Filete de pescado rebozado elaborado en laboratorio por BlueNalu.

Filete de pescado rebozado elaborado en laboratorio por BlueNalu.

Nutrición Tecnologías de la alimentación

Éste es el único pescado que puedes comer que no es de mar, de río o de piscifactoría

Se puede comer rebozado, marinado o al vapor, y para elaborar este filete de pescado no ha hecho falta matar a ningún pez.

Noticias relacionadas

Siguiendo la línea de algunas novedosas empresas alimentarias que tratan de elaborar la mejor "carne de laboratorio", una nueva startup tecnológica ubicada en San Diego (Estados Unidos) ha ido un poco más allá y ha logrado crear un filete de pescado artificial cultivado íntegramente en laboratorio.

Se llama BlueNalu, y la pequeña empresa apenas lleva 2 años trabajando en el nuevo hito científico: crear pescado a base de carne y grasa extraídas de un pez real, el jurel yellowtail, que crece mediante cultivos celulares de laboratorio.

El anuncio tuvo lugar recientemente en la Bahía de San Diego, donde el chef de BlueNalu preparó tacos y poke de este tipo de pescado para los asistentes a la conferencia, según relata el medio local norteamericano The San Diego Union Tribune.

El chef de BlueNalu friendo tacos de pescado creado en laboratorio.

El chef de BlueNalu friendo tacos de pescado creado en laboratorio. BlueNalu.

De cultivo celular a pescado real

Como ya ha ocurrido en los últimos años con las diversas empresas que han intentado fabricar carne de laboratorio, en este caso la creación de pescado de cola amarilla ha seguido un proceso similar. La empresa BlueNalu ha buscado crear filetes de pescado reales respetando las preocupaciones éticas vinculadas a la sobrepesca y el respeto al bienestar animal, las cuales se evitarían gracias a su nuevo producto.

De hecho, aunque para algunos pueda resultar un "proceso antinatural" como sugieren los mismos fundadores de la empresa, ya existen en el mercado productos muy típicos que requieren del uso de cultivos de células en laboratorio, como el yogur griego por ejemplo.

Tampoco es el primer producto de estas características, en el que se elabora pescado o marisco mediante técnicas de laboratorio. Otras empresas como Wild Type (San Francisco) ya había elaborado productos como salmón cultivado en laboratorio. Sin embargo, lo que hace diferente a BlueNalu es la capacidad de soportar diferentes métodos de cocción; el anteriormente mencionado salmón de Wild Type se deshace a altas temperaturas.

En este caso, los medallones de jurel de la nueva startup pueden recibir calor directo, cocinarse al vapor, freírse, marinarse o prepararlos en estado bruto, según el CEO de BlueNalu, Lou Cooperhouse. De hecho, el mismo directivo afirma que ninguna otra empresa en el mundo ha podido demostrar tal rendimiento en un producto de marisco o pescado cultivado en el laboratorio hasta ahora.

Por otro lado, cabe destacar el desafío al que se enfrentan BlueNalu y otras compañías similares: crear el producto a gran escala y en grandes lotes. Conseguir cantidad, pero manteniendo la calidad del producto.

Cuando comenzó su andadura la compañía, los conocimientos respecto a la creación de cultivos celulares musculares de pescado a largo plazo eran escasos, y no existía un protocolo de cultivo celular confiable al respecto.

Las células musculares son mezcladas a continuación con un líquido nutritivo llamado 'bio-tinta' y los filetes son imprimidos en 3-D. Crear un producto de este tipo sin llevar a cabo modificaciones genéticas fue algo complejo, según los fundadores de la compañía, pero sigue pendiente el siguiente paso: aumentar la producción a gran escala.

Por el momento, los planes futuros de BlueNalu serán lanzar productos de prueba de su pescado de laboratorio durante los dos próximos años, no solo de pescado de cola amarilla, sino de otros tipos como el mahi mahi o el pargo rojo. Y, además, intentarán aumentar el volumen de producción de todos ellos durante este tiempo.