Todo lo que María Teresa Campos ha hecho en televisión (y la cosa que nunca le veremos hacer)

Todo lo que María Teresa Campos ha hecho en televisión (y la cosa que nunca le veremos hacer)

Bluper TELEVISIÓN

Todo lo que María Teresa Campos ha hecho en televisión (y la cosa que nunca le veremos hacer)

27 julio, 2021 08:12

Noticias relacionadas

Tras María Jiménez, esta semana le toca el turno a María Teresa Campos. Y es que la comunicadora será la protagonista de la nueva entrega de Lazos de sangre en La 1, programa en el que se repasará toda su vida, desde que comenzase en el periodismo radiofónico hasta convertirse en un referente de nuestra televisión.

María Teresa Campos hablará de su papel de madre, de cómo sacó adelante a Carmen Borrego y Terelu Campos sin una figura paterna, y de cómo ha encadenado algunas decepciones en el ámbito del amor. Aunque quizá uno de los puntos más llamativos de Lazos de sangre es que María Teresa hablará de “una vida marcada por una dura enfermedad que relata sin tapujos y como nunca lo ha hecho”.

Hay que destacar que en la sinopsis en la página web del programa se indica que María Teresa regresará a la que fue su casa televisiva “tras 25 años sin aparecer en TVE”, aunque sabemos que esto es incorrecto. A inicios de este mismo año, sin ir más lejos, la Campos apareció en La noche D, el programa que Dani Rovira presentó con una audiencia más o menos fiel.

¿Qué le falta por hacer a María Teresa Campos en nuestra televisión?

Tras su primera etapa en la radio, María Teresa Campos da el salto a Madrid en los años 80. En 1981 comienza a colaborar en televisión en el programa Esta noche, que presenta Carmen Maura; así, este 2021 María Teresa Campos ha cumplido 40 años ligada a la pequeña pantalla.

A continuación, llegarían La tarde, Por la mañana, o sobre todo, Pasa la vida, el magacín matinal que encabezó entre 191 y 1996. El resto es bien conocido por todos. En pleno éxito se traslada a Telecinco y presenta Día a día entre 1996 y 2004; salta a Antena 3 con más sombras que luces, y luego regresa a Telecinco, para estar al frente de La mirada crítica primero, y para presentar el magacín nostálgico ¡Qué tiempo tan feliz! después.

En estas cuatro décadas la Campos ha hecho de todo en televisión. Ha estado ligada a la actualidad política, ya sea en La mirada crítica o en cualquiera de sus magacines. Ha tratado el mundo del corazón, desde el más selecto hasta el que algunos consideran más casposo. Lo mismo ha entrevistado a Carmen Martínez Bordiú que a Tony Genil. Charló con Macauly Culkin siendo un crío en plena promoción de Solo en casa, con altos mandatarios políticos, y también ha llevado a su plató a Tamara y a Loly Álvarez para que demuestren cuál es la verdadera intérprete del ‘No cambié’.

Durante su andadura en Día a día, en Telecinco, María Teresa Campos se dedicó, como otros espacios de la cadena, a hablar de los realities del momento, como Gran Hermano. De su mano debutó una joven Belén Rodríguez, que pronto se hizo experta en este tipo de contenidos, perfil que todavía sigue explotando. Incluso fichó a algunos grandes hermanos como Iván Armesto o Israel Pita como colaboradores de su programa.

Todo cambió, sin embargo, en 2002, con la cuarta edición, aquella en la que Sonia Arenas fue la primera expulsada. La azafata reveló, al salir de la casa donde todo se ve y se oye, que había tenido un romance con Bertín Osborne.

María Teresa se posicionó del lado del cantante, y lo entrevistó para defenderse. Bertín, muy duro, dijo que Sonia debía ir al psiquiatra, y María Teresa Campos pidió que no se diese cabida en televisión a personajes como Sonia. Cuando la gran hermana fichó por A tu lado, la Campos rechazó seguir dando cobertura a Gran Hermano en el programa que dirigía y presentaba por cuestiones de “dignidad”.

Lo que no se esperaba en su etapa como reina de las mañanas es que un día las cosas se diesen la vuelta por completo. Tanto, como para que ella comenzase a centrar las noticias de corazón, ya sea por noviazgos como el que ha tenido con Edmundo Arrocet o por la situación económica de sus hijas.

Del mismo modo, María Teresa Campos (y familia) acabaron sumergidas por completo en el mundo de los realities. Nadie puede olvidar Las Campos, programa que comenzó como un diario cotidiano de María Teresa y Terelu y que acabó como una fantasía en el que madre e hijas se iban a Nueva York para disfrazarse de Marilyn Monroe o Audrey Hepburn.

Hay que reconocer que ver a María Teresa Campos emulando a la actriz de Desayunos con diamantes frente al escaparate de la emblemática joyería Tiffany fue una delicia. Aunque tampoco sorprendió del todo, pues la malagueña ya nos había demostrado muchas veces con anterioridad que ella es una mujer 360, que diría Paquita Salas. Que presenta política y entretenimiento, pero que también disfruta del espectáculo.

Más de una vez se arrancaba a cantar en sus programas, ya fuese por el fin de temporada o porque llegaba la Navidad. Ella interpretaba la sintonía de su programa Pasa la vida, e incluso llegó a editar, hace no tanto, un álbum de duetos junto a su entonces pareja Edmundo Arrocet.

Del mismo modo, también es patente que María Teresa Campos siempre ha disfrutado haciendo sus pinitos como actriz. En sus programas matinales hacía teatrillos junto a Paco Valladares, Terelu Campos o incluso junto a Rocío Carrasco, en una sección llamada El tendedero.

Lo único que parece que no veremos hacer en María Teresa Campos en televisión es despedirse. La comunicadora no tiene ganas de acogerse a la jubilación, lo declara por activa y por pasiva. Por querer, la Campos todavía sueña con su propio programa. Telecinco le dio una oportunidad con La Campos Móvil, que fue un tropezón en su único día de emisión.

Este mismo fin de semana, Terelu Campos hablaba en Viva la vida de las ganas de trabajar que tiene su progenitora. Que incluso se ha propuesto ella misma para ir a Viva la vida como colaboradora mientras Terelu se toma unas vacaciones, dado que pasará agosto en Madrid. Un guante que no fue recogido con demasiada ilusión por el programa. “Me dice la dirección que Teresa tiene mucho nivel para sustituirte” fue lo único que dijo Emma García, la presentadora de Viva la vida.