8 momentos que resumen la extensa carrera televisiva de Concha Velasco

8 momentos que resumen la extensa carrera televisiva de Concha Velasco

Bluper TELEVISIÓN

8 momentos que resumen la extensa carrera televisiva de Concha Velasco

22 septiembre, 2021 02:30

Noticias relacionadas

Uno de los personajes del momento dará esta noche una entrevista en La 1. Concha Velasco, que se retira de los escenarios tras una extensa carrera, será la protagonista de Lazos de sangre, que vuelve tras una pausa de un mes.

Desde la cadena prometen un interesante trayecto a lo largo de su vida, donde hará las paces con su pasado y afrontará los episodios más difíciles y desconocidos de su vida. Seguro que la artista vallisoletana será muy generosa, tal como lo es siempre que se sienta en un plató. Esos mismos platós televisivos en los que ha cantado, ha sido monja, madre de familia, presentadora y todo lo que se propusiese.

Por ello, a continuación, repasamos algunos momentos que resumen su carrera dentro del universo de la televisión.

De ‘Teresa de Jesús’ a ‘Las chicas del cable’

La vallisoletana es una actriz que conoce muy bien la televisión: ha trabajado en el medio desde que la señal llegaba en blanco y negro, y ha continuado en pie de guerra hasta la era de las plataformas, pues fue una de las protagonistas de Las chicas del cable de Netflix.

Ha protagonizado series aclamadas como Herederos (2007, que le valió el premio Iris y el de la Unión de Actores) o Gran Hotel (que en 2012 le sirvió para ganar el Ondas), sin olvidar a Teresa de Jesús, que le hizo ganar el TP de Oro, el Fotogramas de Plata y la Antena de Oro, en 1984. Motivos personales, Compañeros e incluso la olvidada Mamá quiere ser artista son otros de los títulos en los que trabajó en televisión.

Su beso con Miguel Bosé

En Sálvame se utiliza mucho la expresión “remar a favor de obra”, y de eso también sabe mucho Concha Velasco. Ella es capaz de casi cualquier cosa con tal de levantar un espectáculo. Lo mismo da una declaración de esas que te dejan k.o. (como las que esperamos esta noche) que le pide a Miguel Bosé que le dé un beso en los morros tras una actuación en Televisión Española.

Su peculiar dueto con Montserrat Caballé, cantando como gatas

Concha es quizá la artista más parecida que hemos tenido en España a Raffaella Carrá: canta, baila, presenta, actúa. Como vocalista en televisión ha interpretado canciones suyas tan conocidas como ‘Mamá quiero ser artista’ o ‘La chica yeyé’. Pero ella nunca ha tenido miedo ni complejos, y a finales de los 80, cuando ejercía de presentadora de Viva el espectáculo se animó a cantar en directo con Montserrat Caballé el tema ‘Duetto buffo di due gatti’, de Rossini.

Tanto se metió en el papel Concha Velasco que hasta sacaba las uñas como una auténtica gata, lo que provocaba las risas del público, entre el que se encontraba Rocío Jurado.

 

Su marcha de ‘Tiempo al tiempo’ para recuperar una noble amistad

Durante su amplia carrera, la Velasco ha hecho programas de televisión de todo tipo. Concursos familiares como Queridos padres, formatos de variedades como Viva el espectáculo y Querida Concha, e incluso, se adelantó a María Teresa Campos y ¡Qué tiempo tan feliz! con Tiempo al tiempo, en Televisión Española.

De tinte nostálgico en un principio, se estrenó en el año 2001 con celebridades como Romina Power y el doblador de cucharas Uri Geller, pero poco a poco se abrió a otro tipo de personajes e incluso abrazó la prensa rosa. Así, por ejemplo, le vimos llorar de la risa mientras Cañita Brava cantaba un tema y Pozí se marcaba un baile improvisado.

El programa acabó en 2002, según la versión oficial, porque “su formato no es el adecuado para una televisión pública” y porque el ente público no compartía los cambios que había ido introduciendo Producciones 52 en el magacín, que cada vez era más rosa. Sin embargo, años después, Cocha Velasco diría que ella dejó el programa porque la Duquesa de Alba, que era su amiga, dejó de hablarle por cómo habían tratado su imagen en el programa. Cuando Tiempo al tiempo acabó ambas retomaron su amistad.

La leyenda urbana de Ricky Martin en 'Sorpresa, sorpresa' fue “una estrategia comercial”, según Gracia Olayo

La leyenda urbana de Ricky Martin en 'Sorpresa, sorpresa' fue “una estrategia comercial”, según Gracia Olayo

El bulo de Ricky Martin en ‘Sorpresa, sorpresa’

De las labores como presentadora de Concha Velasco quizá la etapa más recordada sea la de Sorpresa, sorpresa. Tuvo el gran reto de sustituir a Isabel Gemio en dicho formato, pero lo último que imaginaba era tener que explicar el “incidente”, como ella misma lo clasificó, con Ricky Martin de protagonista.

En 1999, un rumor corrió como la pólvora por toda España: Ricky Martin en Sorpresa, sorpresa había intentado sorprender a una fan, escondiéndose en el armario. La admiradora llegaba a casa, se desnuda en su dormitorio, y tras huntarse mermelada en su entrepierna llama a su perro, también de nombre Ricky, para que lo lama, mientras el cantante contempla atónito la escena.

Todo fue una leyenda urbana que corrió como la pólvora, incluso la Fiscalía de Menores investigó al respecto. En el siguiente programa, Concha Velasco tuviese que desmentirlo: “Hemos sido víctimas de un bulo. Nos han atacado en una especie de locura colectiva. Un ataque en el que se hablaba de algo que nunca ocurrió y de protagonistas que nunca han existido. Todo es mentira”, aseguró.

En una entrevista reciente, Gracia Olayo, que era colaboradora del programa, dijo que aquel bulo “se lo inventó” alguien del programa, “y no te voy a decir la persona, para no darle más publicidad al tema”, y así levantar las audiencias. “Fue una estrategia comercial, pero bueno, es mi opinión. Nadie demostró nada”, añade la artista.

Su dardo a Lina Morgan en ‘Cine de Barrio’

Desde 2011 y hasta el pasado 2020 Concha Velasco presentaba Cine de Barrio, en Televisión Española. La elección era francamente buena, pues su currículo en el séptimo arte también era de lo más extenso.

Concha daba pasos a las películas, hacía entrevistas, y en alguna ocasión, hasta lanzaba algún dardo sutil a quien declinaba su invitación. En 2012 dejó a muchos con la boca abierta cuando dijo en la emisión de Soltera y madre en la vida: “La película que van a ver ustedes luego está protagonizada por Lina Morgan, que una vez más no ha podido estar esta tarde en Cine de Barrio. Querida Lina, como eres, espero que vayas a verme cuando estrene en La Latina, Yo lo que quiero es bailar. Aunque ya no sea tu teatro, tienes ahí un palco fijo. Eh, ¿guapa? Venga…¡Qué te espero!”.

La actriz Concha Velasco.

La actriz Concha Velasco.

Una artista capaz de vender cualquier producto

Como tantas celebridades, Concha Velasco se ha colado muchísimas veces en nuestros hogares para vendernos un producto determinado. Ha anunciado planchas, colonias, la celebración del 12 de octubre, bancos, rentas vitalicias y cualquier cosa que le hayan ofrecido.

Quizá el caso más interesante fue cuando anunció unas compresas para pérdidas de orina. Concha Velasco dio dignidad a la madurez, al reconocer que, como toda hija de vecina, va sufriendo pérdidas con el paso de los de los años. De un plumazo rompió con la imagen de las actrices que intentan proyectar juventud perpetua. No obstante, reconoció tiempo después en El Hormiguero que le daba coraje que se refiriesen a ella como “la de las pérdidas”. Y matizó que “justo cuando lo dejé de anunciar es cuando lo necesitaba”.

Su vulnerabilidad en entrevistas

Por último, destacaremos la generosidad de Concha Velasco al conceder entrevistas, que seguro que queda patente de nuevo esta noche. Seguro que se abre en canal y te cuenta sus problemas de dinero, o sus sueños frustrados (como el de protagonizar La Bruja Novata en el teatro, una espinita que siempre tuvo clavada).

En el pasado, se sumó al movimiento #MeToo al narrar en un Deluxe que un producto mexicano se intentó aprovechar de ella, narró un intento de suicidio en ese mismo programa después de ver una entrevista de su exmarido Paco Marsó diciendo cosas duras de su relación, ha reflexionado sobre el paso del tiempo a menudo, y en definitiva, se ha mostrado una mujer vulnerable, que baja la barrera del personaje para mostrar la persona que hay detrás.