Una cucaracha realmente asquerosa.

Una cucaracha realmente asquerosa. Flickr

Ciencia Casos inéditos

El extraño caso de la mujer a la que extrajeron una cucaracha del oído

Algunos insectos buscan nuevos hábitats en el interior de los seres humanos a través de los distintos orificios del cuerpo. 

Los casos de insectos que acaban buscando un nuevo hábitat en el interior de conductos humanos no es demasiado raro, aunque siempre suele sonar asqueroso. Este tipo de situaciones molestas suelen suceder en niños, sobre todo cuando realizan excursiones a campo abierto o montaña, y se pierden de vista del control de un adulto. Sin embargo, en algunas ocasiones, también les suceden a los adultos.

Ese fue el caso de Katie Holley, una ciudadana de Florida (Estados Unidos), la cual se despertó una mañana con una sensación extraña en su oído, similar a "un trozo de hielo", según su propio testimonio publicado en el portal Self. Aunque inicialmente su marido intentó extraer el posible cuerpo extraño de su conducto auditivo izquierdo, ante la falta de éxito, decidieron acudir a urgencias, donde se confirmaron sus sospechas: había un insecto en el oído de Katie, concretamente una cucaracha.

Cabe destacar que este no es el primer ni único caso catalogado de insectos que acaban buscando un nuevo hábitat en el interior de seres humanos, ya sea entrando por los oídos o por otros conductos más desagradables si cabe. Según un caso publicado en 2014 en el New England Journal of Medicine, una mujer de 48 años de edad con un dolor de oído similar al de Katie tuvo que acudir al médico, donde se le detectaron varias larvas de mosca de la fruta en el interior de su conducto auditivo.

En el caso de Katie, su médico mató a la cucaracha con lidocaína, un anestésico local, y posteriormente logró extraerla con unas pinzas. Sin embargo, durante los días siguientes, Katie continuó con dolor de oído y problemas de audición, por lo que decidió volver a su médico nueve días después. Para su desgracia, aún quedaban partes de la cucaracha en su oído, incluyendo toda la cabeza de la misma.

Aunque encontrar diversos tipos de insectos en los oídos humanos no es descabellado, no es algo tan común como para preocuparse en exceso por este problema, siendo los más comunes pequeñas arañas, garrapatas o mosquitos por mera cuestión de tamaño.

De hecho, un pequeño estudio llevado a cabo en 2006 intentó cuantificar cuántas consultas de este tipo de producían a lo largo de dos años en el Hospital Tygerberg de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, llegando a catalogar la eliminación de hasta 23 insectos extraídos de los oídos de varios pacientes, incluyendo tres escarabajos, ocho moscas y diez cucarachas alemanas.

Por su parte, además del caso de la mujer con las moscas de la fruta en el interior de su oído, existen otras publicaciones médicas al respecto. Por ejemplo, el caso de un hombre de Taiwán al cual se le detectaron ácaros en sus oídos u otocariasis, una dolencia que no solo se limita a describir este tipo de insectos en el interior de un oído, sino también a otros como garrapatas.

En caso de sospechar que se sufre una situación de estas características, la mejor opción siempre es solicitar ayuda médica.