Una persona mide un sandwich vegetal con un calibre.

Una persona mide un sandwich vegetal con un calibre. Pixabay

Nutrición El 'súper' nuestro de cada día

Radiografía de los sándwiches de máquina: ni saludables ni naturales

La gran mayoría de los sándwiches envasados están elaborados con productos ultraprocesados que perjudican nuestra salud.

Los sándwiches envasados se han convertido en un producto indispensable en las máquinas de vending desde hace años y ejercen de salvavidas para aquellos seres hambrientos que huyen de los snacks porque consideran que engordan. Pero la realidad es que la amplia mayoría de los sandwiches envasados son alimentos ultraprocesados elaborados casi siempre con pan industrial con harinas refinadas, queso que no es queso, jamón york que no es jamón, azúcares y salsas de todo tipo. 

El 'súper' nuestro de cada día: Sándwich de máquina

Si echamos un vistazo a un sándwich vegetal comercializado en un supermercado, basta con ir a la etiqueta para comprobar que se trata de un producto que está hecho con pan elaborado con harina refinada de trigo (50%), salsa rosa (15%), tomate (13%), queso edam (7,5%), fiambre de magro (7,5%), y lechuga (7%). Es decir, que el contenido "vegetal" del tipo de sándwich a priori más saludable no llega al 20% siquiera del producto.

Un sándwich no puede ser una opción saludable desde el mismo momento en el que el 50% del producto es un pan de molde industrial hecho a base de harinas refinadas, explicábamos en este artículo de EL ESPAÑOL. Sin embargo que este alimento, elaborado con pan integral de verdad, con lechuga, tomate y los ingredientes correctos, sí puede ser una alternativa cómoda y saludable.

[Más información: La gran mentira del sándwich vegetal: el mito del emparedado saludable].