Región

Cooperación transfronteriza en emergencias y catástrofes, la unión hace la fuerza

28 septiembre, 2019 13:50

Para dar respuesta a los diversos accidentes que se producen en la práctica de deportes de montaña, que cada día son más populares y, por tanto, más practicados y, sobre todo, la escalada e incluso el moderno trekking -que consiste en recorrer de forma autónoma, a pie, paisajes aislados con dificultades- los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado así como los diversos Servicios de Emergencias, deben practicar para que cuando ocurran estos accidentes y emergencias puedan dar respuesta de manera adecuada a los ciudadanos.

Desde esta óptica, y en el ámbito del proyecto Asistencia Recíproca Inter-regional en Emergencias y Riesgos Transfronterizos (ARIEM+), confinanciado por la Unión Europea, con vista al desarrollo de la cooperación bilateral entre Portugal y España, en particular, como respuesta transfronteriza en castástrofes, tuvo lugar, este pasado miércoles, el evento ‘Mountain Rescue – Mogadouro 2019’, organizado por la Guarda Nacional Republicana, a través del Grupo de Intervención de Protección y Socorro (GIPS), en la localidad de Bruçó (Mogadouro), concretamente en las fallas del embalse de Aldeadávila en la orilla portuguesa, así como en el propio embalse en labores subacuáticas.

Este ejercicio tuvo un carácter inédito, por cuanto, en los últimos años, periodo de mayor énfasis en esta área de intervención operacional, se constituye como el primer ejercicio de esta naturaleza, involucrando fuerzas internacionales, siendo organizado y realizado en Portugal, como entidad gubernamental. Aún restan otros a corto plazo que se realizarán en los parajes de Puebla de Sanabria (Zamora) y en El Maíllo (Salamanca) relacionados con emergencias en incendios forestales.

Rescate en las fallas del Embalse de Aldeadávila

La zona donde discurrió el ejercicio, se incluye en el pleno Parque Natural del Duero Internacional, calificado como Patrimonio Mundial de la UNESCO. La zona es conocida por sus famosos arribes y fallas abruptas que separan el planalto mirandés del territorio español, características únicas, que hacen a estos parajes ser muy solicitados para la realización de diversos deportes de Naturaleza y Turismo Activo de alto riesgo. Recordar, en este aspecto, el accidente que tuvo un escalador portugués que se fracturó una pierna cuando escalaba las fayas del lado español, siendo evacuado por los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil.

Bajo el escenario de respuesta a dos accidentes ocurridos en la práctica de escalada en grandes paredes y de la práctica del excursionismo, que ocurrieron en el mismo tiempo, las fuerzas activadas, cooperaron entre sí en las acciones de búsqueda y rescate en montaña y en medio acuático, empleando sus mejores medios propios, para rescatar a las víctimas que resultaran de los mismos. Participaron en el ejercicio equipos multidisciplinares del GIPS, equips de Bomberos Voluntarios de Mogadouro y bomberos de Lumbrales, equipos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de España y equipos del Servicio de Montaña de la Guardia Civil. Contó también con la colaboración de varias entidades gubernamentales, entre las que destacan la ANEPC, CCDR N, INEM, CIM Alto Minho, Junta de Castilla y León -siendo extraño que no estuviese representada por ningún técnico ni miembro del Servico de Emergencias-, como sí lo hizo la Junta de Galicia con el 112 Agencia Gallega de Emergencias (AXEGA), com también el comandante Igor de la Casa, de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca. Además, contó la colaboración de la Câmara Municipal de Mogadouro, representada toda la jornada por su presidente, Francisco Guimarães, así como el alcalde de Aldeadávila la Ribera, Santiago Hernández, y el presidente de la Freguesía de Brucó, João Possacos.

Rescate en montaña

Este ejerciciio fue planeado para una exigente y compleja respuesta operacional, proporcionando una oportunidad de entrenamiento a las diferentes entidades hispanolusas con responsabilidad en esta área, promoviendo de este modo la adqusición de la necesaria experiencia de coordinación y cooperación, cuando sea activado el mecanismo de cooperacion transfronteriza. La variedad de fuerzas implicadas, inclusive, de los dos países (Portugal y España), es una garantía simultánea a la promoción de la operatividad y conocimiento entre las mismas, fundamental para el desarrollo de la eficencia en situaciones reales.

También tan importante en estos trabajos de cooperación en situaciones de emergencia de alto riesgo es la convivencia que se genera entre los diversos participantes. Es una jornada de amistad y conocimiento de las personas que han de cooperar en situaciones casi límites y de ese conocimiento y amistad, entre ambos lados de la frontera, surge el mejor y más efectivo trabajo en beneficio de la vida de muchos ciudadanos. Trabajos  y relaciones como estos sí se pueden calificar como de verdadera cooperación transfronteriza, ay!