeto es la boca. Se produce debido a la relajación de los músculos de la cara durante el sueño, lo que produce una apertura bucal. Puede verse agravado por el tabaco, el alcohol, una comida pesada antes de irse a dormir o el sobrepeso.

Para evitar este tipo de ronquidos, los médicos recomiendan usar una cinta que sujete el mentón y mantenga la boca cerrada -también llamadas correas antironquidos-, no dormir boca arriba, evitar los productos citados anteriormente y también reducir el peso en caso de obesidad.

Ferula dental

La tercera de las razones posibles para que una persona ronque es la vibración de la lengua. Para comprobar si esta es la razón, se debe cerrar la boca e intentar hacer el sonido del ronquido. Si al repetir esto sacando un trozo de la lengua fuera de la boca el sonido disminuye, lo más probable es que el ronquido se deba a esto.

Para solucionarlo, según explica el investigador británico de la Universidad de Hertfordshire Richard Wiseman, autor del libro Escuela nocturna (RBA, 2015), es recomendable utilizar "un aparato para adelantar la mandíbula. Es una funda de plástico de las encías hecha a medida para que encaje bien en la boca, empuje la mandíbula hacia delante y aumente el espacio en la parte posterior de la garganta".

Es lo que se conoce como férula dental y, según los expertos, es muy importante que ésta la fabrique un protésico dental especializado, tras las indicaciones de un odontólogo con garantías. En internet se venden muchos de estos productos de uso generalizado, cuya eficacia no está validada. 

Respirador artificial

La enfermedad de la apnea del sueño está muy relacionada con los ronquidos. No quiere decir que todas las personas que roncan padezcan esta enfermedad, pero todos los pacientes que presentan esta patología roncan muy fuerte, ya que se produce por una obstaculización de las vías respiratorias.

Los enfermos de apnea tienen pausas en su respiración de segundos o incluso minutos mientras duermen, para después volver a respirar con un fuerte ronquido o un sonido similar al del atragantamiento. Además, tienen respiraciones superficiales durante el descanso. Esto provoca que durante el día se encuentren somnolientos y cansados.

Este cuadro afecta en España a entre el cuatro y el nueve por ciento de la población, aunque solamente el 15-20% de los afectados está diagnosticado. Para llevar a cabo el diagnóstico de la enfermedad, se debe hacer un examen del sueño con el paciente duerme una noche en el hospital.

Una vez que se diagnostica, a algunos de los enfermos se les recomienda utilizar un respirador. Mediante unos tubos que se introducen a la nariz, el aparato facilita la respiración y elimina los ronquidos y los parones en el sueño. El tipo más común es un aparato de presión positiva continua en las vías respiratorias o CPAP, por sus siglas en inglés.